domingo. 04.12.2022

Tienen que reconstruirle los huesos de la cara tras recibir una paliza de su hijo en Fuengirola

Los agentes encontraron al hombre tirado en la calle y con heridas en la cabeza, después de que el hijo se presentara en su domicilio iniciando una discusión por una herencia
Calle Juan Breva, Fuengirola, Málaga
Tienen que reconstruirle los huesos de la cara tras recibir una paliza de su hijo en Fuengirola

En Fuengirola, Málaga, agentes de la Policía Nacional llevaron a cabo la detención, el pasado día 7 de diciembre, de un hombre de 44 años por, presuntamente, estar implicado en un delito de lesiones contra su padre. Los policías encontraron a un varón tendido en la calle y con heridas sangrantes en la cabeza cuando acudieron al lugar de los hechos. La víctima tuvo que recibir asistencia médica y fue intervenido para reconstruirle los huesos de la cara.

Estos hechos tuvieron lugar en torno a la media noche del pasado día 7 de diciembre. En ese momento, la Sala CIMACC 091 recibió una llamada que alertaba acerca de una pelea entre dos varones. Ante esto, una patrulla acudió a la zona indicada, la calle Juan Breva de la barriada de Los Boliches, en Fuengirola, donde encontraron a un hombre septuagenario tirado en la calle y con varias heridas en la cabeza.

Discutieron por la herencia de un piso

Por su parte, los agentes procedieron a solicitar una ambulancia para su asistencia y preguntaron a varios testigos acerca de los hechos. Estos manifestaron que uno de los hijos de la víctima, que se encontraba en un estado muy agresivo, se habría personado en el domicilio del padre y comenzó una discusión, al parecer ocasionada por desavenencias en la herencia de un piso.

Dentro de la vivienda de esta localidad de Málaga, el anciano habría recibido una serie de golpes por parte de su hijo contra el suelo, que solo puso fin a esto cuando un familiar de la pareja de la víctima logró convencerle para que se fuera del lugar.

Lesiones en pómulos, mandíbula y cráneo

El septuagenario tuvo que ser asistido por los servicios sanitarios, desde los que confirmaron que presentaba lesiones en los pómulos, la mandíbula y el cráneo, teniendo que ser trasladado a un centro hospitalario de la provincia para ser intervenido.

A lo largo de la actuación policial, el supuesto agresor se presentó, de nuevo, en el lugar de los hechos. Sin embargo, esta vez lo hizo para convencer a los agentes de que él era el verdadero perjudicado de los hechos. El hombre, finalmente, fue detenido como presunto responsable de un delito de lesiones y fue puesto a disposición judicial.

Tienen que reconstruirle los huesos de la cara tras recibir una paliza de su hijo en...