sábado 4/12/21

Un bebé prematuro sobrevive gracias a venas artificiales

La piel de Forrest Jean Coburn Gardiner era tan fina que dejaba pasar la luz permitiendo ver las venas y los huesos de su diminuto cuerpo
Un bebé prematuro sobrevive gracias a las venas artificiales
Un bebé prematuro sobrevive gracias a las venas artificiales

Increíble pero cierto. Un bebé prematuro con un peso de apenas medio kilo y que había nacido a las 26 semanas de embarazo, ha logrado salir adelante contra todo pronóstico. Y lo ha hecho después de pasar más de cien días ingresado en cuidados intensivos de tres hospitales diferentes en el Reino Unido

Hay que añadir que la piel de Forrest Jean Coburn Gardiner era tan fina que dejaba pasar la luz permitiendo ver las venas y los huesos de su diminuto cuerpo. Después del momento de su nacimiento, los médicos que le atendieron no le daban más de un 40% de probabilidades de supervivencia. Sin embargo, su situación ha ido mejorando con el paso de los días. En este contexto, conviene no olvidar que la voz de las madres reduce el dolor de los bebés prematuros.

En el hospital salvó la vida

Con el único objetivo de que el bebé pudiera permanecer con vida, ha sido necesario un sistema de 'venas' artificiales que supliera la disfuncionalidad grave que traía consigo en su sistema circulatorio el referido bebé.

La hija de Abbey Coburn estuvo ingresada en el transcurso de unos cuatro meses en el hospital. Tras recibir el alta después de producirse algo que solo puede ser considerado como milagro, el tamaño de Forrest Jean Coburn Gardiner continúa siendo inusualmente pequeño. 

El pequeño ya da sus primeros pasos

Conforme pasaban los días, los médicos advirtieron a Abbey Coburn de que era más que probable que su hijo prematuro no consigue andar nunca, pese a que saliese adelante en el sexto mes de embarazo.

Sin embargo, Forrest ha comenzado a dar sus primeros pasos hace poco, algo que hace un año hubiera sido completamente imposible de imaginar. Sus padres no pueden ser más felices después de este auténtico milagro.

Un bebé prematuro sobrevive gracias a venas artificiales