sábado 4/12/21

Un hombre se vuelve adicto a ingerir clavos y tornillos: Encuentran 1 kilo en su estómago

Un hombre alcohólico intenta superar su adicción comiendo clavos y tornillos para acabar en un hospital operado de urgencia con un kilo de objetos metálicos en Lituania
Un hombre se vuelve adicto a ingerir clavos y tornillos: Encuentran 1 kilo en su estómago
Un hombre se vuelve adicto a ingerir clavos y tornillos: Encuentran 1 kilo en su estómago

Un hombre de Lituania ha tenido que se operado de urgencia en el Hospital Universitario de Klaipėda después de haber ingerido un kilo de clavos y pequeños objetos metálicos. Los profesionales de medicina detectaron mediante una fotografía en radiografía que su estómago albergaba un kilo de clavos que estaban dañando sus tejidos, y todo ello con motivo de abandonar su adicción al alcohol.

El suceso está dando la vuelta al mundo, y como no podía ser de otra manera, ha llegado a España. Un hombre adicto al alcohol comenzó a ingerir en Lituania clavos y objetos metálicos hasta el punto de almacenar más de un kilogramo en su estómago.

Operación quirúrgica

Fue el propio hombre por sí mismo el que decidió acudir al médico pues sentía "un dolor en el estómago". Cuando los profesionales médicos del Hospital Universitario de Klaipėda le realizaron una radiografía para descartar opciones se encontraron de lleno con dicha situación.

Comía clavos para dejar de beber alcohol

Si bien es cierto que la adicción al alcohol es una de las más comunes y sus consecuencias pueden llegar a ser nefasta para la salud, el resto de adicciones también juegan un mal papel, pues cualquiera lleva intrínseca la pérdida consciente del control.

Las adicciones más frecuentes

  • Alcohol
  • Tabaco
  • Café
  • Cannabis

Pero esta sin duda es de las más extrañas. El varón había tomado la decisión de apartar de su vida la bebida pero fue peor el remedio que la enfermedad. Y es que se empeñó en ingerir objetos de metal de hasta 10 cm de largo.

Fue operado de urgencia por los doctores que emplearon más de tres horas para sacarle todos y cada uno de los elementos metálicos ingeridos que le estaban provocando la molestia. El hombre, del que se desconoce la identidad, se encuentra recuperándose en el citado hospital.

Un hombre se vuelve adicto a ingerir clavos y tornillos: Encuentran 1 kilo en su estómago