domingo 28/11/21

José Luis Galloso: “La tarde de mi alternativa fue una de las más completas en El Puerto”

Una mesa redonda y una cena popular han cerrado los actos del L aniversario de la alternativa del torero portuense
Galloso y Muñoz
Galloso y Muñoz

El 17 de julio se ha celebrado en las instalaciones de Bodegas El Cortijo, en El Puerto de Santa María, la última sesión de los actos organizados por la Peña-Museo José Luis Galloso para conmemorar el cincuentenario de la alternativa del torero portuense.

Ha consistido en un Mesa redonda en torno a la figura del maestro, que se hizo matador con el toro Inclusero, cedido por Antonio Bienvenida, en la tarde del 18 de julio de 1971, en presencia del testigo Palomo Linares. Coordinados por Jerónimo Roldán los presentes en la mesa (el propio homenajeado, Luis Parra Jerezano, José Luis Parada y Eduardo Dávila Miura), inició las intervenciones José Luis Galloso, que recordó aquella fecha de la alternativa.

Mesa redonda

“Fue un día muy importante, extraordinario, con mucha responsabilidad porque se había acabado el cartel. Tenía diecisiete años ya que la carrera de becerrista y novillero fue muy rápida. La corrida salió completa; he toreado aquí ciento doce tardes pero ésa es una de las más completas que he visto en El Puerto, embistiendo los toros desde el principio hasta el final. Entonces la ganadería de Carlos Núñez era lo mejor que había y todas las figuras, cuando iban a sitios importantes, se acartelaban con ese hierro; por eso se la sugerí a mi apoderado Jaime Osborne. Bienvenida hizo una de las mejores faenas de su vida (dicho por él) y me estuvo dando ánimos todo el tiempo, con amabilidad y señorío. Palomo me miraba de otra manera, me miraba de reojo, ofreciendo guerra. El maestro cortó dos orejas; Palomo, cuatro orejas y un rabo y yo, cuatro orejas y dos rabos. Fue un éxito redondo y la sensación de ese día no se me olvidará en la vida”.

Componentes de la mesa redonda

Respecto a dos momentos muy concretos de la tarde, apuntó: “En el brindis, Bienvenida me dijo lo que se suele; que esto es muy difícil, que me deseaba suerte y que me arrimara. Lo más grande fue brindar el toro de la alternativa a mi padre, cuya ilusión era verme vestido de torero”.

Tomó la palabra Luis Parra Jerezano para decir. “La llegada de Galloso fue importantísima, porque era uno de los primeros toreros nuevos que salían en la provincia y conectó tanto con el público que dio mucha vida a El Puerto. Los toreros empezábamos a ganar dinero en las capeas, pero él empezó de chiquillo toreando de salón en las calles. Todo el que llegaba aquí a torear tenía mucho cuidado porque él no se dejaba ganar la pelea por nadie. Fíjate, que coincidió conmigo en una corrida y me hizo quitarme de esto. Alternábamos con Manzanares y entre los dos me destrozaron; al salir el segundo toro me dije que debía retirarme porque ¿quién iba a ponerse a la altura de estos dos toreros?”. El maestro Jerezano, como siempre, poniendo humor.

3 homenaje a Galloso

José Luis Parada hablo luego: “A José Luis lo quiero como amigo, porque es una gran persona, y lo admiro como torero, porque era muy competitivo aunque yo soy menos peleón. Me ha dado alegría torear con él, especialmente en Sanlúcar. Es el torero más importante que ha dado El Puerto”. Sobre otro tema dijo: “La rivalidad entre toreros la crea el público, no los toreros. Éstos son hoy amigos fuera de la plaza y rivales en la plaza. Cada uno tiene sus partes buenas y sus partes malas y el público lo que tiene que hacer es analizar a cada uno”.

Cerraba mesa Eduardo Dávila Miura, que refirió. “Galloso fue mi apoderado y me ha marcado profesional y personalmente. Veraneo en esta ciudad, a la que me siento muy vinculado, y guardo con cariño una tarde aquí, la de la retirada del maestro, y cómo sonaban las palmas; son de los momentos que te empujan. Para mí es una satisfacción vivir este momento con vosotros”.

José Luis GallosoJosé Luis Galloso

Galloso, sobre el momento actual y la diferencia entre el toreo de antes y el de ahora, aclaró que “antes había más figuras que hoy y todas toreaban todos los encastes”. Dávila Miura apostillo: “El momento es complicado; la pandemia ha dado un golpe muy fuerte. Sin embargo, capto interés en la juventud. Las tardes de toros van unidas a la fiesta. Hay una afición fiel pero la mayoría va por diversión y eso ahora es difícil.

Jerezano puso su punto de vista: “El toreo de hoy depende de la juventud. Hemos visto en Atarfe dos novilleros, Perera y Martínez, que vienen con fuerza y son de dos estilos distintos. Sí que noto menos rivalidad en el ruedo que en mis tiempos. Ahora parece que hay un compadreo dócil; no se hacen quites para no molestarse unos a otros. Palomo Linares, cuando la alternativa de Galloso, no llevaba el cuchillo en los dientes; lo llevaba en la mano para pegarte en la barriga en cuanto te descuidaras”. Por su parte, Parada contrarreplicó: “El mundo ha cambiado y hoy la juventud tiene otra sensibilidad. El toreo está muy primitivo en algunos aspectos. Los empresarios y los toreros tienen que adaptarse a esas nuevas sensibilidades. Por ejemplo, en mi tiempo los recortadores no existía y hoy, sin embargo, las plazas se llenan con el espectáculo de recortes, donde los toros están en puntas pero no hay sangre”.

Para ir finalizando, Galloso dejó claro que “estoy muy agradecido a todos los que han pasado por la tribuna hablando de mí. Estoy agradecido al público y sobre todo a mi presidente, José Luis Muñoz, y a todos los miembros de mi peña, sin los cuales no habría sido posible este homenaje”.

El concejal Álvaro González, invitado a subir a la tribuna para cerrar, expuso: “El mayor galardón de una ciudad es la Medalla de Oro y la corporación municipal se complace en otorgarla al maestro. Es más importante que el título de Hijo Predilecto, aunque para mí ha sido una satisfacción pelear por éste, pero había un cupo para cada año y el de éste ya estaba lleno”.

Se entregaron unos recuerdos a los participantes en la mesa redonda y también a Rafael Valenzuela, presidente de la Fundación Cultura Taurina, que al día siguiente organizaría el descubrimiento de una placa referida a Galloso en la plaza de Jerez. La Peña le entregó a su titular el diploma del L Aniversario y el maestro Pepe Osuna le envió desde Albacete un recuerdo típico. Finalmente, Galloso tomó la última palabra para el agradecimiento de remate y le entregó un cuadro al presidente de su peña.

Tras el acto de la mesa redonda se pasó a degustar una cena de convivencia como adhesión popular, en la cual, además, se disfrutó de la actuación del cuadro flamenco “Sabor a Plazuela”.

José Luis Galloso: “La tarde de mi alternativa fue una de las más completas en El Puerto”