martes 25/1/22

Los tamaños de los países no son como aparecen en los mapas: esta es la verdad

Las redes sociales han puesto de manifiesto la realidad sobre la representación que se hace de los países en los planisferios 
Los tamaños de los países no son como aparecen en los mapas: esta es la verdad
Los tamaños de los países no son como aparecen en los mapas: esta es la verdad

En el año 1569 el geógrafo y matemático Gerardus Mercator hizo una proyección cartográfica para representar la forma de los continentes que sorprendentemente es la que seguimos usando en la actualidad. Desde siempre se ha creído que los planisferios que acostumbramos a ver plasman la ubicación y la extensión de los continentes y países, pero en realidad las dimensiones de ellos no son las que aparecen en los mapas. Desde Jerez de la Frontera a Buenos Aires, o desde Nueva York a Sídney, las distancias no son lo que parecen. 

Gracias a algunas polémicas en Tik Tok y Twitter se ha puesto de manifiesto el hecho de que hemos vivido engañados pensando que la extensión de las regiones del planeta Tierra ocupan un lugar que, verdaderamente, no es. Tal como recogemos en El MIRA, el politólogo Ian Bremmer se pronunció a través de su cuenta de Twitter informando de que la extensión de Asia es de 6400 kilómetros y la de África 7200 kilómetros, sin embargo, en los mapas corrientes parece ser dos veces más pequeña.

Proyección Mercator vs. proyección Gall-Peters

Como ya se ha mencionado, la proyección que se usa es la de Mercator, con algunas modificaciones la creación del siglo XVI sobrevive hasta nuestros días. En 1855 el clérigo James Gall interesado en astronomía dio a conocer otra proyección cartográfica distinta que aseguraba ser más precisa y fidedigna. Ya en el siglo XX, concretamente en 1987, el cartógrafo Arno Peters terminó ese mapamundi propuesto por Gall que tiene las proporciones reales de los territorios.

Para entender mejor en qué se basa la proyección Mercator hemos de saber que consiste en un sistema de meridianos y paralelos transformado a un sistema de coordenadas del tipo cartesiano, es decir, una serie de líneas rectas que se cortan perpendicularmente. Esta forma de dibujar los mapas es cilíndrica y esto hace que las zonas más alejadas del ecuador sufran una mayor distorsión de la realidad.

Hay un fragmento de la serie El ala oeste de la Casa Blanca de 1999 que esclarece muy bien este tema y explica las diferencias entre el mapa según Mercator y el de Gall-Peters, el cual nunca ha sido aceptado formalmente y no se estudia en la enseñanza académica. De hecho, este dato tan revolucionario no es apenas conocido.

¿Por qué se mantiene la proyección Mercator?

Mucha gente se preguntará el motivo por el cual se sigue usando un planisferio que se creó hace 5 siglos y que no es tan certero como creíamos. Cuando Mercator diseñó este mapa lo hizo pensando en la navegación de los barcos, en ningún momento quería representar el tamaño real de la superficie territorial. Aún así, hoy se mantiene.

Algunas corrientes explican que en el mapa de Mercator el hemisferio norte ocupa más espacio, por lo que pensamos que hay más extensión territorial en los países occidentales. Occidente se ha entendido siempre como el primer mundo, donde están los países más desarrollados. Bajo esta percepción eurocéntrica del planisferio la ciudadanía cree que hay más riqueza que pobreza en el mundo, cuando la verdad es justo al revés.

Un ejemplo claro es que Canadá y Groenlandia agrandaron de forma inaudita. Otro es el tamaño tan pequeño de África, en realidad en este continente cabrían la totalidad de Estados Unidos, España, Alemania, Reino Unido y hasta China, en el mapa Mercator no parece ser así. En la proyección de Gall-Peters los países se ven de forma mucho más alargada, lo cual tiene sentido al estar representando una forma esférica.

Los tamaños de los países no son como aparecen en los mapas: esta es la verdad

El tamaño de Brasil y Estados Unidos 

A modo de ejemplo es destacable las diferencias que se producen entre el país latinoamericano de Brasil y Estados Unidos. En la proyección de Mercator se entiende que Estados Unidos es mucho más grande que Brasil, pero esto no es así. Una forma de saberlo es que al colocar todos los estados del país americano encima de Brasil sobraría mucho espacio.

El tamaño de España 

España también sufre las distorsiones de Mercator. Nuestro país aparece en los mapamundi como un país de mayor tamaño que Kenia, pero si observamos la proyección Gall-Peters veremos que Kenia es un poco más grande. España tiene 0,5 millones de kilómetros cuadrados y Kenia 0,6 millones.

Los tamaños de los países no son como aparecen en los mapas: esta es la verdad