viernes. 31.05.2024
imagen
imagen
Imagen de la celebración del juicio
Imagen de la celebración del juicio

Impactante suceso en Andalucía, concretamente en la provincia de Jaén, donde un hombre ha acabado arrancando parte de la oreja al maltratador de su hija, acción por la que deberá enfrentarse a la acción de la justicia y a la correspondiente condena.

La información a la que ha tenido acceso este periódico detalla que un hombre de 67 años se enfrenta a un año y medio de cárcel por arrancar de un mordisco un cuarto de la oreja del maltratador de su hija. Todo ocurrió tras presenciar cómo su exyerno agredía y amenazaba de muerte a su hija en presencia de las dos hijas pequeñas de la pareja. Además de la pena de cárcel, este hombre se enfrenta a ser condenado a indemnizar a su exyerno en cerca de 20.000 euros por los daños ocasionados.

La Audiencia Provincial de Jaén
La Audiencia Provincial de Jaén

En este sentido conviene aclarar que el relato de los hechos no sitúa en el momento en el que el acusado al llegar a la casa de su hija vio como la expareja sentimental de su hija la insultaba, y la agredía, al tiempo que le gritaba que la iba a matar creándole la lógica situación de pánico.

Temor por la integridad de su hija

El escrito constata que "al temer por la integridad de su hija se lanzó de manera desproporcionada, mordiéndole en la oreja con tal brutalidad que le arrancó un 25 por ciento de la misma" tras desatar toda su ira acumulada.

Durante la celebración del juicio ha confesado que al entrar en la casa apresurado por escuchar gritar a su hija y a su expareja diciéndole que la iba a matar, el agresor se abalanzó sobre él y lo tiró al suelo donde comenzó a darle puñetazos en la sien. También ha declarado no recordar haber mordido su oreja.

Hasta 55 días tardó en curar el agredido y le ha quedado como secuela la pérdida parcial del pabellón auricular derecho. Es por ello por lo que el Ministerio Fiscal le acusa al padre de un delito de lesiones con deformidad con el eximente incompleto de legítima defensa por considerar que los medios empleados fueron totalmente fuera de lugar.

La Fiscalía le reclama que indemnice a la expareja de su hija en 3.850 euros por los días que estuvo impedido y en otros 16.000 euros por las secuelas estéticas producidas por la pérdida de parte del pabellón auricular tras el ataque sufrido.

Relato del agredido

Por otra parte, la expareja de la hija también se ha tenido que sentar en el banquillo acusado de un delito leve de lesiones. Para él, la Fiscalía le reclama el pago de una multa de 600 euros y que indemnice a su exsuegro en 200 euros por los cuatro días que tardó en curarse de los puñetazos que les propinó.

A este respecto ha asegurado que "parecía un pitbull enganchado a mi oreja", ha dicho el exyerno, que ha mantenido que fue el padre de su expareja, y también acusado en la causa, el que se "tiró" hacia él. "Tuve que defenderme".

Finalmente hay que añadir que en lo que respecta a la agresión a la mujer ya fue sentenciada en su día por el Juzgado de Violencia de Género que condenó a la expareja por un delito de maltrato ocasional a 48 días de trabajos en beneficio de la comunidad, además de penas de prohibición de acercarse y comunicarse, así como la prohibición de tenencia de armas.

Arranca parte de la oreja al maltratador de su hija en Jaén: Esta es la condena que le...