domingo 29/5/22

Esto es lo que podría ocurrirnos si tomamos comida quemada

La razón principal por la que los alimentos quemados son dañinos para la salud, radica en el cambio que sufren sus propiedades al someterse a temperaturas excesivas
Estos son los peligros de comer carne quemada
Estos son los peligros de comer carne quemada

La salud depende de muchos factores, ya sea en Jerez de la Frontera, o en cualquier parte del mundo. Entre estos factores destaca la alimentación, siendo este un elemento indispensable para poder gozar de un buen estado en general. Ahora bien, no se trata solo de comer alimentos sanos y evitar otros que no lo sean tanto, también es importante la manera en la que se cocinan los mismos, los implementos utilizados y hasta el grado de cocción que se obtenga, por eso vamos a aclarar la siguiente pregunta: ¿Qué pasa si tomo comida quemada?

Es una práctica más común de lo que se piensa

Aunque puede llegar a pensarse que no existe persona alguna a la que le agrade una comida quemada, lo cierto es que se trata este de un gusto más común de lo que puedes llegar a imaginar, especialmente con determinados alimentos como las carnes rojas, en las que resulta normal consultar al comensal acerca del término de cocción, siendo frecuente escuchar solicitudes como “bien cocida” o “tostada”.

También sucede con los pescados y las verduras mal preparadas que suelen irse de largo con la cocción por lo delicado de su piel, acabando con una mala presentación, completamente pasada de fuego.

Igualmente, quienes no son muy dados en la cocina y necesitan preparar sus propios platos, aunque no les agrade, suelen comer muchos quemados.

Costillas quemadas
Costillas quemadas

Es acá donde se establece entonces la importancia de dejar muy en claro que no se trata esta de una práctica saludable y con el tiempo puede acarrear consecuencias devastadoras para el organismo. Veamos cuáles son estas consecuencias y por qué se producen.

Cambios en las propiedades del alimento

La razón principal por la que los alimentos quemados son dañinos para la salud, radica en el cambio que sufren sus propiedades al someterse a temperaturas excesivas, básicamente conviertes un trozo de carne en carbón y ello, evidentemente, no puede ser bueno para el organismo.

El proceso digestivo se hace más lento y el cuerpo necesita utilizar mayor cantidad de energía para realizar una labor común, como lo es procesar el alimento para desechar toxinas y quedarse con los nutrientes, lo cual en este caso se dificulta, porque la mayor parte de lo que se ha consumido es simple veneno.

Aunado a ello, normalmente al quemar la comida esta se pega al utensilio manipulado, por lo que ingieres trozos de químicos o materiales nocivos con los que se elaboran tales productos.

Además, dependiendo del tipo de producto, las altas temperaturas a las que se someten los alimentos para llegar a un estado considerado como quemado, alteran su consistencia y producen la aparición de otras sustancias nada beneficiosas, como lo es, por ejemplo, la acrilamida, siendo en este caso los almidones y harinas los más propensos a su proliferación.

Pollo quemado
Pollo quemado

¿Quiénes son los más vulnerables?

Todas las personas, sin importar su edad, que tomen como una costumbre o como una práctica habitual el consumo de alimentos quemados, son vulnerables y pueden llegar a sufrir las consecuencias a nivel de salud.

Ahora bien, por supuesto, existe un sector de la población con mayor vulnerabilidad, y en este caso, como en muchos otros, son los niños y los adultos mayores. Esto se debe a que en ambos casos el sistema digestivo no se encuentra por completo en su máximo funcionamiento, en el primero de ellos aún madura, mientras que en el segundo se encuentra en etapa degenerativa.

Todo lo cual conlleva a que se dificulte el proceso para digerir alimentos y expulsar las toxinas de forma adecuada, por lo que se recomienda mantener especial cuidado con ellos y evitar el consumo de alimentos dañinos para la salud, especialmente si están quemados.

Niño comiendo pan quemado
Niño comiendo pan quemado

¿Qué daños puede ocasionar al organismo la comida quemada?

Aunque no existe una relación directa comprobada entre la aparición de determinadas condiciones físicas o enfermedades y la ingesta de comida quemada, son muchos los expertos en el área, organismos de salubridad e instituciones de renombre quienes aseguran que sí existe un indicio de ello.

Este es el caso del cáncer, una de las peores condiciones de salud que se le atribuye en cierta medida a la exposición de sustancias químicas nocivas y toxinas contenidas en los alimentos, los cuales se incrementan al sobre cocinarlos o quemarlos.

En otro orden de ideas, es obvio que la ingesta constante de alimentos quemados puede producir alteraciones digestivas, que con el tiempo se conviertan en condiciones de salud de gravedad, como una gastritis, obstrucciones intestinales, etc.

También es importante considerar las implicaciones en la salud bucal, porque el consumo de este tipo de comidas se presta para la aparición de caries dentales, halitosis, gingivitis y más.

Dolor de barriga
Dolor de barriga

¿Qué puedo hacer para evitar los daños?

Lo más importante es que evites a toda costa el consumo de cualquier tipo de alimento que se encuentre quemado o, yendo un poco más allá, sobre cocinado, es decir, que se haya expuesto a un nivel de temperatura que no sea el recomendado para el tipo de producto, ya que, como te he comentado antes, incluso si no parece quemado, al ser sobre expuestos a altas temperaturas producen sustancias nocivas.

También es recomendable escoger implementos de cocina de extrema calidad, antiadherente y libre de PFOA y PTFE, que eviten que tus alimentos se quemen o reciban un grado de calor mayor del que pretendes darle sin exponerte a otros tipos de peligros.

Puede que en alguna ocasión te haya tocado comer una comida quemada, quizás por compromiso o por no despreciar a una persona que se ha dedicado a cocinar especialmente para ti o para la ocasión, pero relájate, ¡no pasa nada! Recuerda que el problema radica en la práctica constante de ello.

Ya sabes entonces lo que pasa si tomas comida quemada de manera constante, por ende, si eres de esas personas que ama la carne cocida en exceso, no paras para comerte esas galletas aunque se encuentren chamuscadas, o adoras el llamado “socarrat” o raspadito de la paellera, a partir de este momento te lo pensarás 2 veces y optarás por cambiar tus hábitos y malas costumbres, todo sea por la salud y el bienestar general.

Esto es lo que podría ocurrirnos si tomamos comida quemada