jueves 28/10/21

La listeriosis es una de las infecciones alimentarias más peligrosas

Desde 1926 que fue descubierta ha provocado innumerables muertes
La listeriosis es una de las infecciones alimentarias más peligrosas
La listeriosis es una de las infecciones alimentarias más peligrosas

La listeriosis es una infección que ha llegado a padecerse en diferentes partes del mundo, alarmando a todas las personas por su gran virulencia. Esta es provocada por una bacteria que se encuentra en algunos productos, y es que la listeriosis es una de las infecciones alimentarias más peligrosas.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis o listeria se trata de una infección, la cual se genera luego de la ingesta de algún alimento que se encuentre contagiado por la “Listeria monocytogenes”, una bacteria que se desarrolla de manera intracelular.

Esta fue descubierta en 1926, tras un brote en cerdos y conejos que los afectó notablemente, logrando que muchos de los animales que sufrieron su ataque, murieran. Y a pesar de que se logró determinar que esta bacteria fue la que causó tal inconveniente, no se tomó en cuenta su peligro hasta 1980.

Listeria monocytogenesListeria monocytogenes

En tal década, luego de haber estudiado más a fondo la Listeria monocytogenes, los investigadores se dieron cuenta de lo peligrosa que resultaba para la salud de las personas, produciéndoles enfermedades luego de que se consumiera algún alimento que estuviera contaminado por dicha bacteria.

La Listeria monocytogenes tiende a instalarse en animales, tanto salvajes como domésticos, y en las heces de ellos, al igual que en distintos tipos de suelos y en el agua, por lo que se ha logrado expandir.

Luego de una serie de largas investigaciones y estudios, los expertos han descubierto 17 especies de “Listeria spp”, de las cuales únicamente la Listeria monocytogenes ha resultado ser patógena para los humanos y animales.

Avisan de un lote de queso de cabra y vaca con listeriosis en Cádiz, Sevilla y Huelva

Conjuntamente, se ha confirmado que la tasa de mortalidad ocasionada por esta bacteria, está entre 20 y 30%, lo que confirma que es de las infecciones alimentarias más peligrosas que se han visto en la historia.

Lugares donde se encuentra la bacteria

La bacteria de la listeria se almacena, como fue mencionado, en suelos, agua y heces de distintos animales, sin embargo, estos no son los únicos lugares donde puede estar.

Los vegetales crudos que se encuentren en los suelos contaminados, pueden terminar igual, almacenando así a la bacteria.

También se encuentran en la piel de los animales, por lo que al tener contacto con ellos, es posible que nos infecten.

En cuanto a comida, puede estar en la carne cruda, leche que no ha sido pasteurizada y los productos que derivan de ella (que tampoco han pasado por tal proceso).

Avisan de un lote de queso de cabra y vaca con listeriosis en Cádiz, Sevilla y Huelva

También puede aparecer en productos que sí han sido procesados, entre ellos se encuentran los perro calientes (hotdog), quesos blandos y fiambres, y permanece en los congelados, como los mariscos y  el pescado, que han sido previamente contaminados.

¿A quién le afecta más?

Esta infección la puede padecer cualquier persona, sin embargo, se debe resaltar que no todos los contaminados tendrán la misma reacción, teniendo unos más complicaciones que otros.

Los principales afectados por la listeria son mujeres embarazadas, fetos en desarrollo, bebes recién nacidos y en crecimiento, las personas cuyo sistema inmunológico está debilitado (figuran los que tiene VIH positivo y los pacientes oncológicos), y los mayores de 65 años.

Si bien todas las personas que hayan sido infectadas deben tener un cuidado para evitar un mayor riesgo en la salud, estas personas son las que deben tener mucho más cuidado, ya que al tener una condición especial, son más propensos a que la listeriosis los afecte a un nivel mayor, y si no es tratado a tiempo, puede ocasionar la muerte.

Síntomas

Los síntomas de la listeriosis varían dependiendo de la condición de la persona, en términos generales, se puede mencionar la presencia de:

  • Escalofríos.
  • Dolores musculares en cualquier parte del cuerpo.
  • Fiebre.
  • Náuseas o vómito.
  • Diarrea.

Cuando esta bacteria logra llegar al sistema nervioso, los síntomas que se agregan a la lista son:

  • Rigidez en el cuello.
  • Confusión.
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Pérdida de equilibrio.
  • Convulsiones.

La aparición de los síntomas puede ser al poco tiempo de haber ingerido la comida que se encontraba contaminada, o en algunos casos, estos no aparecen sino alrededor de uno o dos meses luego de haber sido infectado por la bacteria.

La listeriosis se va expandiendo cada vez más rápido por el organismo, y ya que no todos suelen presentar síntomas graves desde que la bacteria entra al cuerpo, que revelen que la persona tenga esta infección, es más difícil prevenir su propagación.

Síntomas en mujeres embarazadas y bebés

Cuando una mujer embarazada se encuentra infectada de listeria, los síntomas aparecen a partir del tercer trimestre; como estos son leves y comunes, es normal pensar que se trata de un cuadro viral, por lo que no suele alertar a la persona que ha ingerido la bacteria, y esta tampoco es diagnosticada. Los síntomas son:

  • Confusión.
  • Problemas para mantener el equilibrio.
  • Rigidez en el cuello.
  • Dolores de cabeza.
  • Escalofríos y fiebres.
  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Convulsiones

Por parte de los bebés recién nacidos, estos, al ya ser infectados desde que se encuentran en el vientre, presentan varios síntomas a los pocos días de nacidos. Estos pueden ser:

  • Letargo.
  • Inapetencia.
  • Sarpullidos.
  • Dificultad para respirar.
  • Vómito.

¿Qué otras enfermedades puede causar?

Además de los síntomas que la infección presente, está la posibilidad de padecer algunas complicaciones en los órganos que han sido afectados, lo cual es más común ver en adultos. Las más leves son:

  • Acumulación de pus (Absceso).
  • Erupción cutánea.
  • Gastroenteritis.

Si la infección resulta ser más grave y hay otros órganos afectados, las posibles enfermedades son:

  • Neumonía.
  • Meningitis.
  • Septicemia.
  • Endocarditis.

Prevención

Es verdad que saber quiénes son los infectados para evitar el contacto cercano con ellos es una tarea complicada hasta que la persona sea diagnosticada, no obstante, hay maneras de prevenir la listeria que  pueden ayudar.

El primer consejo es lavar bien nuestras manos luego de que se haya tenido algún contacto con animales, ya sean domésticos o salvajes.

Cocinar bien los alimentos es importante, se recomienda que sea hasta que hiervan, aunque lo mejor es que sea cuando están a una temperatura mayor de 70 °C, ya que la bacteria es resistente y no se va a eliminar a una temperatura menor.

Las personas mencionadas que son más propensas a tener una listeriosis más grave, deben evitar el consumo de leche no pasteurizada, quesos blandos y los congelados.

La listeriosis es una de las infecciones alimentarias más peligrosas