lunes. 15.07.2024
Imagen de la celebración de la vista
Imagen de la celebración de la vista

Nuevo episodio de ataque contra la libertad sexual. En este caso ha tenido lugar en la provincia de Jaén donde un padre ha sido acusado de abusar de propia hija cuando era menor de edad. Sin embargo, la justicia al final le ha absuelto de los cargos.

De esta manera, la Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha absuelto al hombre, de 61 años, que fue juzgado tras ser acusado de violar y maltratar a su propia hija cuando la menor contaba entre 14 y 15 años de edad concretamente.

Fachada de la Audiencia Provincial de Jaén
Fachada de la Audiencia Provincial de Jaén

En este sentido conviene referir que el tribunal considera en su sentencia, a través del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que "no han quedado acreditados los hechos objeto de denuncia" por lo que no se aplica ningún tipo de pena.

Le reclamaban 13 años de prisión

En relación a estos hechos, el Ministerio Fiscal le reclamaba 13 años de prisión como presunto autor de los delitos de abusos sexuales continuados con penetración y maltrato habitual. Todo ocurrió durante los veranos de 2020 y 2021 cuando la menor se encontraba en el domicilio familiar y el padre accedió entre "siete u ocho ocasiones" a la habitación de la menor donde la violó.

Asimismo sobre el delito de agresión sexual, el tribunal concluye que el testimonio de la víctima no reúne "la aptitud suficiente" para "destruir la presunción de inocencia del acusado". En lo que respecta a los malos tratos, recoge la sentencia que "es cierto" que el acusado fue condenado en sentencia por un episodio de violencia de género hacia su esposa, imponiéndole la pena de 30 días de trabajos en beneficio de la Comunidad.

Por otra parte indicar que durante la vista celebrada el pasado 15 de febrero, el padre negó los hechos y mantuvo que la propia menor, que residía en un centro de protección de menores, lo denunció en 2022 y lo hizo por "rencor". 

Orden de alejamiento

La madre de la menor, que en 2020 no residía con el acusado por estar en vigor una orden de alejamiento por una denuncia por violencia de género, también declaró que su hija actuó por "rencor" después de que la descubrieran grabando un vídeo y le intervinieran el teléfono móvil.

En el caso de la menor, a la que le falta un mes para alcanzar la mayoría de edad, declaró en el juicio por videoconferencia. Su estado de ansiedad llevó al tribunal a tener que hacer un receso durante la vista, pero en su declaración se ratificó en todos los extremos. Finalmente, hay que añadir que La sentencia no es firme y se puede recurrir en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Un padre abusa de propia hija menor de edad en Jaén: Este es el motivo por el que queda...