sábado 21/5/22
Rocío Flores, hija Rocío Carrasco y Antonio David Flores
Rocío Flores, hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores

Rocío Flores ha dado un cambio de 180 grados a su aspecto físico. La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco, es prácticamente otra persona desde su paso por 'Supervivientes', habiendo perdido un total de 20 kilos desde 2019 gracias también a una dieta equilibrada, deporte y algún que otro retoque estético.

La actual colaboradora en el Programa de Ana Rosa, ha sido cazada por la revista 'Semana' de vacaciones con sus amigas en la playa, donde los lectores de la citada revista han podido comprobar el profundo cambio de Rocío.

Tras unos complicados meses por culpa del testimonio de su madre en forma de docuserio, 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', la joven decidió tomarse unos días de vacaciones con un grupo de amigas. Durante esta escapada, hemos podido comprobar el profundo cambio que ha experimentado su cuerpo en tan solo dos años.

Rocío Flores durante GH VIP en 2019

Fue en 2019 cuando la joven dio el salto a la televisión como defensora de su padre 'GH VIP'. En aquella aparición televisiva, Rocío Flores pesaba 20 kilos más de los que pesa ahora gracias a la constancia de la madrileña.

Rocío se quita los kilos y los complejos

Nadie nunca debería de tener complejo por su aspecto físico, pues esto nada más que hace crearnos inseguridades, que a la larga no son más que problemas. Recordamos esto pues Rocío Flores no se atrevía a mostrar su cuerpo en televisión. De hecho, siempre vestía con ropas anchas para no enseñar ciertas partes de su cuerpo.

Por fortuna, la joven es otra persona dos años después, pues ha podido superar este complejo y así se le pudo ver luciendo bikini junto con sus amigas en la playa.

Portada semana rocío flores

Además, según informan diversos medios, Rocío Flores se ha sometido a algunos retoques estéticos. La colaboradora del Programa de Ana Rosa tiene hecha una bichetomia, valorada en 1.500 euros, y que consiste en la extracción de las bolas de bichat de la cara. Así, se consigue un rostro mucho más marcado, estilizado y delgado.

Además, Rocío se ha sometido a una maderoterapia; un tratamiento que consiste en masajear el cuerpo con artilugios de madera, que sirven para tonificar el estado físico, reducir la grasa corporal y minimizar la retención de líquido.

Estos retoques, junto a su gran bajada de peso, han hecho que las últimas apariciones televisivas de Rocío no hayan pasado desapercibido para los espectadores, que han notado este antes y después en la hija de Antonio David y Rocío Carrasco.

Rocío Flores regresa a televisión

Rocío Flores vuelve a sentarse en el plató de "El programa de AR". Atormentada por la lipoescultura de la que se recupera, vive su semana más crucial con muchas polémicas a las que debe responder, como la infidelidad de su novio Manuel.

“El Programa de Ana Rosa” vuelve a ser el lugar que ha elegido Rocío Flores para dar la cara en plató y ante las cámaras con una importante novedad: la principal polémica que la ha convertido en protagonista absoluta de la semana no tiene nada que ver con ver con la relación con sus padres. Rocío Flores se encuentra sin duda en su peor encrucijada.

Rocío Flores luce cuerpo en bikini tras perder más de 20 kilos