miércoles 18/5/22

Tres años de cárcel por hacerse pasar por americano y ofrecer trabajo en Rota

El hombre intentó convencer a los socios de una empresa de que obtendrían más de ocho millones de euros de beneficios

La Fiscalía Provincial de Madrid pide tres años de prisión para un hombre por hacerse pasar por un funcionario de la embajada de Estados Unidos para convencer a los socios de una empresa de que obtendrían más de ocho millones de beneficios por llevar la seguridad de la base militar de Rota.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, Jesús Ramón C.G se hizo pasar por un trabajador experto en seguridad de la embajada de EE.UU que pertenecía a Homeland Security.

Valiéndose de esta identidad, el presunto estafador entabló una amistad con dos socios de Consultores e Instaladores de Seguridad S.A., que con el paso del tiempo se convirtió en una relación «de confianza total» sobre todo con uno de los socios, F.A.A.

En el marco de dicha relación de amistad, el acusado, a sabiendas de no ser cierto y con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito, les ofreció la seguridad de la base militar de Rota, lo que les podría reportar entre ocho y nueve millones de euros en cinco años, añade el escrito.

F.A.A se creyó el proyecto, creó una empresa llamada Lion Professional Security SL, reunió a un grupo de colaboradores, elaboró un informe de servicio de seguridad denominado Housing US y entregó al acusado diversas cantidades de dinero para pagar tasas, tributos y otros costes, todo ello en efectivo y en mano.

Además, a las personas que estaban gestionando el proyecto regaló perfumes, bolsos o plumas, tal y como le aconsejó el acusado.

Finalmente, el proyecto no llegó a materializarse y el acusado alegó como motivo del retraso que las condiciones en Estados Unidos habían cambiado por el nombramiento de un nuevo presidente. Dijo también que él estaba sometido a una vigilancia por el Comité de Ética.

Más adelante, F.A.A, por motivos ajenos al anterior negocio, decidió vender la empresa Consultores e Instaladores de Seguridad SA, pero tuvo problemas con el pago de la venta y no pudo hacer efectivo un aval entregado como garantía de pago.

El acusado se ofreció a ayudarle con los trámites judiciales que se hubieran de realizar en EE.UU, ya que la sede de la empresa compradora se encontraba en dicho país, para lo que F.A.A le entregó alrededor de 16.000 euros.

La Fiscalía no ha podido determinar la cantidad total entregada por la víctima al acusado, pero calcula que no fue inferior a 200.000 euros.

Tres años de cárcel por hacerse pasar por americano y ofrecer trabajo en Rota