viernes. 23.02.2024
Se enfrenta a 20 años de cárcel por la muerte de la expareja de su novia en Granada
Se enfrenta a 20 años de cárcel por la muerte de la expareja de su novia en Granada

Nuevo caso de violencia que se ha saldado con la peor de las consecuencias. En este caso el acusado se enfrenta a 20 años de prisión por la muerte de la expareja de su novia. Ahora, la justicia tendrá la última palabra. 

Según la información a la que ha tenido acceso este periódico, un jurado popular enjuiciará en la Audiencia de Granada al acusado de asesinar, en la Navidad de 2020, a un hombre en un domicilio de Purchil asestándole una puñalada en el corazón con un cuchillo de grandes dimensiones. Cuando se produjo el crimen, en la mañana del 25 de diciembre, la víctima se encontraba junto a su exnovia.

Purchil, la localidad donde se produjeron los hechos
Purchil, la localidad donde se produjeron los hechos

Es por ello que la Fiscalía le acusa de un delito de asesinato por el que solicita que sea condenado a 20 años de prisión. La acusación particular, ejercida por los familiares de la víctima, eleva a 30 años su petición, mientras que la defensa argumenta que fue la víctima quien golpeó primero con una catana a su cliente, que acabó en un centro hospitalario.

Discusión previa por teléfono

De esta manera, la Fiscalía mantiene que, tras una discusión previa por teléfono, el acusado se presentó, sobre las seis de la mañana, en el domicilio donde se encontraba su novia y la expareja de ella. Presuntamente llegó hasta allí con un cuchillo escondido de unos 13 centímetros y cuando el hombre abrió la puerta le asestó varias puñaladas. Una de ellas fue letal al alcanzarle el corazón y acabó con su vida.

Según ha podido saberse, el acusado y su pareja discutieron por Whatsapp aquella madrugada por un dinero que presuntamente él le robó a ella del monedero, lo que acabó en insultos y amenazas. No obstante, fue al tener conocimiento de que su pareja se encontraba junto a la víctima cuando decidió desplazarse a la vivienda con macabras intenciones.

Al acusado se le acusa de "odiar" a la expareja de su novia y en varias ocasiones le había amenazado de muerte. Se da la circunstancia, además, de que la víctima había comenzado una relación sentimental con la expareja del presunto asesino. Solicitan que sea condenado a 25 años de prisión por asesinato con alevosía y ensañamiento, al entender que trató de prolongar innecesariamente su agonía, y cinco años más por amenazas.

Actuación en legítima defensa

La defensa del acusado alega que actuó en legítima defensa después de que la víctima le atacara con una catana en la cabeza y el tórax provocándole heridas que, según los informes forenses, le habrían provocado la muerte de no haber recibido inmediata asistencia. 

Finalmente, hay que añadir que además de las penas de prisión, los familiares de la víctima piden que se le prohíba residir en el municipio en el que concurrieron los hechos y en Cúllar Vega, donde ellos viven; así como otras medidas de alejamiento y el pago de diversas indemnizaciones.

Se enfrenta a 20 años de cárcel por la muerte de la expareja de su novia en Granada