lunes 6/12/21
Los tres espadas a hombros
Octavio Chacón, Pepe Moral y Javier Jiménez salen a hombros en la Ciudad del Cuero

Plaza de toros de Ubrique (Cádiz), 16 de octubre de 2021. Corrida de toros organizada por Curro Escarcena. La tarde está fresquita y el cielo algo nublado. Se da algo menos de media entrada. Preside el concejal de Cultura José Manuel Fernández. Ameniza la Banda Municipal de Música “Juan Celdrán”.

Se lidian seis toros de La Palmosilla (hierro que pasta en Tarifa), bravos y nobles en general. El cuarto, “Rescoldo”, es indultado; en el arrastre se aplaude a todos los demás.

  • Octavio Chacón: estocada entera algo caída; dos orejas. Indulta al toro; dos orejas y rabo simbólicos.
  • Pepe Moral: Gran estocada y el toro cae sin puntilla literalmente; dos orejas. Estocada desprendida un punto trasera; dos orejas.
  • Javier Jiménez: honda desprendida; dos orejas. Pinchazo, media desprendida y un golpe de descabello; una oreja.

Incidencias: la corrida es televisada en directo por Canal Sur TV. Al término de paseíllo Ruiz Miguel entrega en la arena a Curro Escarcena una placa de reconocimiento en nombre de Canal Sur. En banderillas se desmontera José Chacón, de la cuadrilla de Jiménez. Los tres espadas salen a hombros.


1 Paseíllo en UbriquePaseíllo en Ubrique

La temporada de 2021 ha sido muy irregular y empezó con la sombra de la pandemia. En su segunda mitad se ha ido enderezando; los festejos han empezado a volver poco a poco a coger alguna normalidad y se ha ido cogiendo una cierta velocidad de crucero. Ubrique, la localidad serrana, la Ciudad del Cuero, se apunta a aportar un último granito de arena para que los aficionados quedemos con el mejor recuerdo tras un par de años bastante amargos.

Octavio Chacón, de tabaco y oro, a su primero, muy bonito, bajo y apretado de cornamenta, lo recibe con dos largas cambiadas de rodillas y verónicas avanzando hacia los medios donde combina con chicuelinas y remata con una revolera.

Lo lleva al caballo y lo deja con una larga natural, sin embargo el toro vuelve y se va al caballo de puerta, donde recibe una puya muy seria mientras empuja con toda su fuerza, metiendo los riñones,  realizando pelea de bravo sin querer desprenderse del caballo, hasta que se cambia de tercio; el quite, en los medios, va por verónicas y media campera. Hay buenos pares de Miguel Ángel Sánchez y Alberto Carrero, aplaudidos. El matador brinda a sus subalternos Sánchez y Rojas.

2 Octavio ChacónOctavio Chacón

Empieza en tablas directamente con tanda en redondo y el toro muestra ya buenas señales, tras lo que vemos otras dos en los medios con muchísima disposición en el toro para embestir, lo que permite al torero estar a gusto y darle distancia en la siguiente aunque ahí, embistiendo bien, muestra ahora un poco de violencia, protestando al salir de cada pase.

Cierra Octavio esta fase con tres pases de pecho y molinete por bajo; con la izquierda no consigue sacar ni un pase; vuelve a la derecha y el toro va claramente a menos, saliendo con distracción de cada pase; una capeína da paso a una serie de tres circulares y naturales rematados por un pase de pecho, aplaudidos; la tanda final va por manoletinas y termina con un pase de pecho en suavidad. Mientras lo prepara el toro se raja y se va a tablas; en ese terreno consigue cuadrarlo.

3 Octavio Chacón con RescoldoOctavio Chacón con Rescoldo

A su segundo, castaño, acapachado y con presencia, que se emplaza de salida, le da un gran saludo capotero con lances a pies juntos que sin embargo van avanzando de tablas a los medios para rematar con dos medias camperas, habituales en Octavio, y siendo todo muy aplaudido. Lo lleva al caballo por chicuelinas muy aplaudidas y revolera y el toro empuja con la cara un poquito alta pero metiendo los riñones para recibir buena puya.

El tercio de banderillas es manifiestamente mejorable. Brinda al público y luego también a dos señoras; inicia en terrenos de tablas por estatuarios jaleados para seguir con tanda en redondo por zona de rayas; luego se va a los medios para citar muy de lejos y el toro acude presto en otra serie; cambia los terrenos para una tercera en redondo, con mucha ligazón y con un toro que humilla, magnífico; por el pitón izquierdo el toro acude noble durante gran serie en los medios; cita nuevamente de lejos para que el toro venga muy animado y luego vemos la tanda toda ligada y luego sale una tanda en redondo rematando por bajo; sigue gran tanda, ligadísima, con la izquierda, conde el toro no se desprende de la muleta entre pase y pase, muy aplaudida.

Es increíble; con la derecha le atiza una buena serie bajando muchísimo la mano a un toro que acude a donde le piden y el torero sigue exiguiéndole mientras disfruta en esta exigencia, con tanda por la izquierda bajando mucho la mano y aguantando que el toro le pase muy cerca; es un festival de pases pero el toro sigue embistiendo sin renunciar a nada. Empiezan a pedir con voces el indulto y salen pañuelos al aire. Hay otra tanda con la derecha, el toro insiste y no manifiesta ningún signo de renuncia, acude siempre.

El pañolaje ya es intenso. Sale el pañuelo azul. Octavio realiza el simulacro de entrar a matar sin espada entre gritos de “torero, torero”. Después lo lleva airosamente con la muleta desde el centro hasta la misma puerta de toriles, a donde luego ya el toro entra conducido por el capote de Carrero. El entusiasmo se desborda en el público. El torero invita al mayoral a dar la vuelta con él al ruedo.

Pepe Moral, de grana y oro, a su primero, cornidelantero pero un poquito acapachado que sale con patas, lo recibe con dos largas cambiadas de rodillas en tablas y luego lo lancea y se lo lleva pasando un tanto por la cara hasta los medios donde lo despide con una media campera. La pelea en el caballo no tiene más historia y hay un quite por chicuelinas en la boca de riego.

Los dos pares últimos son buenos. Brinda al público y en la boca de riego inicia faena con un pase cambiado por la espalda aplicando luego tres lances más por abajo; siguen tres buenas tandas de mano baja en redondo con el toro humillando, aunque en una cae de su propia flojera, y rematando con un pase de desprecio; por el pitón izquierdo el toro va y viene con la cabeza a media altura pero Moral insiste y le saca dos tandas completas; de nuevo a diestra, sigue insistiendo y ya el toro va exigiendo que los pases sean de uno en uno sin que por ello el de Los Palacios deje de torear con mucho gusto.

4 Pepe MoralPepe Moral

A su segundo, colorado y bien presentado, lo recibe con varios lances de rodillas en tablas y con verónicas avanzando para rematar con media y larga natural ya en los medios. Cuando va a llevarlo al caballo el toro se arranca de lejos a él y empuja ante un puyazo medido y después vuelve por su cuenta para un puyacito pequeño; de todas maneras el toro no sangra.

El tercio de palos no es para recordar en los anales. Brinda a Octavio Chacón e inicia por doblones muy genuflexos para continuar con dos tandas en redondo sobre los medios, donde el toro acude dejando mejores muestras que al principio con el capote; con la izquierda hay tres series y el toro va queriendo coger la muleta pero sin poner demasiado entusiasmo, va y viene, llegando por momentos a convertirse en un poquito pegajoso, por lo que Moral al final opta por darle distancia; a diestra de nuevo, un molinete antecede a los derechazos, para cambiar de manos y seguir por naturales; el toro acude a todo lo que el torero le está pidiendo; con la derecha nueva tanda, con la que el torero siguiendo insistiendo y convierte aquello en una sucesión de pases. La tanda de preparación se hace por bajo.

Javier Jiménez, de azul purísima y oro, a su primero, listón, bajo de agujas y acapachado, lo recibe en tablas con verónicas elegantes, aunque el bicho echa las manos por delante y luego se va de naja para dar una vuelta completa, tras la que embiste al torero, que, ya en la boca de riego, le arrea dos lances con una media de mano baja. Lo lleva, por delantales y media de mano baja muy aplaudida, al caballo pero no hay nada, ni pinchacito para un análisis; cuando el picador se va, inopinadamente el toro acude y brega con el caballo pero el picador lo defiende.

En rehiletes son buenos pares el primero y el  tercero. Tras brindar al empresario Curro Escarcena, principia la faena con dos tandas en redondo por la derecha donde el toro acude cómodamente, despaciosamente, con cambio de mano para un par de pases y el de pecho; con la izquierda cita a distancia para bonita tanda de mano baja, donde el toro en algún momento hace el avión y donde se incluyen molinetes, para seguir con otra, en los medios, en la que acude sin problemas, dócil, a cada llamada; con la diestra de nuevo, vemos dos tandas sin espada y el toro en un ir y venir que permite al torero encontrarse cómodo; la tanda de preparación es por ayudados y por bajo mientras el toro sigue embistiendo y mostrando su bravura noble. Tras la estocada no tarda en doblar.

5 Javier JiménezJavier Jiménez

En su segundo, hondo y brocho que sale enterándose, lancea con verónicas enérgicas avanzando hacia los medios, ante un toro repetidor en la embestida. En el caballo recibe castigo duro, con puya trasera, y el picador es pitado; hay un quite de prueba para cambiar y luego un quite a caballo recogido por tafalleras, farol y gaoneras.

El tercio de banderillas es muy bueno. Hay gran inicio por alto a pies juntos, siguiendo dos tandas en redondo en los medios con un toro repetidor que mete la cara muy bien, y al que tiene que hacerle el martinete porque realmente se le echa encima al torero;  por la izquierda hay dos tandas frente a un animal humillador pero al que hay que hacerle bien las cosas, pues se revuelve con mucha rapidez y hay que perderle pasos; a diestra de nuevo, tras una tanda por molinetes, lo coge y lo levanta por alto sin consecuencias. Sólo queda finiquitar a un toro que, al principio, hizo a algunos pensar que también sería indultado.

La tarde no acaba mal. Un resultado de once orejas y un rabo no se encuentra todos los días. Hay que felicitar al ganadero por enviar este sexteto de animales bravos, cada uno con sus características pero con un común denominador de nobleza, destacando el indultado. También hay que felicitar a la empresa por arriesgar y ofrecer un espectáculo de fiesta mayor en el pueblo que es cuna de Jesulín de Ubrique. La temporada de 2021, esta temporada tan irregular, está finiquitada y al final ha rematado de la mejor manera.

Chacón indulta en Ubrique un toro de La Palmosilla