lunes. 24.06.2024
La menor de 13 años tuvo que interrumpir el embarazo
La menor de 13 años tuvo que interrumpir el embarazo

Un nuevo episodio de ataque contra la libertad sexual femenina con consecuencias. En este caso ha tenido lugar en Sevilla donde un hombre ha abusado de una menor de 13 años hasta dejarla embarazada después de consumir grandes cantidades de droga.

Según la información que ha trascendido a este medio, el Tribunal Supremo (TS) ha resuelto que no ha lugar a la admisión de un recurso de casación de un varón, contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que mantuvo su condena por un delito sexual cometido sobre una menor de 13 años a la que dejó embarazada, pero redujo su pena de cárcel de ocho a seis años en aplicación de la redacción inicial de la ley del "sólo sí es sí". 

La sede del TSJA
La sede del TSJA

En relación a este asunto, la Sección Tercera de la Audiencia le impuso una pena de ocho años de prisión, diez años de prohibición de acercarse a la víctima o comunicarse con ella, cinco años de libertad vigilada post penitenciaria y la obligación de indemnizar a la víctima con 12.000 euros por los hechos probados.

Coincidencia con el acusado

La resolución constata que la víctima, una menor de entonces 13 años de edad "acompañó a su amiga" al domicilio de una mujer para "recoger comida, lugar en el que coincidieron con el acusado". Allí estuvo durante unas horas, marchándose de la vivienda la amiga de la víctima; que se quedó en el citado domicilio.

"Alrededor de la una de la madrugada, y dado que había tenido una discusión con su madre y no quería volver a su casa, al no tener donde dormir", la víctima pidió a la mujer a cuya casa había ido con su amiga a recoger comida que le permitiese "quedarse a dormir, a lo que esta se negó, ofreciéndose" el acusado para acogerla en su propio domicilio".

Seguidamente, el procesado empezó a consumir cocaína y comenzó a tocarla y bajarle los pantalones, penetrándola vaginalmente, tras lo cual a continuación, sin que ella mostrara oposición, llegó a eyacular dentro de su cuerpo.

Acto sexual

Cuando concluyó el acto sexual", la chica "tuvo intención de marcharse del domicilio y, utilizando el móvil de este, envió mensajes de WhatsApp" a la mujer en cuyo domicilio había pasado las horas previas, "pues quería que la recogiera"

Pocos días después "regresó al domicilio de su madre, a la que refirió su sospecha de estar embarazada, por lo que la madre decidió llevarla al médico, practicándosele un test de gestación el cual resultó positivo, y se practicó una ecografía abdominal con el resultado de edad gestacional de la paciente en nueve semanas y cuatro días, por lo que se procedió a la interrupción del embarazo por expreso deseo personal".

La Audiencia de Sevilla
La Audiencia de Sevilla

Finalmente, hay que añadir que "practicado un análisis de los restos fetales intervenidos se concluyó que no existía incompatibilidad genética para una relación paternofilial" entre la víctima, el acusado y los restos fetales analizados, concluyendo "que el acusado es el padre biológico", señalaba la sentencia inicial.

Abusa de una menor de 13 años hasta dejarla embarazada en Sevilla: Iba hasta arriba de...