domingo 22/5/22

Nuevas deducciones en el IRPF de la renta 2018 para autónomos 

Los asesores fiscales del Consejo de Economistas subrayan novedades y recomendaciones

Nuevas noticias del todo interesantes para los autónomos. Datos que no deben pasar por alto. Ni por asomo quedar desinformados. Todo suma. Hasta el conocimiento de causa. Y es que, de cara a la declaración de la renta que los ciudadanos tendrán que presentar en el primer semestre del 2019, ya los asesores fiscales del Consejo de Economistas han subrayado y han destacado recientemente novedades y recomendaciones. Muy singularmente para los trabajadores por cuenta propia.

Así las cosas, y a partir de la entrada en vigor el pasado enero de la denominada ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, los profesionales que trabajen por su cuenta, y además en casa, tendrán delimitado qué gastos corrientes y en qué proporción se pueden desgravar. Un asunto hasta ahora resbaladizo que ahora ya encuentra la aclaración necesaria.

Por ejemplo las deducciones por dietas y alojamiento benefician también a los autónomos desde este año. En palabras de los asesores del REAF –integrado en el Consejo de Economistas–, los autónomos que trabajan en casa, este año, “por vez primera, van a poder deducir con cierta seguridad” un 30% de los gastos de agua, electricidad, gas, teléfono o internet. En este porcentaje de deducción, explican, hay que tener en cuenta “los metros cuadros que proporcionalmente dediquen a la actividad” dentro de la vivienda habitual.

En este sentido, los trabajadores por cuenta propia también pasan a poder deducirse gastos realizados en el desarrollo de su actividad, si se producen en establecimientos de restauración y hostelería y se abonan con tarjeta. Los límites de deducción son 26,67 euros diarios por comidas (48 euros en el extranjero) y 53,34 euros diarios cuando se duerme fuera de casa (91,35 euros si es en el extranjero).

Más datos reseñables. Los asesores insisten sobremanera en las recomendaciones básicas para aliviar la factura fiscal: esto es, amortizar la hipoteca, si aún el contribuyente puede aplicarse la deducción por adquisición de vivienda habitual, aumentar las aportaciones a un plan de pensiones hasta un máximo de 8.000 euros para reducir la base imponible, así como “compensar pérdidas y ganancias de transmisiones”.

Nuevas deducciones en el IRPF de la renta 2018 para autónomos 
Comentarios