domingo. 26.06.2022

El Juli: “Me identifico con la forma de sentir los toros en El Puerto”

El Puerto de Santa María premia a Julián López El Juli por su tarde de agosto de 2017

El Juli: “Me identifico con la forma de sentir los toros en El Puerto”

El Puerto de Santa María premia a Julián López El Juli por su tarde de agosto de 2017

El 22 de marzo se vivió en El Puerto de Santa María una intensa jornada taurina con doble sesión de entrega de premios referidos a la temporada veraniega de 2017, en las que fue protagonista común Julián López El Juli, reconocido por el Club Taurino El Rabo y la Peña Museo José Luis Galloso.

En el coqueto local de la calle Mazantini, el Club Taurino El Rabo se vistió de largo, por décima vez en sus veintinueve años de existencia, para celebrar la entrega de su trofeo, al que en esta ocasión se hizo acreedor el torero de época Julián López El Juli por su tarde de 13 de agosto de 2017, en mano a mano con Morante. El acto, que tuvo un lleno y contó con la asistencia del alcalde, fue conducido por Sergio Pérez y abrió fuego el presidente, Mark Manski, declarando que el Club pide una rápida solución para la querida Plaza Real y para los próximos carteles, exigiendo la unión de esfuerzos por el bien de la ciudad. Para los socios de la entidad, fundada el año 1989, era un honor celebrar la entrega del trofeo y un privilegio, contar con la presencia de una figura como El Juli, al que agradecen haber aceptado, en su apretada agenda, la invitación a la que ya es su casa.

Recordó que los socios le seguían cuando aún era novillero; organizaron un viaje a Salamanca y, al día siguiente, el 13 de septiembre de 1998, a Madrid con motivo de su presentación en la capital, con seis novillos de distintas ganaderías. El trofeo es una obra exclusiva del escultor portuense Enrique Calvario y representa a Joselito el Gallo con los máximos trofeos, pues fue el primero en conseguirlo en El Puerto el 3 de septiembre de 1916. Este trofeo premia la antológica faena y certera estocada con que Julián volvía a esta plaza tras largo periodo de espera (desde 2011).

Sergio recordó que la faena fue el tercer capítulo de una gran tarde, desarrollado ante el toro “Mariscal” de Santiago Domecq, que cumplió como bravo y tuvo celo y prontitud ante las demandas de su matador, tanto con su capote como con su muleta, los cuales lograron vencer al viento. Recordó también a los predecesores en el premio: Enrique Ponce en 2001, Manuel Caballero en 2002, Enrique Ponce y Morante de la Puebla en 2003, Enrique Ponce y Jesuli de Torrecera en 2005, Pepín Liria en 2008, Manuel Jesús El Cid en 2013 y Francisco Lama de Góngora (único novillero) en 2014. Esta lista debe encabezarse con el nombre de José Luis Galloso, que cortó diecisiete rabos en su ciudad.

El alcalde hizo efectivo el acto de la entrega del trofeo, y, en respuesta, El Juli reconoció que recoger este trofeo significa un gran honor. Aquel día en la Plaza Real se sintió torero y disfrutó mucho. No ha podido torear todas las veces que quisiera en esta plaza, donde hay una forma de sentir la tauromaquia con la que se encuentra identificado, pero fue una tarde inolvidable y se le hará más presente con este trofeo. El alcalde, David de la Encina, cerró el acto, afirmando que Julián, aparte de un gran torero, es una gran persona, cercana y cálida, que, mientras venían hablando de la Plaza al Club y recordando aquella tarde y otras en que ha tenido ocasión de torear en esta ciudad, le ha mostrado su cariño a El Puerto. Como alcalde le dijo que allí tiene su casa y ojalá esté en los carteles de esta temporada, porque habrá toros este verano, ya que los toros son parte de la vida y cultura de la ciudad.

Por su parte, la Peña Museo Taurino José Luis Galloso organizó en las Bodegas El Cortijo, de Francisco Custodio (calle Pozos Dulces), su gala anual de premios a sala llena y contó con la asistencia de Gema Pérez, diputada provincial, actuando de moderador Jerónimo Roldán. El presidente de la entidad José Luis Muñoz dio la bienvenida a los premiados y a todos los presentes. Quiso tener un recuerdo para Alberto Butelier, de Videos Verdi, colaborador tantos años de la Peña. Hizo una advertencia sobre el hecho de que las peñas taurinas no tienen ninguna ayuda oficial y siempre ofrecen su colaboración en lo que pueden sin colgarse medallas.

Se ofreció un sentido homenaje al subalterno Antonio González Padilla, introducido por Antonio Jesús Carambito, quien proclamó un conmovido reconocimiento a su compañero. Padilla, nacido en 1980, se formó en la escuela taurina provincial y en la de Jerez y se presentó públicamente en Algar, para torear luego seis tardes en la Plaza Real, antes de actuar como maletilla y como subalterno en varias cuadrillas, además de moverse como picador en el campo, hasta que un accidente laboral le ha retirado de la actividad (de lo que no se retirará es de su sentimiento taurino). Un grupo de compañeros subió a entregarle una placa de reconocimiento, junto con un vídeo recopilatorio, y él, emocionado, agradeció el gesto.

El trofeo al Arte de la Suerte de Varas, patrocinado por Guillermo Rosales, fue para el picador jerezano José Antonio Barroso (de la cuadrilla de El Juli), por la puya al cuarto toro del 13 de agosto. El picador agradeció el trofeo pero aseguró que su mayor premio es ir con una figura y seguir preparándose para parecerse a su padre. El trofeo al Toro más Bravo, patrocinado por Nimauto, se otorgó a “Dulzarrón”, de la ganadería de Santiago Domecq, lidiado por El Juli y premiado con la vuelta al ruedo. Santiago Domecq hijo, tras recoger el trofeo, recordó que el toro era hijo de uno indultado en Los Barrios por El Fandi. Julián López El Juli fue distinguido con dos preseas. Una fue el trofeo “José Luis Galloso” al Mejor Tercio de Capote, patrocinado por Crema de Guindas Miura, por las verónicas, galleos, chicuelinas barredoras y medias al sexto toro del 13 de agosto, Mariscal. La otra fue el trofeo “Solera Plaza Real” a la Mejor Faena, patrocinado por Talleres El Palmar, por su actuación en el segundo toro de la tarde, Dulzarrón. El Juli reconoció la añoranza que tenía de El Puerto y dedicó ambos trofeos a Antonio González Padilla.

Todos los premios fueron precedidos en su entrega por sus correspondientes vídeos ilustrativos. El veterinario sanluqueño Antonio Ruiz López intervino como justificador tanto del premio al ganadero como de los premios a El Juli. Los patrocinadores recibieron un testimonio del agradecimiento por parte de los organizadores. El trofeo “Sol y Sombra” a los Nuevos Valores quedó desierto. José Luis Galloso, titular de la entidad, felicitó a los premiados y mostró su agradecimiento a la corporación municipal pero le advirtió que debe dejarse ayudar por los profesionales en la gestión de la plaza y en los asuntos taurinos, por lo que ofreció su colaboración, para que el toro no se someta a los vaivenes políticos. En el cierre, el alcalde, David de la Encina, alabó la buena organización y la masiva asistencia de púbico y, tras felicitar a los protagonistas, aseguró que en él y en su concejal de la Plaza de Toros Ángel Quintana, como en la Junta de Andalucía, hay un apoyo para la tauromaquia y la incertidumbre sobre el pliego de concesión, donde hay aportaciones de todos, se va a resolver con seguridad.

El Juli: “Me identifico con la forma de sentir los toros en El Puerto”