jueves 19/5/22
Pablo Aguado
Pablo Aguado | Marciano Breña Galán

El 16 de abril se ha celebrado en La Línea de la Concepción (Cádiz) una corrida de toros organizada por la empresa de Curro Duarte, con motivo de la reinauguración de la plaza tras las obras de restauración y reconstrucción dirigidas por el arquitecto José Carlos Galán. Con tiempo primaveral muy agradable, la entrada ha sido de casi lleno. Preside Antonio Ortega. Ameniza la Banda Municipal de Música “Ciudad de La Línea”, dirigida por Ismael Flor.

Se han soltado seis toros de Núñez del Cuvillo (hierro que pasta en Vejer, Cádiz), con morfología suficiente pero cara ampliable, con juego aceptable. En el arrastre, el cuarto fue ovacionado y los restantes menos el sexto tuvieron palmas.

Morante en La Línea de la Concepción
Morante en La Línea de la Concepción | Marciano Breña Galán

José Antonio Morante de la Puebla, herido en su primero, no puede continuar.

Juan Ortega, tres pinchazos y estocada honda; silencio en el que mató por Morante. Dos pinchazos y honda; ovación saludada. Entera de efecto rápido; una oreja.

Pablo Aguado, estocada caída pero eficaz; una oreja. Honda arriba; dos orejas. Dos pinchazos y honda; silencio.

Incidencias: se interpretó el Himno Nacional antes de arrancar el paseíllo (como debe ser). Morante de la Puebla resultó corneado con luxación en clavícula. Tras parear, se desmonteraron Iván García (de la cuadrilla de Pablo Aguado) y Abraham Neiro (de la cuadrilla de Juan Ortega). Pablo Aguado salió a hombros.

Comentario

Llegó la fecha esperada de la corrida de reinauguración de plaza en La Línea. El edificio ha quedado completo, precioso y muy cómodo. Ha acudido gente de diversos lugares, vestida de fiesta. Se ha recuperado también la costumbre de la zona de hacer el descanso para la merienda tras el tercer toro. Había cierta prevención por el hecho de que el cartel es el mismo que actúa en Sevilla al día siguiente, Domingo de Resurrección, y pudieran cuidarse los toreros.

La tarde es espléndida y las notas del Himno Nacional suenan especiales teniendo al Peñón asomándose a la plaza porque también quiere ver los toros; se acompañan con aplausos desde el principio y se terminan con vivas a España.

Morante de la Puebla

Morante de la Puebla, de catafalco y azabache con las medias blancas, en su primero, colorado chorreado y abrochadito, recibe con verónicas en tablas y llega hasta un poco más allá de la segunda raya, siendo jaleado más de lo prudente. Hay puya buena pero algo protestada; el quite por chicuelinas en el centro tiene más enjundia que el capoteo anterior.

En banderillas hay un buen par de Sánchez Araujo. Brinda al público e inicia faena con ayudados por alto avanzando hacia los medios; después desarrolla, entregado, una tanda de derechazos y, al terminar el pase de pecho, el toro hace por él cayendo a plomo, de lo que queda conmocionado, por lo que se lo llevan a la enfermería y ya no sale. 

Cogida a Morante en La Línea | Marciano Breñas Galán
Cogida a Morante en La Línea | Marciano Breña Galán

Juan Ortega

Juan Ortega, de sangre de toro y azabache, en el que mató por Morante realiza unos pases de aliño y enseguida estoquea.

A su primero, castaño y cómodo de cara, lo recibe sin emplearse. En el caballo el toro mete los riñones y romanea, mientras el piquero defiende su cabalgadura sin corregir la puya, y luego se duerme; hay aplausos al picador. Las banderillas se ponen arriba pero traseras.

Brinda a un particular y arranca la faena con doblones artísticos avanzando de tablas a medios, para seguir con das tandas bajando la mano y un cambio de manos y continuar por ahí con ligazón, aunque a la siguiente tanda pasamos a de uno en uno; por la derecha de nuevo, el animal se va parando aunque por la izquierda todavía queda una con desmayo terminada en pase de pecho, uno por bajo y otro de pecho.

Juan Ortega | Marciano Breña Galán
Juan Ortega | Marciano Breña Galán

A su segundo, lavadito y abanto de salida, le aplica verónicas sentidas, acompañando con el pecho, y media en el tercio. En el caballo el toro se emplea pero la puya queda un poco baja; las chicuelinas del quite bajando las manos compensan que el toro va perdiendo continuidad en la embestida. Neiro se luce en banderillas.

Brinda al público y no comprendemos cómo lo hace después de haber brindado anteriormente a un particular; para estos toreros que pretenden recuperar las esencias se ve que el público no es lo más respetable.

Empieza por alto y sigue por doblones con cambio de manos para el de pecho, artístico; con la izquierda traza una tanda breve y luego una más larga pero de uno en uno, despaciosa; de nuevo a diestra, sale el toreo bello y aplaudido, el toreo vertical y de relajo, con cambio de manos para seguir sin solución de continuidad hasta los ayudados por alto; la preparación para la muerte va por bajo.

Juan Ortega | Marciano Breña Galán
Juan Ortega | Marciano Breña Galán

Pablo Aguado

Pablo Aguado, de azul marino y oro, a su primero, gacho que se refrena, le da un recibo breve pero elegante. En el caballo empuja con un cuerno y la puya se pone trasera y recargando; el quite, en el centro, va por chicuelinas y larga natural, muy aplaudido. En banderillas hay buena actuación de Diego Ramón Jiménez.

La faena empieza con ayudados por alto en el tercio y varios remates por bajo en los medios; aborda el toreo en redondo con su habitual naturalidad pero a la siguiente tanda el toro muestra falta de bríos, por lo que cambia de manos y da el de pecho; un molinete sirve para iniciar el toreo de izquierda, enroscándose a un toro que colabora poco; tras coger el estoque hay buena serie con cite de frente mientras las gaviotas revolotean por el espacio de la plaza.

En su segundo, colorado y bien hecho, ofrece un buen tercio de capote, con armonía y avanzando hacia los medios. Lo lleva por chicuelinas al caballo para mala pelea aunque es bien cogido, con palmitas al piquero; el quite de lances a pies juntos es aplaudido. La actuación de Iván García es magnífica; ella solo justifica el pago de la entrada.

Empezamos con tanda a media altura hacia los medios y otra tanda en redondo con un toro que se desplaza para seguir con otra  bien ligada; por el pitón izquierdo el bicho se va parando y los pases salen de uno en uno; a diestra de nuevo, el animal se reanima e insiste por ahí hasta que decide buscar tablas, lo que se corta con un desplante. Al iniciar la vuelta triunfal las palmas suenan por bulerías.

Pablo Aguado | Marciano Breña Galán
Pablo Aguado | Marciano Breña Galán

A su tercero, abrochadito, da buen recibo de tablas a medios, dominando y con remate en semichicuelina; actúa la cuadrilla de Morante. El toro empuja en el caballo abajo y recibe buen puyazo; el quite va por delantales. Hay dos pares solamente, creemos que sin petición del torero.

La faena empieza directamente en los medios con buena tanda terminada en trincherazo; la banda arranca pero pide pararla para dibujar dos tandas, una breve y otra iniciada con molinete, muy aplaudidas; con la izquierda hay pases de uno en uno con toreo vertical y desplante genuflexo; salen palmas por bulerías; a diestra de nuevo, ahora hay que sacarle los pases, lo que el  público le reconoce. La espada malbarató el trofeo.

Los toreros no se han cuidado, no se han reservado, sino que han dado una buena tarde toros, lamentablemente quedada en mano a mano por la cogida de Morante. El público sale lentamente de la plaza, mirando y remirando los detalles de la restauración; luego, los alrededores se mantienen nutridos mucho tiempo. Esa es la mejor señal de que ha sido una buena tarde.

La Línea reabre su plaza, con Pablo Aguado a hombros