viernes. 19.04.2024
medico
Un médico en una foto de archivo

Una médica recibió en la tarde de este miércoles dos patadas en el pecho mientras atendía a un paciente en Málaga. La agresión, que se produjo en en el centro de salud de la localidad de Alhaurín el Grande, ya ha sido denunciada por la facultativa, que espera los resultados de las pruebas realizadas para conocer el alcance de las contusiones físicas.

Así lo ha denunciado el Sindicato Médico de Málaga, que ha lamentado este nuevo caso de agresión a profesionales sanitarios en Málaga, "provincia que está a la cabeza de este tipo de acciones violentas en Andalucía".

Los hechos, según el SMM, se produjeron sobre las 16.00 horas en el Área de Urgencias del centro de salud de Alhaurín el Grande. La insistente llamada de un usuario al timbre de acceso al centro de Atención Primaria alertó a la médica de guardia que al abrir la puerta vio cómo un hombre se cayó al suelo, trasladándolo a consulta para ser atendido.

Mientras lo exploraban, el paciente reaccionó apoyándose en la camilla propinando dos patadas a la facultativa en el pecho, desplazándola y provocando que se golpeara contra la pared. El sujeto continuó en actitud agresiva hasta que un celador y el vigilante de seguridad lo redujeron.

A la espera de los resultados de las pruebas

Posteriormente, la policía se personó en la consulta tras ser avisada y escoltó a la ambulancia que trasladó al paciente al Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria para que le realizaran otras pruebas, y posteriormente recibió el alta.

La médica, que ya ha interpuesto una denuncia por estos hechos, está siendo asesorada y acompañada por los delegados de Atención Primaria del Sindicato Médico de Málaga; y a la espera de conocer los resultados de las pruebas realizadas para conocer el alcance de las contusiones.

El SMM ha vuelto a denunciar las agresiones reiteradas a los sanitarios y ha exigido a la Junta de Andalucía "no sólo medidas que erradiquen esta lacra sino también campañas de concienciación ciudadana para que no vuelvan a producirse".

Una médica recibe dos patadas en el pecho mientras atendía a un paciente