sábado 18/9/21

Isabel Pantoja sufre un nuevo y duro varapalo profesional

Los únicos conciertos previstos para este año se retrasan seis meses más debido a las restricciones sanitarias
Nuevo varapalo Isabel Pantoja
Nuevo varapalo Isabel Pantoja

Parecía que Isabel Pantoja había encontrado en la música el refugio a sus problemas familiares, económicos y legales. La artista pisaba tierras jerezanas a principios de este mes para actuar en el TÍO Pepe Festival.

Lo hacía tras una larga ausencia de más de un año debido a la crisis sanitaria, pero la artista ha recibido un nuevo varapalo. Los únicos conciertos que tenía firmados este año tras su estelar aparición en tierras gaditanas, se ven retrasados seis meses debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ISABEL PANTOJA (@isabel_pantoja_martin)

Las citas estaban previstas desde el otro lado del charco los días 5 y 6 de noviembre en el estadio Gran Arena Monticello de Santiago de Chile. Conciertos que fueron cancelados el pasado año por la actual situación y tendrán que posponerse nuevamente para mayo del próximo año.

Pantoja no cumple con las expectativas

Al parecer la venta de entradas no habría dado los resultados esperados, ya que tras su desaparición en el terreno musical los promotores esperaban colgar el cartel de 'no hay entradas', pero no ha sido así.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ISABEL PANTOJA (@isabel_pantoja_martin)

Cabe recordar que Isabel actuaba como jurado junto a Risto Mejide y Danna Paola en 'Idol Kids', programa que fue retirado de la parrilla tras los malos datos de audiencia para la cadena Mediaset.

Por si fuera poco todos los problemas que rondan a la madre de Kiko Rivera e Isa Pantoja se ha visto envuelta nuevamente en uno relacionado con su vivienda. Cantora amanecía con unas pintadas en la fachada de la finca manifestando posturas a favor y en contra del Dj.

Una empresa dispuesta a abonar  más 10 millones de euros por Cantora

Pero estas pinturas no parecen importarle a la empresa que hay detrás en querer adquirir la vivienda en la que tantos ratos familiares ha compartido Isabel junto a amigos y familiares. Dispuesta a pagar más de diez millones de euros por la transacción, aunque en un principio a la tonadillera le hubiese gustado venderla en 15 millones.

Isabel parece tener una nueva enemiga, quedándose cada vez más sola que la una. La cantante ha bloqueado en el móvil y ha cerrado las puertas de su finca sin dar explicaciones a Maite Pulpón, hasta hace poco una de sus mejores amigas, como ya hiciese con Luis Rollán, Miguel Poveda, Raquel Bollo o Las Mellis entre otros.

Isabel solo tiene a su madre y a su hermano

Amigas desde niñas, Maite es una de las mujeres más leales a la tonadillera e incluso ha trabajado con ella (su marido fue manager de la artista). Los motivos, según el entorno, son varios: la relación entre Maite y los hijos de Pantoja, con los que sigue manteniendo contacto a pesar de la complicada situación familiar que atraviesan con su madre, algo Isabel ha percibido como una traición.

El dinero podría haber sido otro detonante, ya que Isabel Pantoja habría pedido a su amiga un préstamo para recuperar unas joyas que había empeñado y Maite, cuya economía no permite excesos, se lo negó.

Isabel Pantoja sufre un nuevo y duro varapalo profesional