jueves 9/12/21
Perra con tumor sin tratar en Málaga
Perra con tumor sin tratar en Málaga

Agentes pertenecientes al Grupo de Protección de la Naturaleza (Grupona) de la Policía Local de Málaga han leído los derechos como investigado no detenido a un hombre, de 58 años, por, presuntamente, ser el autor de un delito de maltrato animal. El individuo tenía a una perra con un tumor de gran tamaño sin tratar.

Esto comenzó durante el pasado mes de septiembre. Los policías locales entraron en la vivienda del ahora investigado, ubicada en el distrito Carretera de Cádiz, con su consentimiento. Una vez dentro, comprobaron que tenía una perra de color negro que sufría un quiste o tumor con un tamaño de unos 40 centímetros.

El animal veía menoscabada su calidad de vida al no poder realizar ningún tipo de actividad física, ya que, al desplazarse, el bulto le arrastraba por el suelo y lastraba todo sus movimientos, suponiendo esto que cualquier acción motora le producía dolor o molestia física.

No acudieron al veterinario

Los efectivos del Grupona de Málaga comprobaron que ni el propietario de la perra, hijo del tenedor, ni este último, que era el responsable del animal, habían ido a ningún centro veterinario para tratar el bulto.

Este hecho había provocado que la enfermedad se fuera agravando conforme iban avanzando los años, existiendo, por tanto, una evidente falta de cuidados y atenciones básicas.

Carecía de las vacunas obligatorias

Además de esto, a la perra solo le figuraba tratamiento obligatorio contra la rabia y equinococosis del año 2011, es decir, tal y como han informado desde la Policía Local, carecía de las vacunaciones anuales establecidas en la Ley de Protección Animal durante los diez años siguientes.

Como consecuencia de todo esto, los agentes levantaron acta de denuncia por infracciones a la Ley 11/2003 de protección de los animales y la ordenanza municipal de bienestar, protección y tenencia responsable de los animales, por no llevar a cabo las vacunaciones y los tratamientos obligatorios previstos en la normativa aplicable, así como por no brindarle al animal la asistencia veterinaria necesaria. Ambos casos suponen infracciones graves.

La perra fue trasladada a un centro veterinario, al ser instado a ello el investigado, por los agentes. El animal fue explorado y, posteriormente, intervenido, siéndole extirpado el bulto, que, presuntamente, era un tumor mamario de seis kilogramos de peso. La cirugía resultó satisfactoria y ahora se le está realizando un seguimiento para su recuperación

Tiene a su perra con un tumor de 40 centímetros sin tratar durante años en Málaga