miércoles. 17.07.2024
Joaquín en 'El Hormiguero'
Joaquín en 'El Hormiguero'

Joaquín Sánchez volvía a 'El Hormiguero' de su gran amigo Pablo Motos para promocionar el estreno de la segunda temporada de su programa, 'Joaquín, el Novato'. La leyenda del Real Betis vivió una noche espectacular, tanto en la entrevista, como en el estreno del programa con Ana Obregón como invitada. No obstante, uno de los detalles que no ha pasado por alto es la 'loca' historia junto a Susana Saborido y su suegra que vio la luz en el programa de Antena 3.

Joaquín llegó al plató de 'El Hormiguero' como si fuese su casa. Un gran grupo de aficionados béticos coreaba su nombre en el público y una fuerte ovación se apoderó de la entrada del portuense. Los espectadores lo adoran y así se pudo comprobar en el duelo por las audiencias.

La visita de Joaquín al programa de Pablo Motos se saldó con el minuto de oro del día, siendo el tercer mejor jueves del año para el programa con un 18,6% de share. En cuanto a la guerra por las audiencias en el prime time, 'GH VIP' (13,4%), 'Masterchef Celebrity' (13,4%) y 'Joaquín, el Novato' (13%), se repartieron el pastel, que se comieron Joaquín y Pablo Motos minutos antes en 'El Hormiguero' con más de 2.300.000 espectadores.

Lo mejor de Joaquín en 'El Hormiguero' de Pablo Motos

Joaquín colgó las botas de manera oficial el pasado mes de junio. Desde entonces, la vida del ex futbolista se divide entre el Betis y la televisión. Todos conocemos el talento y arte que tiene el portuense ante la cámara, por lo que no es de extrañar que las productoras se peleen por contar con el conocido rostro en sus programas.

En su segunda entrevista en 'El Hormiguero' después de dejar el fútbol, Joaquín habló un poco más enfrío de lo que vivió en esos días de despedidas y homenajes

"Qué barbaridad, qué sensación, no sabría explicarte esa emoción. Yo sabía que iba a ser un momento muy bonito, que los béticos, mi familia, me iban a acompañar, ¿pero esto? No podía imaginar la magnitud de una despedida así. Uno sueña retirarse, después de tantos años, con algo bonito, pero jamás, ni soñando podría imaginar que iba a tener el cariño y la admiración de tantísima gente", afirmaba a Pablo Motos sin poder emocionarse.

Joaquín y su familia en su partido homenaje | Salvador López Medina para El MIRA
Joaquín y su familia en su partido homenaje | Salvador López Medina para El MIRA

De hecho, Joaquín es Betis, haga televisión, se dedique al toreo o monte una escuela de tenis. El capitán respira beticismo por los cuatro costados y Pablo Motos quiso ir más allá preguntándole si se veía como presidente. 

"Es algo espectacular, pero también sé que ser presidente del Betis es un cargo muy importante y con mucha responsabilidad. Y también quiero decir que nuestro presidente a día de hoy, Ángel Haro, es el mejor que puede tener ahora mismo el Real Betis Balompié", comentaba un prudente Joaquín, consciente que esta posibilidad podría llegar con el paso de los años.

La 'loca' historia de Joaquín con su suegra y Susana

Después de emocionarse hablando de sus últimos días como futbolista, llegó el momento más desternillante de la noche. Trancas y Barrancas aparecieron para proponer el juego de '¿Está contando la verdad?', que consiste en contar una historia y adivinar si es verdad o mentira lo que está contando.

Así, las hormigas del programa le preguntaron al futbolista qué es lo más raro que le había pasado cuando vivía en Italia. Con una media sonrisa, Joaquín tenía claro la historia que iba a contar y que iba a sorprender a todos los presentes.

Joaquín en 'El Hormiguero'
Joaquín en 'El Hormiguero'

"Cuando me fui a vivir a Italia, mi mujer era la primera vez que se iba a vivir fuera de España y se trajo a mi suegra", decía Joaquín con la risa tonta. "En uno de los primeros viajes dando una vuelta por Florencia, entró mi mujer en una farmacia y veo los botecitos de frío y calor", Joaquín daba por hecho que allí no lo conocía nadie y se los puso a Susana Saborido en el mostrador.

"Mi mujer se puso colora', pues imagínate... Lo compró", así Joaquín siguió contando que lo utilizaron y lo dejaron en la mesita de noche.  "Mi suegra lo vio y le dijo 'niña, esto para qué es' y mi mujer le dijo que era una crema para los píes", contaba Joaquín, que no esperaba lo que iba a ocurrir con los geles.

"Ahí se quedó la cosa pero una de las tardes la vemos en el sofá y la vemos con el gel. La pobre decía 'esto está tela de frío eh'", decía llorando de la risa un Joaquín que no iba a engañar a Pablo Motos y que su historia era tan real como la vida misma.

Joaquín confiesa a Pablo Motos la historia más loca con Susana y su suegra