martes 24/5/22
26 detenidos por estafas telefónicas vía SMS en Jaén y Lleida
26 detenidos por estafas telefónicas vía SMS en Jaén y Lleida

Las estafas telefónicas continúan estando a la orden del día. Y la persecución contra las mismas sigue dando buenos frutos. Es lo que ha ocurrido en Jaén y Lleida donde han sido detenidas hasta 26 personas que se dedicaban a estas prácticas delictivas.

Según la información que ha trascendido a este periódico, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría de Jaén, junto al Grupo de Crimen Organizado de la Comisaría de Lleida, han detenido a 26 personas como presuntos miembros de una organización criminal que se dedicaba a estafas telefónicas conocidas como vishing y smsing. Había hasta 31 denuncias interpuestas.

La Comisaría de Jaén ha dirigido las operaciones
La Comisaría de Jaén ha dirigido las operaciones

En este sentido, el origen de la investigación comenzó tras las numerosas denuncias interpuestas en todo el territorio nacional, muy especialmente en Jaén. Todas coincidían en el mismo patrón por lo que la UDEF de Jaén inició una investigación que les llevó a dos localidades de la provincia de Lleida. Los agentes pudieron comprobar que los supuestos cabecillas captaban a otras personas que abrían cuentas corrientes para la recepción del dinero estafado.

Empleado de entidades bancarias

A través de las denuncias, las víctimas manifestaban cómo alguien desconocido se hacía pasar por empleado de sus entidades bancarias solicitando una serie de datos personales y credenciales de acceso de la banca online. Posteriormente descubrían una serie de transferencias que no habían realizado.

El modus operandi era a través del envío de sms así como llamadas telefónicas haciéndose pasar por empleados de banca. Tantos los mensajes como las llamadas telefónicas las realizaban mediante programas informáticos que enmascaraban los números telefónicos reales, apareciendo en los terminales telefónicos de las víctimas el número auténtico de los bancos.

Es por ello que los estafados confiaban en que la llamada era de su banco y facilitaban todo tipo de datos personales y sus credenciales bancarias. Una vez que accedían a las claves de acceso, los arrestados presuntamente realizaban transferencias bancarias desde las cuentas de sus víctimas hasta otras cuentas que habían sido aperturadas por la organización en España y Lituania.

Complejo entramado delictivo

En este sentido, el trabajo de investigación sirvió para determinar que los cabecillas de la organización se valían de un complejo entramado constituido por diferentes personas a sueldo que se encargaban de captar a otras personas.

Finalmente, hay que añadir que la documentación le servía a la organización para la apertura de cuentas corrientes en entidades bancarias donde era ingresado el dinero estafado, remitiendo esta información a los principales responsables que se hacían con el control absoluto de las cuentas y el dinero.

26 detenidos por estafas telefónicas vía SMS en Jaén y Lleida