jueves. 18.08.2022

Francisco Montero toma la alternativa en tarde de pundonor

Octavio Chacón fue padrino y Sergio Flores, testigo, ante toros de Monteviejo y Dolores Aguirre
Alternativa de Francisco Montero
Alternativa de Francisco Montero | Foto: Gil-Mir

El 24 de julio de 2022 Francisco Montero, de Chiclana de la Frontera (Cádiz), se ha convertido en matador de toros, en Orthez (Francia), frente al torero “Cidrón”, de la ganadería de Monteviejo, nacido en marzo de 2018 y marcado con el número 31.

El padrino de ceremonia ha sido el también gaditano Octavio Chacón y el testigo, el mejicano Sergio Flores. Montero, que se dio a conocer con sus actuaciones en las capeas entre esfuerzos y sacrificios, debutó con picadores en 2017 y se destacó como novillero precisamente en plazas francesas en 2019, el mismo año en que ganó del Zapato de Oro de Arnedo. Ahora, en esta fecha tan señalada ha salido una vez más a por todas.

Cogida de Rehabi | Foto: Justin Messina
Cogida de Rehabi | Foto: Justin Messina

Duelo ganadero

La ocasión la ha propiciado la corrida del cincuentenario de la plaza llamada “Arénes du Pésqué”, una corrida con tres cuartos de entrada en tarde de calor que quedará en el recuerdo con el desafío ganadero Monteviejo (encaste Vega Villar) - Dolores Aguirre (encaste Conde de la Corte vía Atanasio), con toros bien presentados y limpios. Los tres monteviejos, bajos, nobles, que salieron en primero, segundo y quinto lugar, fueron aplaudidos en el arrastre destacando el gran quinto. Los de Aguirre tenían trapío y el imponente sexto (Carafea de nombre) se ganó la vuelta al ruedo.

Francisco Montero

Al primer toro, con tipo propio de patasblancas pero sin trasmisión, lo recibió con una larga cambiada de rodillas y siguió con verónicas comprometidas y chicuelinas con revolera. El animal no se empleó en el caballo aunque en la segunda visita se vino de lejos. El toricantano (de amapola y oro) brindó al público y empezó por alto pero basó su faena en la mano izquierda, primero de uno en uno y luego consiguiendo ligar y bajar la mano; por el pitón derecho el animal, avisado, no permitía gran cosa. Puso dos pinchazos y entera desprendida, con aviso, tras lo cual cosechó una ovación saludada.

En su segundo (sexto de la tarde), alto y encastado, recibió con larga y verónicas decididas. Banderilleó, cosa inhabitual en él, y en ésas sufrió una cogida fea y aparatosa que llevó el silencio a los tendidos. Lo llevaron a la enfermería, donde le vieron tres varetazos en el pecho, pero volvió a salir, dolorido y corajudo, para realizar en los medios la faena de muleta con pundonor poco normal, ante un buen pitón derecho del toro, tras lo que público, entregado, le concedió, tras pinchazo y entera, una oreja de gran valor.

Al acabar la corrida reingresó en la enfermería, de donde lo derivaron al hospital de Orthez, donde un TAC descubrió fracturas en varias costillas y grandes hematomas. Montero ha demostrado una vez más su capacidad de sufrimiento y sus ganas de triunfar. Previamente, en el tercio de varas el animal tuvo un gran comportamiento, con cuatro puyazos, incluyendo el derribo del picador Gabin Rehabi, el cual recibió una gran ovación antes de pasar a la enfermería.

Francisco Montero | Foto: Gil-Mir
Francisco Montero | Foto: Gil-Mir

Octavio Chacón

Mucho más experimentado en corridas duras, y a pesar de una temporada complicada por decir lo menos, Octavio Chacón (de verde y oro con remates negros) a su primero, de Monteviejo, lo recibió bajando y soltando los brazos. Lo puso al caballo de lejos en las dos ocasiones pero la faena, tras brindar al público, fue de más a menos ya que el toro llegó a rajarse. Mató de entera y, tras aviso, cortó una oreja.

A su segundo, de Aguirre, lo recibió suavemente con lances a pies juntos. Puso el toro al caballo tres veces y el picador Santiago Pérez fue aplaudido, pero después la lidia, que empezó con mano baja, fue complicada por ambas manos, ante un toro que perdió rápidamente motor y, con enganchones, no permitió ligar. Tras estocada delantera y descabello, tuvo silencio.

Octavio Chacón | Foto: Aurélian Dufau
Octavio Chacón | Foto: Aurélian Dufau

Sergio Flores

Sergio Flores (de violeta y oro) en su primero, uno serio de Aguirre, lanceó de tablas a medios. Vio un tercio de varas manifiestamente mejorable y, con brindis al público, arrancó la faena por doblones para fijar el toro; con la izquierda no había mucho que hacer y con la derecha practicó el toreo en línea pero sin mucho poder, sin que la faena tomara vuelo. Tras estocada contraria y varios golpes de verduguillo, tuvo ovación.

En su segundo, de Monteviejo. En su segundo, que mostró debilidad en el caballo, fue muy aplaudido en el quite. El toro, distraído, se fue a tablas desde el principio y le sacó buenos derechazos en su querencia pero la izquierda quedó inédita. Mató de pinchazo, estocada caída y dos descabellos, tras lo que dio la vuelta al ruedo.

Sergio Flores | Foto: Gil-Mir
Sergio Flores | Foto: Gil-Mir

Premios

Sergio Flores recibió el premio a la mejor faena de la tarde, otorgado por la Peña Sol, por la de este quinto toro. La Peña Los Maletillas otorgó el premio a la mejor estocada a Francisco Montero por la que ejecutó en el sexto. Rehabi ganó el “Premio Roger Dumont” a la mejor vara, otorgado por la ciudad de Orthez; el picador entregó el importe del premio a Francisco Montero, su jefe de filas.

Los dos mayorales salieron a saludar al finalizar la corrida. Ha sido la primera vez en la historia del coso de Pésqué que se concede una alternativa. Enhorabuena al chiclanero, ejemplo para todos los jóvenes que luchan con la ilusión de que se les cumpla el sueño de ser toreros. Le deseamos suerte en el escalafón superior.

Francisco Montero toma la alternativa en tarde de pundonor