“Entre los 10 primeros puestos de la lista va a haber una renovación profunda”

Entrevista al candidato del PP a la Alcaldía de Chiclana, Andrés Núñez

por Keko Romero

El presidente del PP de Chiclana y portavoz municipal de dicha formación, Andrés Núñez, ha dado el paso para presentar su candidatura a la Alcaldía toda vez que el ex alcalde Ernesto Marín materializó su intención de no seguir tras perder las Elecciones en 2015. Abogado de profesión, Núñez ha anunciado una importante renovación de la candidatura popular. En esta entrevista concedida al Grupo Mira habla de todos los proyectos con los que el PP aspira a reconquistar el Gobierno local chiclanero.

Ha dado el paso para liderar el nuevo proyecto del PP para recuperar la Alcaldía, ¿Cómo lo gestó?

La misma noche electoral de mayo de 2015 donde salimos del Gobierno local, Ernesto Marín anunció que no se presentaría de nuevo en 2019. Yo entonces era presidente del partido y portavoz del grupo municipal y comencé a liderar el trabajo de oposición junto con la secretaria general, el comité y nuestros concejales. Con el trabajo diario implemento mi forma de hacer las cosas, configuras un equipo e incorporas gente nueva. Fue reelegido presidente del PP de Chiclana y planteo a mis compañeros la posibilidad de presentarme a la Alcaldía, cuestión a la que recibí apoyo unánime y lo traslado al presidente provincial del PP.

¿Cómo se produce el cambio de liderazgo entre usted y Ernesto Marín?

Muy natural. Ernesto es una persona que ha demostrado sobradamente su condición se servidor público. ha sido alcalde de Chiclana en dos ocasiones y bajo sus mandatos se han logrado cosas importantes para Chiclana. Él entendió que había que hacer una renovación. Pero él sigue aún trabajando políticamente por Chiclana. Fuimos respaldados por más de 8.000 votos, eso es mucha gente de Chiclana que confió en él, y no por ello no podía quitarse de en medio así como así. La renovación, reitero, ha sido muy natural y con la máxima lealtad hacia los ciudadanos. Cada uno tenemos una forma de ver y hacer la política. Tras perder la Elecciones llegó un periodo de autocrítica y entendimos que debíamos estar más cerca de los ciudadanos, una política más directa y explicarlo todo a los chiclaneros fuera de los medios. Es por eso que hemos salido a la calle y hemos abierto el partido, algo fundamental para mi, pues tienen que darse cuenta que somos gente de Chiclana normal con nuestros trabajos, nuestras preocupaciones y entendemos la política como una vía para mejorar la ciudad y la vida de su gente.

Casi desde el mismo 2015 comenzaron a realizar un intenso trabajo en la calle, ¿cómo ha sido?

Hemos empezado a hacer puerta a puerta, con colectivos, con ciudadanos individuales. Nos reunimos con todo el mundo y escuchamos sus problemas y propuestas. Yo personalmente no creo en campañas electorales. Hay que hacerlas, pues es la forma de ratificar el trabajo que has venido haciendo en estos cuatro años, pero no vale presentarse para trabajar dos meses haciendo campaña, pues hay que tener implicación directa y estar siempre al pie del cañón, no vale llegar dos meses antes de las elecciones llamar a la puerta y pedir el voto. Se está en un cargo público para servir al ciudadano, servir desde el punto de vista de la utilidad. En este sentido hemos hecho muchas campañas en este tiempo: Díselo a tu concejal, contra la subida del IBI’ o contra el Impuesto de Sucesiones. Eso es estar en contacto con los chiclaneros y escuchar sus problemas y propuestas.

Un candidato nuevo debe tener un equipo nuevo, ¿puede detallar algo al respecto?

Hacer una lista electoral es muy complicado. Yo ya he estado en la elaboración de varias y cuando tienes un equipo de gente tan grande y tan trabajadora como nosotros, que lo hacen de forma altruista sin cobrar y sin ser concejales ni cargos públicos, más aún. Mi candidatura va a estar hecha para gobernar y para gobernar necesitas todo tipo de perfiles. Entramos en el debate de las listas abiertas, un asunto del que no soy partidario, pues a la hora de configurar un equipo para llegar a un Gobierno necesitas de perfiles variados y específicos. Con una lista cerrada se configura un equipo humano que te permite abarcar todas las áreas, como un equipo de fútbol, hace falta un delantero, centrocampista, defensa, portero, entrenador… y eso te lo da un once cerrado, una lista cerrada.

Entonces, ¿va a haber renovación en la candidatura del PP de Chiclana?

Sí, la va a haber. Soy un firme partidario de la renovación. Cuando hay renovación hay competitividad, sana. Eso nos obliga a dar el máximo. Siempre lo he dicho: la política no es un trabajo ni una ocupación, es un periodo transitorio. Estarás los años que tengas que estar en función del cargo que desempeñes, pero desde el inicio no debe ser entendida como una actividad para ganarse la vida y que te desvincule de tu ocupación privada. Hay que volver a salir y volver a la actividad privada, eso sirve para refrescar ideas, ánimos y compromisos. Hay que incluir savia nueva en los proyectos. En un proyecto nuevo que presentamos para 2019 se ha incorporado mucha gente nueva, perfiles muy buenos, y es obvio y lógico que la lista de 2019 sufra importantes cambios respecto a 2015. Estas incorporaciones nuevas sirven para dar impulso y alegría a los proyectos que estamos llevando a cabo.

¿Cuantificaría esa renovación?

No voy a descartar a gente por el mero hecho de renovar. Ahora mismo los siete concejales del PP son básicamente el mismo grupo municipal que en 2011 y casi de 2007. En este tiempo se han ido incorporando gente nueva, además de los que iban en lista y no entraron. Creemos que hay que renovar. No cuantifico porque no se trata de eso, pero cuando hablo de la renovación digo que en los puestos importantes va a haber caras nuevas que nos van a dar impulso y aire fresco. Entre los 10 primeros va a haber una renovación profunda de la lista.

¿Habrá en esa lista algún fichaje estrella?

No, no confío en los fichajes estrella. Nadie es imprescindible. Sólo confío en el compromiso, trabajo diario y a vocación. Busco personas con vocación de servicio y no los que persiguen una notoriedad, satisfacer su ego personal o sacar rédito económico. Esos no estarán nunca en mi equipo.

¿Manejan ya datos de alguna encuesta interna?

No. Sólo conocemos la de 8 Chiclana de mayo de 2017, y se hizo cuando todavía no había candidato. Eso influye suele influir mucho. Ahora sería distinto. Yo estoy cuantificando nuestro estado de forma vía las nuevas incorporaciones al partido, que la gente se sume al proyecto porque le gusta. Por ejemplo: hicimos un acto abierto en noviembre para gente que era de fuera del partido y quisiera aportar algo. Se afiliaron unas 40 personas, algo impropio del momento político a nivel general que vivimos. Gente que nunca había estado en contacto con el PP, hubo una convocatoria por redes sociales y se sumaron.

Volviendo al tema de la lista y sabiendo que no va a aportar nombres aún, si estaría claro que una persona que formará parte de ella dado su carácter renovador es la secretaria general, Ana Dominguez, que no es concejal, ¿Puede ser?

A día de hoy no garantizo a nadie un puesto en la lista. Ni el mío estaría garantizado, pues en política puede pasar de todo. Sí es cierto que la secretaria general es una persona que siempre está al pie del cañón, a mi ritmo y no es concejal. Está aquí por vocación sin recibir nada y costándole el dinero. Tiene muchos puntos a su favor, pero nadie tiene garantizado nada.

¿Qué podemos saber de su programa?

Pues lo primero es que a Chiclana hay que transformarla. Y hay que hacerlo desde la cercanía con el ciudadano. Basta de políticos mentirosos y de falsas promesas. Yo no pido que me apoyen a mi como persona, sino el proyecto que lidero. Chiclana tiene una serie de problemas endémicos y permanentes. De entrada, la ciudad está en manos de gente más preocupada en salir bien en las fotos y dar titulares, pero no que quieran solucionar los problemas de la gente. Y esos problemas no se conocen desde el despacho. Un ejemplo: un alcalde o un delegado no puede decir a un autónomo, empresario o comerciante que vaya a verle a su despacho cuando cierre su negocio. Es el servidor público quien tiene que salir de su despacho e ir a ver a esta persona. El contacto directo con la calle es lo más importante y no se puede perder.

¿Qué proyectos destaca especialmente?

Pues el Proyecto Alma para revitalizar el centro; la carretera de Medina; la regularización. Potenciar el mantenimiento urbano en todos los sentidos. Todos estos proyectos si se gestionan adecuadamente redundarán en la creación de empleo.

La regularización del extrarradio, vaya un asunto espinoso…

Es urgente darle una solución pues cuando todo esté aclarado será un importante generador de empleo de cara a la construcción y todo lo que le rodea. Afecta a la mitad de Chiclana, a 15.000 viviendas y a 40.000 personas. Percibimos en nuestras reuniones una gran desconfianza de la gente hacia el Ayuntamiento por cómo gestiona el proceso. Lo primero es que hay que generar confianza y se gana demostrando la implicación del dirigente. Es un proceso caro: la media por caso son 45.000 euros y hay que explicarlo bien y claro: Por qué ese dinero, qué servicios van a recibir, cuándo se puede empezar, cómo se puede pagar… Ahora mismo el plazo de pago es de siete años. Nosotros queremos ligar la Ordenanza de Regularización a la de Recaudación y que se puede pagar en 15 años.  Va a dar servicios a los ciudadanos y a va a reactivar un sector tan importante como la construcción, con la consiguiente generación de riqueza y empleo.

¿Y la desestacionalización del turismo?

La mayoría de turistas viene a Chiclana a la playa, pero cuando llega el frío no van a la playa. No es cuestión de alargar la temporada de verano, tenemos que crear otro foco de atención fuerte para atraer gente que venga a Chiclana, y aquí encaja nuestro Proyecto Alma, que es lograr hacer de Chiclana un centro urbano tan fuerte como puede ser el de Málaga con la calle Larios. Cómodo para el ciudadano, atractivo para las poblaciones vecinas, en definitiva, que sea motivo para dedicarle un fin de semana. Chiclana es un referente turístico internacional, recientemente hemos recibido que somos el destino con más gasto por turista de España, pero lo cierto es que la repercusión en la ciudad no se percibe, en definitiva, ¿ese beneficio económico se queda en Chiclana? Por otra parte, vivimos de la playa, pero el sol se va. Chiclana cuenta con otros grandes atractivos que hay que potenciar, por ejemplo, los culturales: Iglesia Mayor, San Telmo, Las Hermanitas, el Yacimiento del Castillo de Sancti Petri, el Museo de Paquiro, el Museo Municipal o el Museo de las Muñecas Marín, hoy cerrado. Son enclaves que no se ponen en valor y nosotros los incluimos en nuestro Proyecto Alma. En el mismo, contemplamos una homogeneización del centro de la ciudad, dándole uniformidad e integración de elementos que lo hagan un sitio cómodo al igual que los centros comerciales.

¿Cómo sería la nueva Delegación Municipal para Empresas y Emprendedores que quieren poner en marcha si llegan al Gobierno local?

Chiclana es una ciudad eminentemente emprendedora y así lo dicen todos los indicadores mes a mes. Ello contrasta con todas las trabas burocráticas que el Ayuntamiento exige, por tanto, nuestra solución es crear una Delegación especifica para los emprendedores y las empresas, fuera de la de Fomento, que debe estar para otros tipo de cosas, como el fomento de la actividad económica y el empleo, pero creemos que la nueva delegación que proponemos es muy necesaria. Esta delegación realizaría una especie de tutorización del nuevo autónomo o empresario, personas a las que ponerles una alfombra roja. Es con estas personas con las que el político tiene que hacerse la foto. En Chiclana hay grandes profesionales que han querido dar el paso de establecerse por su cuenta, pero estas personas no tienen por qué saber de gestión empresarial. Con esta iniciativa se le apoyaría de muy diversas formas. Actualmente el Ayuntamiento de Chiclana es el principal enemigo de los emprendedores, tenemos que darle la vuelta, que sea el principal amigo.

A estas alturas, ¿qué esperan del Tranvía?

No sabemos el daño que este proyecto le ha hecho a Chiclana. Nuestra ciudad estaba dividida en dos y ahora lo está en cuatro. No se sabe cuándo va a empezar. Es un proyecto negligente y encima tenemos que aguantar cachondeos del Partido Socialista, como las declaraciones de López Gil. A estas alturas la indignación que sentimos no podemos transmitirla con buenas palabras. Luego dicen que hay desencanto con los políticos. Aquí en Chiclana nos hemos encontrado con una situación desastrosa: se ha roto la calle Mendizábal y callecitas como Soledad se han convertido en improvisadas avenidas principales. Urbisur era una zona comercial y finalmente se ha convertido en una zona de paso. Lo mismo pasa con la cañada de Los Barrancos o avenida de Los Campesinos. Lo peor de todo es cómo afecta en verano cuando triplicamos la población, menos mal que van a solucionar lo del nudo de Tres Caminos, pero la entrada principal de Chiclana. Y más, vamos a ver qué pasa cuando entre en funcionamiento, visto lo visto en otras localidades, como Jaén, donde se quita por el déficit que genera. Esperemos que esto no pase aquí, porque además nadie dimite.

¿Con qué posibilidades se ven en 2019?

Me quedo con una cosa: trabajar a conciencia, sin dejar nada en el tintero. Aunque dependemos de muchas variables externas, el contexto o los partidos políticos que se presentan.

En un escenario de posibles pactos y coaliciones, ¿con quién podrían formar Gobierno aquí en Chiclana?

Yo sólo miro qué puede hacer el PP por mejorar Chiclana. No me planteo nuestro trabajo en relación a otros partidos. Tengo muy claro mi línea política: servir al ciudadano. Después de las elecciones ya veremos. Es muy difícil una mayoría absoluta, pero ahí están Vejer y Algeciras donde el PP lo logró. ¿Por qué no en Chiclana? Digo una frase de una serie que me gusta mucho, ‘House of Cards’, “si no te gusta cómo está la mesa, dale la vuelta”.