Concentración contra la lentitud del SAS para resolver ofertas de empleo

CSIF denuncia el perjuicio que ocasiona la parálisis de distintos procesos administrativos a trabajadores y usuarios

Profesionales sanitarios y delegados de CSIF se han concentrado hoy en el acceso al Hospital Universitario Puerta del Mar, en Cádiz, para protestar por la alarmante parálisis que padecen los procesos administrativos como las bolsas de trabajo y las ofertas de empleo del Servicio Andaluz de Salud y que afectan a decenas de miles de trabajadores en Andalucía y que repercute sobre los propios usuarios.

Tal y como ha explicado el responsable de Sanidad de CSIF Cádiz, Alberto Puyana, “la grave lentitud del SAS para resolver estos procesos causa la inestabilidad de las plantillas, impide la cobertura de vacantes, se retrasan los traslados, se dificulta la conciliación familiar de los empleados y hace que aumenten las listas de espera, entre otros perjuicios”.

Según denuncia el sector de Sanidad de CSIF, que se ha manifestado hoy en todas las capitales andaluzas, todos los procesos siguen paralizados, con distintas Ofertas Públicas de Empleo acumuladas: la de 2013-15, 2016, 2017 y la reciente de 2018, más la convocatoria de consolidación.

Más de 150.000 opositores llevan años esperando la resolución de la convocatoria de 2013, con muchísimos de ellos teniendo que volver a presentarse a sucesivas pruebas al no saber el resultado de las primeras, pagando tasas, continuando estudiando e incrementando de manera innecesaria el estrés de la incertidumbre y la condena del SAS a seguir presentándose al no resolver las ofertas de empleo anteriores.

Igualmente es injustificable la demora superior a cuatro años que sufren los procesos de traslado. Desde CSIF se exige un concurso abierto y permanente que de manera automática adjudicara los traslados, y resuelva los problemas graves de conciliación familiar, a la vez que elimine la adjudicación arbitraria de las comisiones de servicio. Ya CSIF pidió en su día transparencia y objetividad para estas comisiones de servicio, denunciando que no estaban sujetas a ningún baremo de méritos y que sirven para premiar en muchísimas ocasiones a trabajadores afines y bajo amenaza latente de suspensión de la comisión.

Entre otras reclamaciones, Puyana destacó la demora de más de diez años que sufren los auxiliares administrativos para pasar a ser administrativos y la larga espera para la reforma de la Atención Primaria, la normalización de ratios y cupos a la media nacional y el desarrollo de la implantación de las continuidades asistenciales en Atención Primaria y de Salud Mental.