domingo. 07.08.2022

La soledad se agrava por la pérdida de la red social de amigos

El riesgo de aislamiento social es más alto en hombres que en mujeres

Durante el pasado año, el proyecto Siempre acompañados realizó una encuesta para estudiar la red social de las personas mayores y profundizar en el fenómeno de la soledad en los 8 municipios en los que se desarrolla el programa, con una muestra de 1.688 individuos.

Uno de los resultados más relevantes es que existe un elevado riesgo de aislamiento en todas las edades, pero es especialmente evidente en las personas mayores (de 65 a 79 años) y muy mayores (más de 80 años) por la disminución de su red social de amigos. Este riesgo es tres veces superior al riesgo de aislamiento por falta de red familiar, que sigue aportando apoyo a los individuos.

Asimismo, la encuesta indica que el riesgo de aislamiento social es más alto en hombres (donde aumenta desde los 40 años) que en mujeres (donde crece más a partir de los 65 años) e incide más en las personas con un nivel educativo más bajo.

La soledad se mide a partir de dos conceptos: la soledad social, que se refiere al sentimiento de pertenencia a un grupo, y la soledad emocional, que explora los sentimientos de desolación. La intensidad de los sentimientos de soledad emocional aumenta con la edad, especialmente en las personas muy mayores. La soledad social, por el contrario, se mantiene más constante a lo largo del ciclo vital, con variaciones muy reducidas que empeoran al final de la vida.

La soledad se agrava por la pérdida de la red social de amigos