sábado 21/5/22

Un hombre de 82 años pasa casi un día completo en un sillón tras sufrir un infarto

La hija hace un llamamiento en redes sociales para lograr una mejor atención para su padre en el Hospital de Jerez

La falta de camas y recortes de material en el Hospital de Jerez siguen afectando cada vez en la buena atención sanitaria a los jerezanos y jerezanas. El martes a las 18:49 horas, la hija de un usuario del Hospital, Noelia Garcia, mostró su desesperación en Facebook a través de una desgarradora publicación sobre la atención que estaba sufriendo su propio padre tras sufrir un infarto de miocardio.

En la misiva, Noelia pedía ayuda de los internautas, informando: "Este es mi padre, se llama Emilio y tiene 82 años. Lleva desde la 1 de la madrugada sentado en este sillón esperando una cama para ingresar en el Hospital de Jerez después de haber sufrido un infarto de miocardio".

La hija del afectado explicaba que llevaba ya casi "18 horas sentado en una butaca porque ni siquiera hay una camilla para él". Añadía que era el segundo infarto que le daba en menos de un mes y que además padece Alzheimer.

Lamentaba la falta de atención: "Hemos tenido que pedirles a las auxiliares que le cambiaran el pañal porque no lo hacían desde las 9 de la mañana, no sabemos a quién más podemos reclamar o suplicar o lo que sea".

Finalizaba el mensaje pidiendo sólo "un poco de humanidad para él y para muchos más que sufren en sus carnes los recortes silenciosos de la sanidad andaluza". La publicación ha recibido 2.686 me gustas y ha sido compartido más de 13.873 veces en tan sólo unas pocas horas.

Noelia García volvió a escribir en su perfil de facebook a las 7:50 de la mañana del miércoles, esta vez para "agradecer a tantas y tantas personas por las muestras de apoyo y solidaridad que hemos recibido".

Para la hija de Emilio "es muy importante sentir que nuestras conciencias se remueven ante las injusticias, sobre todo en el ámbito de la salud y sobre todo las que se cometen con nuestros mayores, que alguna vez seremos también nosotros mismos".

La ayuda o presión de los internautas a través de Facebook puede que haya surtido efecto, ya que finalmente su padre ha pasado la noche en una cama de observación. "Al menos ha podido descansar y estirar las piernas y estoy segura que habrá sido muy bien atendido por los profesionales que están allí dentro", ha relatado Noelia.

La petición de una mejor atención no finaliza aquí, ya que la hija finaliza su publicación con que "ahora nos queda conseguir una cama en cardiología para que los especialistas determinen cómo ayudarlo en su recuperación. Pero esa es otra batalla pendiente. Esperemos que no sea demasiado larga."

Tras el éxito logrado en redes sociales, García agradece la participación de tantas personas: "Muchísimas gracias a todos de corazón".

Un hombre de 82 años pasa casi un día completo en un sillón tras sufrir un infarto
Comentarios