miércoles. 17.04.2024
Martínez Ares: Una historia de amor y odio con el Concurso del Carnaval de Cádiz
Martínez Ares: Una historia de amor y odio con el Concurso del Carnaval de Cádiz

Mucho se viene especulando en los últimos días, desde Jerez de la Frontera hasta el Cabo de Gata, sobre la posibilidad de que Antonio Martínez Ares se tome un descanso en el Concurso del Carnaval de Cádiz. No hay nada confirmado evidentemente, pero en los mentideros carnavalescos todo apunta a que los tiros van por ahí. Su historia de amor y odio puede escribir un nuevo capítulo.

Con independencia del tirón que tiene un grupo muy sólido y con verdaderos pesos pesados en el Carnaval gaditano y su certamen, Martínez Ares tiene la intención de irse del Concurso desde que lograse su segundo premio consecutivo con 'La ciudad invisible' en 2023. 

Martínez Ares, en 2020 con 'La chusma selecta'
Martínez Ares, en 2020 con 'La chusma selecta'

Ya ha quedado más que reseñado que se presentó al grupo casi con una única idea, 'La oveja negra' y el colectivo, consciente de que había que tirar del carro, aceptó encantado y el resultado fue un nuevo e incontestable triunfo en 2024.

Martínez Ares y su relación con el Concurso del Carnaval de Cádiz

Sin embargo sobre su cabeza revolotea una vez más la idea de volver a descansar, aunque, en caso de que optase por esa posibilidad, habría que esperar y desear que no fuese tan prolongado. hay muchas cosas del Concurso que le generan una enorme presión. 

A nadie se le escapa que Martínez Ares no es el mismo que cuando volvió en 2016 con 'Los cobardes'. En esa época se le notaba como más relajado, con una intención muy clara de reencontrarse con ese público y esa ingente legión de seguidores que le adora. 

Sin embargo, ocho años después su actitud ha sido un tanto diferente. Se pudo apreciar en la Gran Final cuando fue preguntado por su opinión sobre el Concurso y ni corto ni perezoso afirmó rotundamente que no lo seguía, dejando entrever que, directamente, no le interesa.

Amor y odio

Por eso su relación con el certamen está encriptada en una especie de amor y odio. Por un lado está claro que un cierto cariño le debe tener porque concursa como nadie, marcando los tiempos. Esta estrategia es la que sus detractores utilizan en su contra, sosteniendo que lo hace buscando un primer premio que luego le reporta multitud de presencia en galas y festivales por todos los confines de Andalucía.

Sin embargo ese gran manejo de las fases contrasta con esa especie de desapego que tiene hacia todo lo que rodea. Directamente no le gusta y así lo ha reconocido abiertamente en más de una ocasión tanto en privado como en público. 

En relación a ello conviene recordar la furibunda crítica que lanzó contra el Ayuntamiento de Cádiz, entonces dirigido por Kichi, cuando su Equipo de Gobierno, inquietado por la posible evolución de la pandemia, decidió trasladar el certamen de febrero a mayo. Se despachó a gusto contra la medida pero acabó participando con 'Los sumisos', un nombre que, en principio, se prestó a todo tipo de interpretaciones.

El Falla se lo ha dado todo

Lo que es evidente es que el Falla le quitará mucho tiempo, le provocará cierta presión porque casi que compite consigo mismo (a los últimos resultados me remito) pero la ha dado mucho más de lo que le quita. Se lo debe casi todo.

Martínez Ares, en su etapa como cantautor
Martínez Ares, en su etapa como cantautor

Su trayectoria y el reconocimiento jamás serán comparables a lo conseguido en su etapa como cantautor cuando estuvo alejado de las rigores de la competición, Al fin y al cabo lo acabó echando de menos y por eso volvió.

Curiosamente, el otro día también recordaba como gente como Jesús Bienvenido habían tomado su camino, en este caso muy similar al suyo en 2003. Y curiosamente también, Jesús Bienvenido sacó una comparsa bajo la denominación de 'Los imprescindibles'. Está claro que ninguno de los dos lo son, pero sí muy necesarios en la fiesta.

Martínez Ares: Una historia de amor y odio con el Concurso del Carnaval de Cádiz