viernes 24/9/21

Eduardo Herrera: "El baile es mi forma de expresarme y liberarme"

El joven jerezano, profesor de profesión, es uno de los referentes del mundo del baile a nivel provincial

Eduardo Herrera: "El baile es mi forma de expresarme y liberarme"

El joven jerezano, profesor de profesión, es uno de los referentes del mundo del baile a nivel provincial

Cuando escucho hablar de baile siempre pienso en la misma persona: Eduardo Herrera Román. A sus 26 años, este jerezano es conocido en casi toda la provincia por ser uno de los referentes dentro del mundo del baile. Sus clases, de las que abre la puerta a cualquier persona interesada, son muy codiciadas en Cádiz.

En una familia de artistas, con una prima actriz, Carolina García, y otra cantante, Marina García, Edu comparte su pasión por el baile con su profesión, puesto que es profesor de Ingles de primaria. Actualmente ejerce sus labores en un centro de San Juan de Anzalfarache, impartiendo clase en un colegio de adultos de secundaria para un grupo de jóvenes que buscan "una de sus últimas oportunidades en la vida".

Comenzó a bailar gracias a sus padres, Paco y Carmen, aunque al principio no le llamaba la atención. Su sueño era ser futbolista, como Fernando Hierro o Michel Salgado, y recuerdo que alguna vez me dijo eso de "conmigo pasa el balón o el jugador, las dos cosas no". Finalmente probó fortuna en el baile, dejando el balón de lado, y desde entonces no le ha ido nada mal.

Lázaro Castellón, del que habla maravillas, fue una de las personas más influyentes en su carrera dentro del baile. Hace ya nueve años que Edu comenzó a impartir clases, por las que han pasado cientos de alumnos. En 2016, junto a Elena Bernal, quedó sexto en el Campeonato de España, única participación a nivel nacional. Este año le han propuesto competir en el europeo. ¿Quién sabe si será la vuelta del profesor?

¿Cuándo le llamó la atención el mundo del baile?

Hubo un programa en 2003, que se llamaba Mira quién baila en la primera, que eran bailarines profesionales que poca gente conocía, porque en España el baile es un gremio que esta poco valorado y reconocido. Pero bueno, eran bailarines profesionales que bailaban con famosos, entonces mis padres lo veían y les empezó a picar el gusanillo por el baile latino. Siempre veían en una barriada, donde había una mujer dando clases y se juntó el ver los bailes en el programa y en la calle, entonces se apuntaron y empezaron a bailar hace 14 años. Ellos siempre han querido que tengamos aficiones sanas, yo siempre he jugado al fútbol, siempre soñaba con ser futbolista, quería ser Fernando Hierro o Salgado. Y empezaron a invitarme pero yo no hacía mucho caso, porque no me atraía ni me llamaba la atención.

Entonces había un grupo de niños que bailaban y de tanto insistir mis padres, pues fui a probar. Me gusto el ambiente que había de niños y dije pues bueno me voy a venir a echar el rato. Hubo un momento que fue clave que fue cuando me cambiaron de profe y conocí a Lázaro Castellón, que ha sido mi maestro toda la vida y con el que he recorrido España durante tres temporadas. Él me dijo que bailara para su grupo de Pura Salsa Junior, que eran los mejores niños que bailaban salsa de toda la provincia. Esto fue lo que me animó y lo que me hizo tener ganas de seguir creciendo en esto. Y ya con 16 años empecé a hacer las giras nacionales con él.

Existen muchos estilos de baile, pero ¿en cuál se siente más cómodo?

Yo lo llamo 'palo', como en el flamenco. Está la salsa, bachata, merengue, chachachá, Kizomba, y dentro de cada palo hay estilos. Está la salsa cubana, estilo salsa NY, Los Ángeles, bachata sensual, dominicana.  Yo me considero una persona sentimental, me gusta hacer las cosas con cariño y dedicación, porque salen mejor las cosas así, entonces depende de cómo me sienta un baile u otro, me permiten expresarme como me siento.

Un día entre semana de clases puedo darte salsa y bachata, pero todo depende de cómo me sienta esa semana voy a bailar mejor un estilo u otro, porque la bachata es un género que siempre ha sido drama y desamor y la salsa ha sido un género para denunciar situaciones sociales o políticas, también cuenta historias de amor, pero el drama está en la bachata, entonces si esa semana estoy un poquito más pasional me identifico más con la bachata, pero si esa vez estoy más enérgico, más vivo, pues seguramente te baile mejor una salsa.

¿Cuál sería el prototipo de alumno perfecto?

Independientemente de la edad, para mí algo muy importante es que esa persona que llega quiera bailar, ósea que su objetivo o el motivo por el que te busca sea bailar, disfrutar del baile y conocer el baile. A nosotros por suerte o por desgracia, nos llegan personas con problemas personales o familiares, entonces buscan un refugio en el baile para despejarse de su rutina. Yo estoy abierto a que estas personas las ayude mi baile, pero es verdad que como te buscan por ayuda, cuando le das esta ayuda y ya se recuperan, la mayoría te abandonan. Entonces el prototipo sería alguien que su objetivo principal sea bailar y no curarse de nada. Aquí estamos para ayudar a todo el mundo, pero el prototipo perfecto de alumno sería ese tipo de estabilidad.

¿Cuál cree que debe ser la actitud de un profesor hacia el alumno?

La actitud principal tiene que ser querer compartir y transmitir una cultura, porque esas personas que nos hemos formado en enseñar, estudiamos cultura, folclore, el baile, la técnica, y simplemente tenemos que ofrecer la sonrisa y la capacidad para poder transmitir en cualquier situación. Por ejemplo, el último día la gente estaba súper revolucionada en la escuela, estaban todos los grupos revolucionados, entonces mi actitud tiene que ser paciente, pero siempre tiene que reinar el cariño al baile y las ganas de transmitir el conocimiento, o el baile que se imparta ese día.

¿Qué número de alumnos suele tener en cada grupo?

20 o 25. La gente en mis clases viene sola, es muy raro que venga una parejita. Normalmente son personas que a sus parejas no les gusta y por no obligarlas vienen solas, hacen algo diferente, se despejan de su pareja y disfrutan, al igual que otros pueden ir al gimnasio o a la zumba. Entonces normalmente vienen solteros o simplemente solos, también hay casados de hace 20 años, tengo de todo tipo.

¿Una pareja con la que mejor te hayas sentido a la hora de bailar?

Elena Bernal Gil, que fue con quien competí en el Campeonato de Baile y es la persona con la que he conseguido más logros a nivel profesional. Es verdad que nos cogió en un momento de inmadurez y fue un poquito complicado. Las situaciones personales de los dos nos llevó un poco a no tener todo el éxito que podíamos haber tenido en esos campeonatos y eso nos repercutió negativamente ya que ella se terminó yendo a Barcelona y yo me quedé solo.

Ese año estábamos clasificados para el campeonato de París, que era el primer europeo de nosotros, veníamos de quedar 6º de España y al final esto paso de estar creciendo a un nivel muy bueno a la nada. Ella es la que me ha propuesto participar ahora en campeonatos europeos, lo estamos estudiando porque sabemos que tenemos muchas posibilidades porque nos compenetramos muy bien que creemos que podría funcionar pero estamos hay estudiándolo. Entonces si tengo que elegir a alguien pues la elijo a ella.

¿Cuántas horas le dedica al baile?

Al día unas cuatro horas. A la semana, contando que el único día que no doy clases es jueves y sábado, podríamos estar hablando de 20/25 horas semanales dedicadas al baile como mínimo. En el momento que empiece a competir esas horas se pueden convertir en el doble. Lo que pasa que para tu estar actualizado musicalmente tienes que estar escuchando música continuamente, entonces esas 20/25 horas se pueden convertir en muchas más porque escucho muchísima música, si te enseño las horas de música que escucho en Spotify te sorprenderías de verdad. Ahí podríamos estar hablando de 25/30 horas semanales fácilmente.

Aunque lleva muchos años dando clases, ¿sigue formándose?

Claro, yo después de 12 años tampoco dejo de formarme. La última formación que hice fue en navidades con la seis veces campeona del mundo de salsa, Anita Santos Rubín, que es de Barcelona. Me pillé unos vuelos, estuve allí y pague la formación. La verdad es que es caro y luego además paga los metros, la comida, la estancia, pero merece la pena porque no es como por ejemplo una discoteca que invierte en alcohol, ya que el alcohol se consume y fin, esto es un conocimiento que invierto en mí mismo, aunque le sacara rendimiento cero siempre se queda lo personal y yo creo que una persona en el trabajo que sea no debería de tener techo, debería de siempre aspirar a más.

¿Qué le ha enseñado para la vida?

Si me tengo que quedar con algo me quedaría con la capacidad para acertar decepciones. Creo que las decepciones no hay que sentirlas como algo negativo, sino como un aprendizaje y los aprendizajes hay que aceptarlos y entenderlos. A nivel personal hay muchas frustraciones, porque cuando compites y fallas o cuando no quedas en el puesto que querías o porque te traiciona mucha gente. Por ejemplo, tu creas una fiesta y te la hacen por otro lado por la mitad de dinero y te la putean, pues entonces esa capacidad para aceptar los errores, los fallos y las frustraciones de la vida la he conseguido con el baile. Eso es lo más importante para mí, poder vivir con la conciencia tranquila después de un fracaso, no verlo como un fracaso como tal sino como voy a ver esto que me ha pasado y voy a ver como lo puedo remediar para que la próxima vez sea menos fracaso.

¿A qué público van dirigidas sus clases?

Mis clases van dirigidas a todas las personas que se lo puedan permitir, da igual que sea mayor de edad o menor de edad, lo que quiero decir es que lo importante es que quiera bailar.

¿Dónde y cuándo da las clases? ¿Qué estilos de baile da en ellas? 

Hoy en día hay tres bailes latinos en auge que son la salsa, la bachata y la kizomba. Hay otros estilos pero los más fuertes son estos tres. Yo bailo desde pequeño salsa y bachata, y estoy especializado en ellos dos para poder aportar en las clases más calidad. Los lunes doy bachata en la discoteca Belmondo, los martes estoy en Casa Compay, que doy clases de salsa y bachata, que son clases de nivel abierto para todo el que quiera venir, los miércoles doy salsa en Belmondo y los domingos doy salsa y bachata en Sanlúcar de Barrameda en un sitio que tengo alquilado. Los jueves no doy clase y viernes y sábado alterno fiestas, es decir, este año estoy intentando de trabajar un fin de semana si y uno no, por respirar y dejar que la mente se despeje un poquito.

¿Algún referente dentro del mundo del baile?

Tendría que dar dos referentes, uno para salsa y otro para bachata. Si buscamos la persona para mí más completa, que tiene mucha capacidad para transmitir y una calidad en el escenario y haciendo shows buena, en salsa me quedo con Fernando Sosa y en bachata me quedo con Korke y Judith, que son los creadores de la bachata sensual, que es lo que se promulga en el mundo entero. Es una bachata que nace aquí en Cádiz creada por ellos. Este hombre ha llegado a crear una marca que es conocida a nivel mundial y reconocida a nivel mundial y por supuesto tanto en el escenario como a la hora de enseñar son una autentica referencia para mí.

Hablaba de que el baile no estaba muy reconocido antes, ¿cree que eso ha cambiado en los últimos años?

El baile como todo en España ha sufrido la crisis. Entonces antes había congresos con muchos más bailarines internacionales, el nivel económico de la gente permitía que consumieran más baile. Mi problema hoy en día está siendo sacar a la gente de esa actitud de crisis y de voy a pagar lo mínimo posible, porque lo mínimo no garantiza calidad, entonces hay que buscar algo donde este el equilibrio de calidad y precio. En los últimos diez años el baile ha cambiado mucho, creo que a peor. Aunque habiendo actitudes muy positivas, sigue teniendo que mejorar porque la actitud de la gente es voy a pagar lo menos posible, llevándonos a los profesores a un nivel extremo de supervivencia, donde mucha gente se pelea por alumnos y siempre está la actitud esa de tensión por comer, porque al final el bailarín también tiene que comer.

A nivel provincial, la marca Edu Herrera está teniendo mucho éxito, ¿a qué crees que se debe?

Yo por suerte o por desgracia no he tenido mucha suerte, ni mucho éxito compitiendo, me refiero en el sentido de que no he tenido una pareja que dure porque la clave del baile está en crear una marca y la marca la crean los nombres propios. Entonces al no tener una continuidad la gente no te reconoce, entonces donde he tenido continuidad ha sido en Cádiz, con la fiesta, con las clases, que este ya es el noveno año. Aquí es donde yo he tenido ese reconcomiendo que te lleva a crecer un poco más. No es que me haya conformado, pero a lo mejor mi papel en esta vida no es hacer una gran historia a nivel europeo, sino marcar un antes y un después o dejar un camino hecho en Cádiz, porque aquí me siento protagonista, me siento que soy una parte importante del baile y que tengo una responsabilidad. Tengo un camino que dejar marcado para que alguien lo intente seguir.

De cara al futuro, ¿qué tipo de proyectos o desafíos tiene?

Por un lado, creo que está el trabajo a nivel provincial que me parece muy importante y después por otro lado, lo que me gustaría hacer con el provincial es seguirlo toda mi vida, porque lo amo y disfruto haciéndolo, mientras que a nivel europeo, siempre que surja una proposición decente, intentar aprovechar y entregarme al 100%. Que sale bien, perfecto, que no sale, no pasa nada, sigo trabajando.

¿Qué puede aportar el baile a tu vida?

Desde el punto de vista del profesor, ya que el profesor actúa como un psicólogo, tiene que trabajar con las emociones de grupos de personas que vienen a las clases cada uno con sus problemas. Desde el punto de vista del alumno lo que aporta el baile es una vía diferente para hacer ejercicio y un punto de despeje o desconexión donde durante una hora te puedo garantizar que estas tan concentrado y pendiente de lo que tienes que hacer con tus pies, con tus manos, con los hombros, que te olvidas completamente de cualquier problema o preocupación que tengas en la vida, entonces si tengo que vender algo, es felicidad  y ejercicio. Vas a conocer a gente, te vas a reír, porque son clases dinámicas, te lo vas a pasar bien, vas a hacer ejercicio.

¿Qué le diría a los que no hayan probado el baile?

Si tienen un mínimo de curiosidad que vengan a la escuela, que están las puertas abiertas para todo el mundo.

¿Se puede vivir del baile?

Se puede vivir del baile siempre y cuando haya un cambio de leyes para el autónomo, porque el nivel de ingresos del baile no es súper alto, no es una empresa que puede tener miles de euros, te puedo asegurar que en ninguna escuela va a pasar de 2.000 euros, y si de esos 2.000 euros tienes que pagar luz, agua, autónomo, extintores, personas que te cobran, que te quedas, ¿con 500 euros? Tendría que haber otro tipo de ayudas o facilidades para poder vivir del baile. Hoy en día creo que es complicado, tendría que tener mil contratos en el fin de semana y doscientos alumnos. Es muy complicado.

¿Qué es para ti el baile?

Yo creo que es la pregunta más difícil porque lo más fácil es responder el baile es mi vida. Para mí el baile es una actividad social que se lleva realizando desde los primeros seres humanos, que invocaban la lluvia. Yo amo el baile, pues me permite expresar mis estados de ánimo o lo que siento a través del cuerpo. Hay gente que se expresa bien hablando, gente que lo hace encima de una moto y yo me expreso con mi cuerpo, ya sea con la boca, mis manos o mis pie. Entonces, el baile es una forma de expresarme y liberarme, igual que te estoy hablando ahora te puedo hablar con el cuerpo y te puedo demostrar que me gusta alguien o que me desagrada, que estoy feliz o que estoy triste. Puedo bailar bien con todos los estados de ánimo, pero mostrarte uno diferente que es al final de lo que se trata el baile,  una interpretación en un escenario

Yo el baile lo definiría como la vía de escape y expresión que tengo en mí día a día. No te podría decir que es mi vida, porque mi vida son más cosas, pero es una parte importante que me ayuda a liberarme de todas las energías que puedo tener a lo largo de un día.

Eduardo Herrera Román - Facebook: Eduardo Herrera - Instagram: edwards48

Eduardo Herrera: "El baile es mi forma de expresarme y liberarme"
Comentarios