miércoles. 30.11.2022

Las liadas de Joaquín cuando era niño (que ni imaginas): "me puso los huevos al sol"

Joaquín Sánchez un día fue un niño más de El Puerto de Santa María que vivía junto a sus padres y 7 hermanos que hicieron que su infancia fuese de lo más humilde y llena de amor 

Joaquín Sánchez
Joaquín Sánchez cuenta las anécdotas más divertidas de su infancia

Joaquín Sánchez, capitán y leyenda del Real Betis Balompié, un día fue un simple niño que vivía su infancia como cualquier otro en su ciudad, en El Puerto de Santa María. El gaditano, que hoy es ídolo desde Jerez de la Frontera hasta el último rincón de España, pasó una infancia cargada de anécdotas y buenos momentos sobre los que no puede sentir más que nostalgia.

Nostalgia, porque aunque ahora su vida sea lo más cómoda que se pueda imaginar y que con 40 años, pocos tienen la vida tan resuelta como la puede tener el mediático futbolista verdiblanco.

Joaquín Sánchez junto a Susana Saborido y sus hijas en un acto de Unicef
Joaquín Sánchez junto a Susana Saborido y sus hijas en un acto de Unicef

Hasta llegar a este punto, Joaquín y su familia han pasado por toda clase de situaciones, en las que en todas se han sobrepuesto y han logrado sacar adelante una casa con 10 personas. Un auténtico milagro que no hace más que acentuar el origen humilde y trabajado que tiene el portuense.

En este sentido, Joaquín nunca se ha mostrado reticente a no contar cosas sobre su infancia, sino todo lo contrario. El futbolista se siente cómodo ante las cámaras y a lo largo de todos estos años ha ido dejando algunas anécdotas y pinceladas que marcaron su infancia para bien o para mal.

Joaquín a Toñi Moreno: "Estuve a punto de no nacer"

Hace unos 5 años, Joaquín se abrió en una entrevista de lo más personal con Toñi Moreno, entonces presentadora de Canal Sur en el programa Los Descendientes, un espacio dedicado a entrevistas personales en las que se recordaba la infancia del invitado.

Para vivir en una casa con 8 hermanos, Joaquín y sus hermanos tenían que organizarse como podían. "Yo eso lo recuerdo como si fuera ayer, aquellas noches y mañanas, yo era feliz". 

Pese a que ahora su vida está llena de lujos, Joaquín siempre recordará con nostalgia aquellos inolvidables momentos junto al resto de sus hermanos. "Yo soy el más pequeño y estuve a punto de no nacer porque mi madre se tiró por las escaleras cuando se enteró que estaba embarazada otra vez", le seguía contando a Toñi Moreno.

Sin embargo, la entrevistadora no dio crédito cuando Joaquín le confeso que "un día me caí de una cama y luego se tiró ella para ver el daño que yo me había hecho. Y se pegó una semana con el cuello fatal"

Joaquín y la anécdota de los huevos al sol

En una de las entrevistas con Bertín Osborne en El Show de Bertín, Joaquín confesó uno de los secretos más delicados de su infancia, pero el cual se lo toma con humor. "Mi madre no me quiso tener. Se tomaba los vasos esos que se tomaban con estropajos y se tiraba de la escalera boca abajo para abortar. Eso es tremendo y me lo han contado hasta los vecinos", afirmaba Joaquín.

"Las historias de tu madre son para no creérselas. Lo del huevo cocido es lo más gracioso que he escuchado nunca", dijo Bertín a Joaquín que aseguraba, "cuando yo lo cuento, la gente no se lo cree pero es verdad".

"Tenía un huevo como que no estaba hecho. Y entonces mi madre cuando yo nací dijo que había nacido con el huevo sin hacer y le dijo el médico: "Ana es muy pequeño pero cuando tenga un par de meses lo podemos operar, pero hay otra solución y es ponerlo todos los días al primer sol de la mañana". Y ahí mi madre me ponía todos los días esa media horita al sol hasta que el huevo se coció", explicaba Joaquín a un Bertín que no podía evitar partirse de la risa con esta peculiar anécdota del futbolista.

Joaquín y Bertín Osborne
Joaquín y Bertín Osborne

"Esto que parece broma es verdad", seguía recalcando un Joaquín Sánchez que siempre ha confirmado lo preciosa que fue su infancia y que quiera o no, le han convertido en el hombre que es hoy en día. 

Las liadas de Joaquín cuando era niño (que ni imaginas): "me puso los huevos al sol"