viernes. 23.02.2024
Todo lo que se sabe sobre el veterinario detenido en Jaén por la mutilación de 1.100 perros
Todo lo que se sabe sobre el veterinario detenido en Jaén por la mutilación de 1.100 perros

Un espeluznante suceso que ha dado la vuelta a Andalucía  que se ha localizado más concretamente en la localidad jienense de Úbeda. En este caso estamos hablando de la mutilación de más de 1.100 perros con lo que ello supone como ataque contra la fauna.

Según la información a la que ha tenido acceso este periódico, el veterinario de Úbeda (Jaén) detenido por la Guardia Civil en el marco de la operación 'Raviches-Severed Ear', en la que el Instituto Armado ha investigado a 58 propietarios de rehalas de perros por la supuesta mutilación ilegal de 1.111 canes a los que les cortaron las orejas y los rabos en Almería, Granada, Málaga, Jaén, Córdoba y Sevilla; ha alegado que "en ningún momento se han realizado intervenciones quirúrgicas por motivos estéticos", sino "siempre por funcionalidad".

Un agente de la Guardia Civil durante la operación
Un agente de la Guardia Civil durante la operación

Este veterinario, puesto en libertad con cargos por presunto delito de falsedad documental y de maltrato animal, esgrime como ejemplo los alanos, "con orejas caídas y que sufren heridas constantes en peleas entre ellos mismos y en su trabajo habitual al pasar zonas de monte cerrado, en las que se encuentran con zarzas y arbustos que les acaban hiriendo.

Extirpación de las orejas

Así, tanto la otectomía --extirpación de las orejas-- como la caudectomía --amputación del rabo-- "se encuentran permitidas y reguladas en la legislación autonómica de Andalucía por "funcionalidad", existiendo "informes técnicos que avalan de manera taxativa su práctica funcional". El veterinario asegura así que nunca realizó "intervención alguna fuera" de su clínica particular y que "la única forma de anotar dicha intervención es en la cartilla del animal, cumpliendo con la normativa vigente".

La Guardia Civil sostiene que este veterinario escribía supuestamente en las cartillas los cortes de orejas y rabos "para conseguir cobertura legal sin haber visto a los perros", con lo que según el Instituto Armado "daba así cobertura a las mutilaciones que realizaban los rehaleros anotando en las cartillas sanitarias de los animales "corte de orejas y rabo".

De esta manera, la operación comenzó hace un año, cuando el Seprona realizó dos inspecciones a una rehala de perros en las localidades granadinas de Picena y Domingo Pérez. Los agentes encontraron a 26 perros con el rabo y las orejas cortadas y en sus cartillas sanitarias aparecía la anotación "Corte de orejas y rabo por funcionalidad bajo anestesia". 

Finalmente, hay que añadir que los agentes sospecharon porque los perros eran cachorros y la fecha de intervención que figuraba en sus cartillas estaba "muy alejada en el tiempo, siendo incompatibles las lesiones que presentaban ya que se veían muy recientes".

Todo lo que se sabe sobre el veterinario detenido en Jaén por la mutilación de 1.100...