lunes. 15.04.2024
Joaquín en su casa posa para su cuenta de Instagram '@joaquinarte'
Joaquín en su casa posa para su cuenta de Instagram '@joaquinarte'

En el vibrante cosmos del fútbol, donde las leyendas se forjan en el verde esmeralda de los campos, Joaquín Sánchez, emblema eterno del Real Betis, ha trazado un camino dorado que trasciende los límites del deporte rey. No solo en Sevilla, sino en toda España, y cómo no, en Jerez de la Frontera, su figura se erige como un coloso no solo por sus hazañas con el balón, sino también por su astucia en el ámbito empresarial. Junto a Susana Saborido, su compañera de vida, ha sabido tejer una red de negocios que más allá de llenar sus arcas, dibuja el retrato de un visionario.

No es un secreto que la vida de Joaquín ha sido mucho más que goles y aplausos. El otrora capitán verdiblanco ha diversificado su fortuna, invirtiendo en un abanico de negocios que van desde plazas de garaje esparcidas por Andalucía hasta propiedades inmobiliarias, configurando así un imperio económico de envidiable solidez. Este exfutbolista, con la misma maestría con la que esquivaba rivales en el campo, ha sabido sortear los vaivenes del mercado para asegurar un futuro próspero para él y los suyos.

Más allá de las cuatro líneas que delimitan el campo de juego, Joaquín ha encontrado múltiples fuentes de ingresos. Desde sus aventuras empresariales fuera de los estadios hasta su reciente incursión en la televisión con Antena 3, su capacidad para generar riqueza parece no tener fin. Es momento de arrojar luz sobre el patrimonio que Joaquín Sánchez y Susana Saborido han construido, un legado que trasciende el mero hecho de ser figuras públicas.

La fortuna de Joaquín jugando al fútbol: Real Betis, Valencia CF, Málaga CF y Fiorentina

Corría el año 2000 cuando Joaquín, aún un joven promesa, daba sus primeros pasos en el Real Betis. Aquella etapa inicial, que duró seis años, no solo lo vio ascender de la cantera a ser uno de los jugadores mejor remunerados del equipo, sino que también marcó el comienzo de su leyenda. Aunque en aquel entonces las cifras se contaban en pesetas, es indiscutible que los millones de euros que comenzó a acumular sentaron las bases de lo que sería una carrera extraordinaria, aunque no exenta de momentos amargos, como su despedida de Lopera.

Joaquín junto a sus hijas Daniela y Salma en su partido homenaje | Salvador López Medina para El MIRA
Joaquín junto a sus hijas Daniela y Salma en su partido homenaje | Salvador López Medina para El MIRA

El año 2006 se convirtió en un punto de inflexión para Joaquín, marcando su primer gran traspaso al Valencia CF. Con un contrato anual de 1,8 millones de euros durante seis años, su estancia en Valencia, aunque no completó el contrato, le permitió embolsarse una suma que rondaría los 10 millones de euros. Este episodio fue solo el preludio de lo que estaba por venir.

Posteriormente, su carrera lo llevó al Málaga, donde durante dos temporadas (2011-12 y 2012-13) se convirtió en uno de los pilares del que muchos consideran el mejor Málaga de la historia. En este club, su salario también alcanzó cifras astronómicas, sumando aproximadamente otros 10 millones de euros brutos a su fortuna. La habilidad de Joaquín para brillar en el campo se reflejaba igualmente en su capacidad para negociar contratos lucrativos.

Joaquín, capitán del Real Betis, con la camiseta de la Fiorentina
Joaquín, capitán del Real Betis, con la camiseta de la Fiorentina

Italia fue el siguiente destino en su odisea futbolística. La Fiorentina le abrió sus puertas, ofreciéndole el contrato más lucrativo de su carrera. En el equipo italiano, Joaquín disfrutó de un salario de 2,7 millones de euros por temporada, cifra que nunca había alcanzado en su carrera y que no volvería a ver al regresar a su hogar en el Real Betis. A pesar de reducir su salario en su retorno para aliviar la masa salarial del club, su compromiso con el equipo de sus amores nunca flaqueó.

La fortuna de dinero que ganan Joaquín y Susana en televisión

El retorno a los focos se produjo de manera espectacular cuando, hace aproximadamente un año y medio, Joaquín debutó en la televisión con un programa que marcó el mejor estreno de la década. Su carisma innato y su conexión con el público lo convirtieron rápidamente en la gallina de los huevos de oro para Antena 3, un canal que reconoce el valor incalculable de tener a Joaquín entre sus estrellas.

Joaquín Sánchez y Susana Saborido en 'El Hormiguero'
Joaquín Sánchez y Susana Saborido en 'El Hormiguero'

Aunque el fútbol ha sido su vida, Joaquín siempre ha mantenido que el dinero nunca fue su principal motivación. Sin embargo, es innegable que su incursión en la televisión, junto con su esposa Susana, ha abierto nuevas avenidas de ingresos que, si bien no superan lo generado en su carrera futbolística, sí auguran un aumento significativo en su caché. La popularidad de ambos, especialmente tras el lanzamiento de 'Joaquín, el Capitán', sugiere que su remuneración podría equipararse a la de las grandes figuras televisivas.

Para dimensionar el fenómeno, basta con mirar a Pablo Motos, presentador de 'El Hormiguero' y amigo cercano de Joaquín, quien según Business Inside, percibe más de 4 millones de euros anuales. Esta referencia nos permite especular que el caché por episodio de 'Joaquín, el novato' podría estar en una liga similar, dada la enorme atracción que Joaquín genera en pantalla.

Las empresas de Joaquín reportan beneficios más allá de su etapa como futbolista y sus apariciones en televisión

En el terreno empresarial, Joaquín lidera una compañía que gestiona sus derechos de imagen y los de Susana, mostrando un activo inicial de 1,2 millones de euros que, sin duda, ha crecido exponencialmente con su éxito en 'Joaquín, el Novato'. Además, su incursión en el sector inmobiliario, junto con inversiones en plazas de garaje y el legado familiar del bar El Chino, reflejan una diversificación de ingresos que asegura su estabilidad económica.

Joaquín es una de las figuras publicitarias más requeridas en España por las grandes marcas

Finalmente, el impacto de Joaquín y Susana en el mundo publicitario es indiscutible. Marcas como Finetwork y Gillette han encontrado en ellos a los embajadores perfectos, sumándose a una lista de colaboraciones que incluye a AURGI, EAS Electric, y Mercedes Benz. Este flujo constante de ingresos, sumado a sus negocios inmobiliarios y su presencia en la televisión, no solo cimenta su posición económica actual sino que también promete ser la principal fuente de ingresos para el futuro de su familia, incluyendo a sus hijas, quienes ya comienzan a despuntar en el mundo de las redes sociales, acumulando seguidores y, potencialmente, abriendo sus propios caminos hacia el éxito.

Joaquín en el anuncio de Finetwork
Joaquín en el anuncio de Finetwork

La trayectoria de Joaquín Sánchez es un testimonio de cómo la pasión y el talento en el campo de fútbol pueden ser el preludio de una carrera igualmente exitosa fuera de él. Desde sus inicios en el Real Betis, pasando por su aventura en el Valencia, su impacto en el Málaga, hasta su incursión en el fútbol italiano con la Fiorentina, cada capítulo de su carrera deportiva ha estado marcado por el éxito y la habilidad para maximizar sus ingresos.

Su regreso al Betis, más que un final, fue el comienzo de una nueva etapa en la que Joaquín no solo contribuyó en el campo sino que también asumió un papel crucial en la reestructuración económica del club. Esta capacidad para adaptarse y sacrificar beneficios personales en pro del equipo demuestra la profundidad de su compromiso con el club de sus amores, un gesto que los aficionados béticos no olvidarán.

Joaquín y Susana en un anuncio de Gillette Labs
Joaquín y Susana en un anuncio de Gillette Labs

La historia de Joaquín Sánchez es la de un hombre que ha sabido convertir cada oportunidad en oro, tanto dentro como fuera del campo. Su viaje desde las canchas de fútbol hasta los platós de televisión y las salas de juntas empresariales es un testimonio de su versatilidad, carisma y visión. Mientras Joaquín y Susana continúan explorando nuevos horizontes, su historia sigue siendo una fuente de inspiración para muchos, demostrando que con talento, trabajo duro y una pizca de humor, los límites son solo un punto de partida hacia nuevos éxitos.

El patrimonio de Joaquín y Susana: fútbol, negocios y televisión