viernes. 23.02.2024
Calle Remedios en el centro de Jerez de la Frontera
Calle Remedios en el centro de Jerez de la Frontera

En el corazón de Jerez de la Frontera, las calles Algarve y Remedios se han convertido en el epicentro de un debate crucial. El Ayuntamiento de Jerez ha iniciado los trámites para declarar estas vías como Zona Acústicamente Saturada (ZAS), una medida que responde a las crecientes quejas de los vecinos, concretamente de la Asociación para la Promoción Cultural y Vecinal de calle Remedios. Afectados por el ruido y las aglomeraciones, principalmente durante los fines de semana, parte de los residentes han exigido acciones concretas a las instituciones públicas para preservar la tranquilidad de su entorno.

La apertura de nuevos bares y establecimientos en estas calles ha atraído a multitudes, especialmente jóvenes, creando un ambiente de constante bullicio. Gran parte de los vecinos, agobiados por la contaminación acústica han visto alterada su calidad de vida. La situación se ha vuelto insostenible, con aglomeraciones que dificultan incluso el acceso a las viviendas, transformando estas calles en zonas de constante desasosiego.

El Ayuntamiento de Jerez, al tomar cartas en el asunto, ha suspendido la concesión de nuevas licencias y la modificación o ampliación de las existentes que puedan agravar la situación. Este proceso incluirá inspecciones y mediciones acústicas para evaluar el nivel de ruido actual. La decisión final sobre la declaración de ZAS se tomará en base a estos resultados, buscando un equilibrio entre la actividad económica y el derecho al descanso de los vecinos.

Contaminación acústica en calle Algarve y calle Remedios

La Policía Local y la Delegación de Medio Ambiente han desempeñado un papel crucial en este proceso. A través de inspecciones y controles, han documentado las irregularidades y la contaminación acústica, proporcionando un informe técnico que respalda la necesidad de la declaración de ZAS. Este informe ha sido fundamental para entender la magnitud del problema y la urgencia de adoptar medidas correctoras.

Con la llegada del nuevo gobierno del PP, se ha dado un giro en la atención a este problema. Los vecinos han conseguido el compromiso de iniciar el procedimiento para la declaración de ZAS. Este cambio de actitud marca un antes y un después en la gestión de los problemas de ruido y aglomeración en estas calles.

Si bien, hay vecinos que se han manifestado favorable a la situación actual del éxito nocturno de su zona, parte de los residentes de las calles Remedios y Algarve representados por la 'Asociación para la Promoción Cultural y Vecinal de calle Remedios' han vivido un verdadero calvario. La inacción del anterior gobierno socialista ante sus quejas y denuncias ha exacerbado la situación, llevando a algunos a considerar la vía judicial. La imposibilidad de conciliar el sueño y la dificultad para acceder a sus hogares han sido una constante, generando un clima de desesperación y frustración.

La declaración de ZAS implicará la adopción de restricciones en la concesión de licencias y en los horarios de las actividades. Estas medidas buscan reducir los niveles de ruido y mejorar la convivencia entre la actividad económica y el descanso de los vecinos. Además, se ha reforzado la presencia policial en la zona para controlar las aglomeraciones y el consumo de alcohol en la vía pública.

Así, la posible declaración de ZAS en las calles Algarve y Remedios representa un paso adelante hacia un centro de Jerez con menos ocio primando que sea más tranquilo y habitable. Si bien es crucial mantener la vitalidad económica, "no puede ser a costa del bienestar de los residentes", como señalan desde la asociación vecinal. Esta medida, esperada y necesaria, podría marcar un precedente en la gestión del equilibrio entre ocio y calidad de vida en las ciudades.

Las calles Remedios y Algarve de Jerez: de éxito nocturno a ser próximamente declaradas...