sábado 18/9/21

La viral cuenta de más de 4.000 euros por cenar en un restaurante de Marbella 

Enriques Moris, usuario de Twitter, ha viralizado un tuit en el que se quejaba de que le cargaran "372 euros de servicio" y que le pidieran "propina"
Viral cuenta del restaurante en Marbella
Viral cuenta del restaurante en Marbella

El verano es tiempo de gastar y disfrutar del tiempo junto a amigos, familia o con quien nosotros queramos. De hecho, cada uno es libre de invertir tanto su tiempo, como si dinero, en lo que mejor se le antoje, pero en este caso las redes han clamado ante la viral cuenta de un restaurante de Marbella que ha subido Enrique Moris en Twitter y que no lo deja en muy buen lugar.

El usuario, que se dedica a la compraventa de acciones, ha mostrado su indignación en Twitter después de que en un restaurante de Marbella (Málaga), donde pagó una cuenta de más de 4.000 euros, los camareros le reclamasen propina. 

Según la cuenta, que ascendía a 4.098 euros, los ocho comensales pidieron de todo, pero básicamente su cena se centró en hamburguesas, tacos, dos botellas de champán Don Perignon y cuatro de Moët Ice. Sin embargo, lo peor llegó al final, cuando con la cuenta, llego una supuesta reclamación de los camareros, algo que las redes han puesto en duda. 

"Nos cargan 372 euros de servicio, pagamos y nos levantamos", explica Moris, quien muestra su queja por lo que sucedió posteriormente. "El camarero viene corriendo cabreado preguntando si no íbamos a dejar propina. Marbella, el nuevo Ibiza, engañabobos everywhere", añade Moris para concluir.

El tuitero, que esperaba la comprensión de los que leyeran el mensaje, tuvo una alta dosis de crítica e incluso humillación, pues pocos son los que se creen que en un restaurante de alta categoría los camareros vayan detrás del cliente después de haber cobrado 372 euros de servicio.

Precisamente, la indignación tiene mucho que ver con que se hayan dejado 4.000 euros en comida y no hayan tenido la decencia ni de dejar una simple propina al camarero, tal y como escriben en Twitter: "los nuevos ricos son más imbéciles que los ricos de siempre". 

 

La viral cuenta de más de 4.000 euros por cenar en un restaurante de Marbella