miércoles 8/12/21

Dolores Vázquez habla 20 años después: "Los gritos eran tremendos, me llamaban de todo"

Tras ser condenada injustamente por el asesinato de la joven Rocío Wanninkhof, cuenta su historia a través del documental 'Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof'
Dolores Vázquez
Dolores Vázquez habla 20 años después: "Los gritos eran tremendos, me llamaban de todo"

Hay que remontarse a septiembre del año 2000 para recordar el caso de Dolores Vázquez. Fue detenida como principal sospechosa del asesinato de la joven Rocío Wanninkhof, hija de su expareja, en 1999. Esta condena terminó siendo injusta y tras más de 20 años, Dolores ha hablado en el documental 'Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof', que se estrenará este jueves.

"En la cárcel estaba lejos del suicidio, tenía que luchar. Los gritos eran tremendos, me llamaban de todo, la bollera, la lesbiana, cosa que yo nunca me he sentido así", ha apuntado Vázquez, quien ha asegurado que toda su vida se la debe a Sonia Carabantes.

En su día, el caso desató un auténtico frenesí mediático en España y la historia conmocionó al público, que presionó a la policía para que hallara respuestas lo más rápido posible.

Dolores fue absuelta

Finalmente, Dolores Vázquez fue absuelta de los cargos debido a la aparición de pruebas que condenaron por el asesinato de Rocío Wanninkhof a Tony Alexander King. Antes de esto, el ciudadano británico fue detenido por abusar sexualmente y asesinar a la joven de 17 años Sonia Carabantes el 14 de agosto de 2003 en Coín, Málaga.

Por el hecho de haber sido condenada y encarcelada, Vázquez ha manifestado que, aunque no le den una indemnización, siempre ha pedido "un perdón por parte de la Guardia Civil, del Ministerio del Interior, del Fiscal", además de que "admitan que se han equivocado" con ella. "Si no me dan indemnización que se olviden, que con el perdón hubiese sido suficiente. Por parte del Estado pienso que me merezco un perdón", ha añadido.

De la misma forma, ha señalado a los medios de comunicación como "parte del sufrimiento": "Sin conocerme se dio una imagen de mí que no era yo. ¿Crees que eso no influyó en el jurado? ¿Que no influyó en que la gente cuando salí me llamaban asesina?. Han hecho un juicio paralelo".

En cuanto a esto, Vázquez ha lamentado que se diera "voz a una parte" mientras ella permanecía en la cárcel, algo que cree que es una "injusticia social". "Yo estoy aquí sin haber hecho nada y están hablando de mí fuera. Me ponía enferma. ¿Quién es más culpable la prensa que hacía un juicio paralelo o la familia Hornos?", se ha preguntado.

"No soy lesbiana perversa, no puedo salir del armario cuando yo no me he sentido al 100% lesbiana, no todas las mujeres son lesbianas por haber tenido una experiencia con una mujer. Siempre me han buscado a mí las mujeres, yo nunca fui detrás de una mujer", ha concluido.

Dolores Vázquez habla 20 años después: "Los gritos eran tremendos, me llamaban de todo"