martes 19/10/21

Escarcena: “Ginés Marín salió de la Ruta del Toro para triunfar en Madrid”

La Fundación Cultura Taurina ha organizado un encuentro con Ginés Marín en Bodegas Fernández-Gao
Jerezano y Ginés Marín
Jerezano y Ginés Marín

El 22 de septiembre se ha celebrado en Jerez un encuentro del torero Ginés Marín con la afición jerezana. El acto ha sido organizado por la Fundación Cultura Taurina y ha tenido lugar en las instalaciones de Bodegas Fernández-Gao.

La oportunidad se ha presentado con motivo de que el torero jerezano, que reside en Extremadura, tiene anunciada para el sábado, 25, en San Fernando una corrida. Se ha contado con una asistencia nutrida de público, entre el cual estaban el concejal Rafael Mateos y el presidente de plaza Jerónimo Cornejo, y se han tenido en cuenta las medidas de precaución sanitaria.

1 Encuentro con Ginés Marín

Abrió el acto Rafael Valenzuela, presidente de la fundación. Agradeció la disposición de la empresa bodeguera, que rige Antonio Sánchez Gago, siempre apoyando la vida taurina de la ciudad, haciendo posible que continúe con fuerza el emparejamiento de la cultura taurina con la cultura vinícola. Refirió que “uno de los objetivos de la fundación es la difusión de la cultura de la tauromaquia a través de eventos como éste” y que la figura del joven torero jerezano debe ser más conocida en la provincia gaditana.

Moderó la reunión Marciano Breña, crítico taurino del diario digital El MIRA y también se sentó en la mesa Luis Parra Jerezano, decano de los toreros de la provincia, acompañando al joven torero jerezano, uno de los principales valores de la tauromaquia española actual, el cual tiene en la Ciudad del Vino a su familia paterna e inició sus primeros pasos de afición taurina en la provincia, pues vivió su primera infancia en Medina Sidonia, punto estratégico de la Ruta del Toro, donde su padre le inculcó su pasión por el campo y el toreo.

Ha toreado poco en la provincia de Cádiz y, así, recordó su primera actuación en la zona tuvo lugar en San José del Valle, donde el 30 de mayo de 2015 cortó tres orejas a novillos de La Quinta). Dijo que “aquel día me hizo ilusión especial, por ser la primera vez que toreaba en esta tierra, y ahora siempre que pasa por allí, camino de los tentaderos, recuerda con cariño la que fue una de las faenas más importantes de mi etapa novilleril”.

En Los Barrios cortó dos orejas a un toro de Torrestrella en mayo de 2017, lo cual le infundió muchos ánimos para afrontar la inmediata confirmación de alternativa en Las Ventas. En El Puerto de Santa María, en agosto, tras hacer el paseíllo con un capote de paseo de Manolete prestado por Álvaro Domecq, cortó una oreja a uno de Núñez del Cuvillo y esa presentación le colmó una ilusión que tenía, como la que tiene de presentarse en Jerez. La última tuvo lugar en Algeciras, donde en junio de 2018 cortó una oreja a un toro de Salvador Domecq.

2 Aspecto del público

Ginés repasó después su trayectoria, empezando por su etapa sin caballos, que arrancó en Ledesma en el 2013, año en que ganó el Ciclo de Novilladas de las Escuelas Andaluzas. Como les decía el profesor Luis Reina, era la disneylandia de los toreros y se tenían que mentalizar con que lo duro vendría después, con los toros de cuatro, como así pudo comprobar pronto.

El debut con caballos, cortando dos orejas, tuvo lugar en Olivenza en 2104 y ya ese año ganó el Zapato de Oro, rematando con una gran actuación en El Pilar. El padre, Guillermo, se había sacado el carnet de picador por sugerencia de Salvador García Cebada y, tras una experiencia con varios toreros, se enroló en las filas de su hijo, el cual asegura que no se origina ninguna anormalidad en la cuadrilla pues cada cual tiene aceptado su papel. En 2015 protagonizó una encerrona en Olivenza, cortando siete orejas, y, con cuarenta y cuatro festejos, acabó líder del escalafón, lo que le permitía tomar la alternativa con nivel.

3 Curro Escarcena con Ginés MarínCurro Escarcena con Ginés Marín

En Nimes, cuando mayo de 2016, Morante de la Puebla le dio los trastos de matador de toros ante David Mora, con toros de Zalduendo, alternativa en que cortó una oreja y pagó con sangre en el segundo toro. En noviembre confirmó en Méjico con ganado de Llaguno y cerró el año con treinta 30 festejos en total y con triunfos importantes.

En mayo de 2017 la confirmación en Las Ventas se saldó con salida por la puerta grande; después fue declarado triunfador en Pamplona y además vivió otras tardes importantes, en Badajoz, Nimes, Albacete, Salamanca. Terminó ese año con cincuenta y tres festejos.

En 2018 indultó en Dax, en su corrida número cien, y estuvo en muchas ferias importantes para acabar con cuarenta y tres festejos. En 2019 indultó de nuevo, en Zafra y en Palos de la Frontera. “Pienso que cuando un toro es indultado el torero puede notarlo a partir de un momento de la faena y que cuando el indulto se produce resulta muy emocionante, pero se tiene la sensación de que falta algo importante como es el espadazo como remate de una obra”.

Ese 2019 quedó segundo del escalafón de matadores, en su temporada de madurez. En 2020 toreó tres corridas, resultando en Olivenza triunfador de su feria) pero la pandemia frustró las buenas perspectivas.

4 Obsequio a los participantes

En 2021 lleva diecisiete festejos, con treinta y cuatro orejas, a una media de dos orejas por tarde. Destacan algunas plazas, donde ha cortado: dos orejas en Medina del Campo; tres orejas en Leganés, Badajoz, Arévalo, Don Benito y Barcarrota; tres orejas y rabo en Herrera del Duque; dos orejas en Santander y en Gijón (aquí, con premio a la Mejor Faena) y una oreja a un miura en Morón. “Esta temporada tan irregular está resultando con muchas incógnitas;  los toreros dan más valor a lo que hacen cada tarde, por lo que dan un paso adelante en todas las plazas, con el dato de que se están toreando muchos cinqueños y aumenta el compromiso, pero a mí me está reportando muchos trofeos”. Estará en Madrid para el Día de la Hispanidad pero referente a Sevilla no se llegó a un acuerdo para entrar.

Habló de su cuadrilla. Son todos como una familia. Agustín Navarro lleva con él de picador desde su primer año de novillero. Antonio Manuel Punta, por su experiencia, le aporta mucho tanto en la plaza como fuera. Rafael Viotti, francés, y Fernando Pérez proceden de la cuadrilla de Sebastián Castella; con profesionales así el matador no tiene que estar atento a todas las cosas. Como apoderados, tuvo primero a Niño de Leganés; con José Cutiño ha estado desde novillero hasta finales de 2019; ahora, con Jacinto y Jesús Ortiz tiene entendimiento y confianza absoluta.

Sobre la corrida del sábado en San Fernando, declaró que no ha toreado anteriormente ganado de Osborne, salvo un quite en Morón durante una corrida concurso. “El cartel es bonito; Curro Díaz, con su veteranía y su sabor, y David Galván, con un corte excepcional, darán alegrías”. Está dedicada a Rafael Ortega, que, aparte de la fama con la espada, sabe que dominaba todos los tercios y su personalidad era arrolladora. En cuanto a torear en Jerez dice que es uno de sus sueños y su ilusión sigue intacta.

El maestro Luis Parra Jerezano tomó la palabra para empezar diciendo que desea verlo pronto en Jerez, porque tiene capacidad y poder en la plaza y se iguala con cualquiera de las figuras. “Con cinco años de matador y habiendo triunfado en Madrid debe estar anunciado en su tierra”. Sobre Rafael Ortega, afirmó que ha sido uno de los mejores toreros y más puros que ha dado la historia del toreo; se merece un homenaje porque fue torero de los toreros. Ese homenaje se lo está dando el empresario Curro Escarcena.

Curro Escarcena fue el último en intervenir y recordó que tuvo la suerte de ver a Ginés Marín en San José del Valle y, después, lo contrató para Los Barrios frente a las reticencias de algunos, a los que les decía que esperaran a terminar la corrida. Efectivamente, luego se le declaró triunfador de aquella corrida concurso. “Beber en la Ruta del Toro le sirvió a Ginés para salir a triunfar en Madrid”. A su amigo Jerezano le ha dicho más de un vez que Marín es un gran torero y no tenía mucho más que decir.

Jerezano y Ginés Marín

Marín y Jerezano recibieron un obsequio personal de productos de Bodegas Fernández-Gao y los asistentes pasaron a brindar con un jerez de honor en el patio adoquinado de la bodega, bajo el emparrado y disfrutando de una noche que, meteorológicamente, respetó la reunión, la cual se prolongó una hora más al calor de la conversación, de los comentarios, de las fotos con el torero y de los buenos augurios.

Escarcena: “Ginés Marín salió de la Ruta del Toro para triunfar en Madrid”