viernes 3/12/21

Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol

El megacometa 2014 UN271 mide entre 100 y 300 kilómetros de diámetro y es 10 veces mayor que los meteoritos comunes
Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol
Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol

Hace poco los expertos se percataron de que un megacometa entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol. Este es 7 veces más grande que el satélite de Marte y el cometa Hale-Bopp, pero más pequeño que la luna más grande del Sistema Solar, y a pesar de la distancia de la Tierra al Sol que existe, es posible que la Tierra pueda sufrir daños.

¿Qué es el megacometa 2014 UN271?

El cometa Benardinelli-Bernstein, descubierto por el astrónomo Pedro Bernardinelli y su colega, ha hecho que nos preguntemos a qué se le llama solsticios y si este proceso del Sol puede verse afectado por la magnitud de este enorme objeto espacial, tal como señala con datos la NASA.

El descubrimiento de los astrónomos fue realizado durante el año 2014, por lo que también se le dio el nombre de cometa 2014 UN271. Este hallazgo se logró gracias a las imágenes obtenidas del archivo del Dark Energy Survey’ (DES).

Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol

El megacometa proviene de la misteriosa nube de Oort, un espacio lejano a nuestro planeta y el cual muchos astrónomos quieren explorar a profundidad, pero debido a la distancia a la que se encuentra, esto no ha sido posible.

Durante estos años se ha ido acercando cada vez más, y para este momento ya podemos decir que ha ingresado de forma sencilla a nuestro sistema planetario, y según la trayectoria que se ha estado siguiendo desde el 2014, el cometa Benardinelli-Bernstein ha trazado su camino directo hacia nuestra estrella más grande, el Sol.

¿Qué es y dónde está la nube de Oort?

La nube de Oort es un área enorme, la cual se encuentra en la parte exterior del Sistema Solar, estando de esa manera más lejos que el planetoide Plutón. Su extensión se encuentra entre las 2 mil unidades astronómicas hasta un año luz, algo que los expertos aún no han podido confirmar.

Aunque se mantenga en debate su extensión, sí que se sabe que es en esta zona donde se pierde la influencia gravitacional proveniente del Sol.

Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol

De esta es que provienen varios de los cometas que han pasado por los planetas de nuestro Sistema Solar a lo largo de la historia, y se piensa que también es el hogar de aspirantes a planetas enanos, como lo es el  planeta Sedna.

Que un megacometa como lo es el 2014 UN271 provenga de la nube de Oort, le da una pista a los astrónomos de lo que esta alberga, por lo que seguro habrán otros del mismo tamaño que el cometa que hoy visita nuestro sistema planetario, así como otros de mayor tamaño.

Descubrimiento de un cometa Goliat

Según Bernardinelli, él y Bernstein notaron la existencia del cometa mientras se encontraban en medio de una búsqueda de “objetos transneptunianos”, la cual se había prolongado por 6 años, por lo que la presencia del cometa fue motivo de alegría y de gran importancia para esta investigación que hacían los astrónomos

Tras su descubrimiento y estudio, el cometa obtuvo los dos nombres con los que hoy se le conoce, cometa 2014 UN271 o “Bernardinelli-Bernstein”, en honor a los compañeros que tuvieron tal increíble hallazgo.

Un meteorito surca el cielo de Andalucía a 72.000 km/h

Este cometa ha impresionado a muchos debido a su tamaño, que es distinguible de un cometa normal, ya que se estima que mide entre 100 y 300 kilómetros de diámetro, siendo unas 10 veces mayor que los cometas comunes que se suelen divisar.

Debido al tamaño que presenta, ha hecho que se descarte como parte de la clasificación de cometa gigante, y pase a entrar en la categoría Goliat, los cuales son aquellos de más de 50 kilómetros de diámetro.

Como este se encontraba muy lejos para la época en la que fue descubierto, se pensó que no pasaría de los 150 o 200 kilómetros de longitud, algo que el grupo de astrónomos ha vuelto a evaluar, debido al tiempo que pasó, y gracias al acercamiento y posteriormente su llegada al Sistema Solar, es que se han obtenido los datos anteriormente mencionados.

Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol

Conjuntamente con el nuevo estudio del posible tamaño de este cometa, los astrónomos han comentado que se puede tratar del primer cometa Goliat que ha visitado nuestro sistema planetario, o al menos el primero del que se ha tenido un registro histórico.

¿Qué es un objeto transneptuniano?

Los objetos transneptunianos son aquellos cuya órbita es alrededor del Sol, pero que están más lejos del planeta Neptuno. Las características que presentan son variadas, ya que se han encontrado de distintos tamaños y formas, así como con órbitas diferentes para cada uno.

En cuanto al tamaño que pueden alcanzar, tenemos como referencia al principal objeto transneptuniano, Plutón, un planetoide que tiene 2.400 kilómetros de ancho, siendo por el momento el más grande que se ha encontrado.

El periodo orbital del cometa 2014 UN271 se especula que es de menos de 600.000 años, siendo este el tiempo en el que tarda en dar la vuelta al Sol.

Cuando Bernardinelli y Bersntein descubrieron la existencia de este cometa Goliat, se encontraba a tres mil millones de kilómetros del planeta Tierra, una distancia que en astronomía puede ser algo corta.

¿Cómo es su composición?

En todo este tiempo, los astrónomos que han llevado esta investigación, junto con otros más que se han unido al estudio del 2014 UN271, no han podido dar con la composición de este cometa.

Es por esto que han decidido basarse en los datos que ya tienen de otros objetos transneptunianos, los cuales están formados principalmente por una mezcla de roca y hielo, junto con compuestos congelados como el nitrógeno, metano, el dióxido de carbono, entre otros.

También se cree que no se trata de un cometa redondo, sino que más bien este tiene una forma irregular.

¿Qué pasa si el cometa 2014 UN271 llega al Sol?

Luego de que se anunciara que el trayecto que tiene este cometa es directamente al Sol, muchos se han preocupado, ya que no saben si esto pueda afectar a esta gran estrella y a sus procesos, como los solsticios o equinoccios del año.

Estos eventos ocurren una vez que el eje de rotación del planeta Tierra se encuentra inclinado a 23,4 grados con respecto a la órbita que este sigue alrededor del Sol, y con ellos se puede ver que la estrella se encuentra en diferentes posiciones.

La última lluvia de meteoritos fue en el 2021 bajo una gran expectación

Al haber tal inclinación, los hemisferios norte y sur van a recibir cantidades de luz distintas, habiendo menos luz solar durante el solsticio de invierno y más frío, y viceversa durante el verano.

Los solsticios suceden dos veces al año, marcando así la llegada del verano durante junio y del invierno a finales del mes de noviembre. Lo mismo pasa con los equinoccios, los cuales dan inicio a la primavera y el otoño.

Ahora, con respecto a si estos se verán o no afectados por el cometa Goliat que va en dirección al Sol, los expertos han hablado del tema, diciendo que nuestra estrella principal no podrá sufrir daños, ya que sus calurosos rayos lograrán evaporar una gran parte del 2014 UN271 a una gran distancia.

Cuando esto sucede, pueden quedar algunos restos que continuarán en el espacio, mas no todos los fragmentos seguirán el camino que se tenía al principio. En caso de que uno se acerque un poco más al Sol, va a acabar de la misma manera que el cometa principal, pero esta vez no quedará nada de él.

En el hipotético caso de que este llegue al Sol sin haberse evaporado antes (algo que no ha sido posible hasta el momento), tampoco va a causar un daño en este, ya que apenas toque su superficie, será absorbido por la gran estrella y consumido por sus altas temperaturas.

¿Hasta dónde llegará el cometa?

Los expertos, tomando en cuenta la distancia a la que llegan los rayos solares junto con sus altas temperaturas, han dicho que este megacometa no pasará de la órbita de Saturno, planeta en el que los rayos de luz caliente provenientes de nuestra estrella se encargarán del proceso de evaporación de este cuerpo estelar.

Esto, además, significa que las probabilidades de que afecte a la Tierra se reducen bastante, logrando de esta manera que las preocupaciones de los habitantes de todo el planeta sean menores.

De hecho, los expertos están seguros de que no va a acercarse a menos de 1,5 millones de kilómetros a nosotros.

¿Cuándo va a llegar a la órbita de Saturno?

El cometa 2014 UN271 durante su descubrimiento se hallaba fuera del Sistema Solar y a una distancia que se encontraba alrededor de los 3 mil millones de kilómetros, siendo eso hace casi 7 años.

Desde el año 2014 se ha seguido la trayectoria que el cometa ha tenido, junto con todo lo que este ha transcurrido. Entre 2014 y 2018, viajó entre 20 y 23 unidades astronómicas.

Se le ha denominado unidad astronómica a la distancia media entre el Sol y el planeta Tierra, y esto equivale a 149.597.870,691 kilómetros, por lo que se puede decir que este cometa durante ese periodo de tiempo viajó aproximadamente 3.440.751.025,893 de kilómetros.

Eso demuestra que tuvo un desplazamiento importante, ya que se trata de un poco más de la distancia que separa al Sol del planeta Urano, el cual se ubica a 18,37 unidades astronómicas.

Tomando en cuenta la velocidad a la que ha ido desde la fecha en la que se descubrió, junto con lo que ha recorrido, los astrónomos han calculado que el 2014 UN271 tendrá su máximo acercamiento a nosotros en el año 2031, aunque como fue mencionado, este no llegará a la Tierra ni presenta un riesgo para ella.

Es probable que durante el 2031 podamos ver este megacometa, aunque esté a una gran distancia de la Tierra. Al mismo tiempo, se cree que al acercarse a su parada en la órbita de Saturno, el 2014 UN271 puede crear una cola, la cual también se podría divisar.

¿Actualmente se puede divisar este megacometa?

El cometa Bernardinelli-Bernstein, por el momento no se puede ver a simple vista, ya que este aún no se encuentra cerca de Saturno, punto en el que será más fácil verlo.

Usar binoculares o telescopios simples tampoco van a ser de mucha ayuda, sino que se necesitan telescopios como el Hubble, perteneciente a la NASA, y por el cual se ha visto el megacometa que se encuentra en el Sistema Solar.

Todos los lentes que posee han ayudado a observar de mejor manera la forma de este, por lo que se ha logrado mostrar al público cómo es.

Además, por las redes se ha visto cómo las personas han hecho modelos 3D del 2014 UN271, en el que se compara su tamaño con otros cometas que se han registrado en la historia, en los cuales se puede ver fácilmente la diferencia.

Sólo se debe esperar al 2031, año en el que no hará falta un equipo profesional para ver el cometa Bernardinelli-Bernstein, y en caso de una lluvia de estrellas, tampoco se va a necesitar, por lo que si no estuviste para la época del cometa Halley, tienes la oportunidad de observar a este nuevo visitante.

Tal año los astrónomos podrán observar mejor el cometa, logrando obtener los datos que necesitan; conjuntamente, ellos pueden planear que se haga un viaje por la zona en la que este pasará, o que se envíe algún implemento que pueda completar su estudio de mejor manera.

Comparación con otros cometas

Durante los últimos años, hemos contado con la presencia de dos cometas que se han podido divisar a simple vista, estos son los cometas Halley y Hale-Bopp.

El cometa Halley, o 1P/Halley, se trata de un cometa grande cuya extensión es de 5,5 km de radio y 11 km de diámetro, y que orbita alrededor del sol cada 75 años, aproximadamente. La última vez que se vio este cometa, fue en 1986, por lo que tiene 35 años cumplidos de su paso por la Tierra.

Por su parte, se encuentra el cometa Hale-Bopp, el cual tenía 30 km de radio y 60 km de diámetro, esto hizo que se incluyera en la categoría de los cometas gigantes.

Pero ninguno de estos han llegado a ser la mitad de lo que es el cometa 2014 UN271, el cual, además de su tamaño, su órbita es mucho más lejana, pero que a pesar de ello se acercará bastante al interior del Sistema Solar.

Es probable que, como pasó con el cometa Halley, de este megacometa queden algunos fragmentos en el espacio que provoquen una lluvia de estrellas.

Si esto llega a ocurrir será todo un espectáculo para quien lo vea, especialmente los aficionados a la astronomía y todo lo que esta incluya, ya que este tipo de acontecimientos no es algo muy usual.

Un megacometa gigante entra en el Sistema Solar y va directo hacia el Sol