viernes. 23.02.2024
Puigdemont y Pedro Sánchez cierran su acuerdo. Vía libre para la investidura de la amnistía
Puigdemont y Pedro Sánchez cierran su acuerdo. Vía libre para la investidura de la amnistía

Se ha hecho esperar más días de los previstos pero, finalmente, se ha rubricado en Bruselas. El PSOE, o mejor dicho Pedro Sánchez, y Junts, o mejor dicho también Puigdemont, han cerrado por fin el acuerdo que da vía libre a la investidura de la amnistía.

Según la información a la que ha tenido acceso este medio, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont comparecerá ante los medios para dar detalles de la negociación del acuerdo, que incluye algunos casos de "lawfare" (judicialización de la política) que implican, según denunció el propio Puigdemont, un "uso estratégico de las leyes para perjudicar a disidentes".

Como requería un momento de esta trascendencia, dirigentes de la cúpula de Junts se han desplazado a Bruselas para acompañar a Puigdemont, entre ellos Jordi Turull, Albert Batet, Josep Rius, David Saldoni o David Torrents, aunque habrá algunas ausencias significativas.

Puigdemont y Pedro Sánchez cierran su acuerdo

Las últimas horas, y muy especialmente la reciente madrugada, han sido claves para poder cerrar este acuerdo para la investidura del actual candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, que solo deberá rubricar en las próximas horas el sí quiero del PNV que se da por hecho.

Las negociaciones han sido largas e intensas, lo que incluso ha provocado que se hayan paralizado en los últimos días hasta que se han vuelto a retomar de forma satisfactoria, todo en medio de un cierto clima de crispación en las calles con protestas en las sedes del PSOE.

Los principales matices se centraban en el objetivo de que la ley no tuviera fisuras y pueda superar el trámite parlamentario y el examen al que previsiblemente la someterá el Tribunal Constitucional al ser una decisión de este calibre.

Condonación de la deuda

La posibilidad de un pacto se aceleró después del acuerdo anunciado entre los socialistas y ERC la semana pasada, que contemplaba una ley de amnistía, la continuidad de la mesa de negociación, el traspaso integral de Rodalies y una condonación de parte del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que corresponde a 15.000 millones de euros.

En ese momento el acuerdo parecía inminente, pero fue entonces cuando Puigdemont convocó a la cúpula y se inició un retroceso. A raíz de este contratiempo, el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, se desplazó hace días hasta Bruselas para intentar cerrar el acuerdo lo antes posible, dado que los socialistas querían celebrar el pleno de investidura a lo largo de la presente semana, algo que, finalmente, no ha ocurrido.

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont

En este sentido, conviene aclarar que todo se ha dilatado hasta hoy jueves, día 9 de noviembre, porque Puigdemont no estaba dispuesto a ceder en determinadas cuestiones, entre las cuales está el hecho de que la amnistía incluyera a los afectados por el caso Volhov, que investiga el presunto desvío de fondos públicos para actividades vinculadas al proceso independentista.

Preocupación en Europa

Asimismo se solicitaba la presencia de un mediador internacional e ir más allá así del verificador acordado entre socialistas y republicanos, con presencia en una mesa de partidos y no en la mesa de negociación entre gobiernos.

Finalmente, en este sentido, hay que reseñar que la propia Unión Europea ya ha expresado su preocupación por la futura ley de amnistía y ha reclamado información detallada de un acuerdo que, sin duda, ha levantado ampollas más allá de nuestras fronteras.

Puigdemont y Pedro Sánchez cierran su acuerdo: Vía libre para la investidura de la...