jueves 28/10/21

Muere de cáncer después de que le dijeran que eran bultos de grasa

Aunque la derivaron de inmediato al oncólogo, la joven neozelandesa tuvo que esperar tres meses para ser atendida por el especialista
Una joven ha muerto de cáncer cuando le disgnosticaron que eran bultos de grasa
Una joven ha muerto de cáncer cuando le disgnosticaron que eran bultos de grasa

Gemma Malins, neozelandesa de 28 años, ha muerto de cáncer después que el médico por dos veces descartara el tumor. Le diagnosticó bultos de grasa en las piernas y pies a pesar de que uno de ellos era del tamaño de una pelota de tenis.

La joven profesora acudió al médico al ver bultos en sus piernas y pies. El doctor no le dio ninguna importancia y le dijo que solo eran bultos de grasa. Gemma Malins, asustada, volvió al médico tres meses después. “Los bultos habían crecido hasta el tamaño de una pelota de tenis. Otro había crecido en mi pecho"

De nuevo, le dieron el mismo diagnóstico – bultos de grasa- y le aseguraron que no podía ser cáncer.

Segunda visita al doctor

Tras mudarse de casa, Malins acudió a un nuevo doctor. Esta vez si le dieron el terrible diagnóstico: melanoma metastásico que “se había extendido por todo el cuerpo”.

Aunque la derivaron de inmediato al oncólogo, la joven neozelandesa tuvo que esperar tres meses para ser atendida por el especialista porque no tenía seguro médico.

Los doctores le dijeron que el cáncer se había extendido por todo el cuerpo, alcanzando el cerebro y los pulmones. Malins logró recaudar dinero a través de una web para financiar un tratamiento privado con inmunoterapia.

Con este tratamiento, los médicos lograron que el cáncer se estabilizara durante un año. En ese tiempo, Brandon su prometido organizó una boda en dos semanas. La pareja siempre había soñado con casarse y tener hijos.

Sin embargo, tras un nuevo tratamiento de inmunoterapia el cáncer se extendió y los doctores le dieron a la joven profesora solo unos meses más de vida. “Hay nuevos melanomas en su cerebro, cuello y pulmones, otros en el estómago han crecido y otros simplemente no responden”, contó Brandon.

Muere de cáncer después de que le dijeran que eran bultos de grasa