viernes 24/9/21

Diego Bastos gana la final del Ciclo de Novilladas sin Picadores

En Villacarrillo cortó dos orejas y rabo; Víctor Barroso quedó segundo y Jesús Llobregat, tercero
Diego Bastos
Diego Bastos

El 28 de agosto se ha celebrado en Villacarrillo (Jaén) la Final en clase práctica del XXVII Ciclo sin Picadores organizado por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas “Pedro Romero” y retransmitido por Canal Sur TV. Al término del paseíllo se guardó un minuto de silencio y se interpretó el Himno Nacional. Después se entregaron, por parte del Ayuntamiento, unas placas de reconocimiento a la Asociación de Escuelas, que recogió su presidente, Eduardo Ordóñez, a Enrique Romero y a Francisco Ruiz Miguel, locutor y comentarista de Canal Sur TV.

1 La terna en VillacarrilloLa terna en Villacarrillo

Se contó con la presencia de Miguel Briones, Secretario General de la Consejería de Interior. Con tiempo soleado, se dio una entrada de casi lleno dentro del aforo permitido. Se soltaron seis novillos de El Torero, bien presentados y de buen juego en general; en el arrastre, al segundo y al sexto se les dio la vuelta al ruedo.

Resultado artístico

Jesús Llobregat (de la Escuela Taurina de Jaén), de verde botella y oro, en su primero aplicó un saludo, en tablas, que fue a menos por las protestas del animal. Barroso quitó por tafalleras, limpias, y replicó el jienense por el mismo palo. En la muleta el animal se mostró violento y, aunque Jesús empezó a torear en redondo, pronto recurrió a citar de largo, a hacer tandas cortas, a controlar la embestida y a sacarle los pases de uno en uno; con la izquierda sacó lo mejor, si bien breve; la preparación fue de ayudados por alto. Mató con cinco pinchazos y tres descabellos, oyendo dos avisos; saludó una ovación.

A su segundo, gacho y brusco, lo recibió con larga cambiada de rodillas, lances, chicuelina y revolera. Barroso hizo un quite por chicuelinas y revolera y la réplica del titular vino por verónicas, con dos medias y revolera. Los primeros compases dan varias tandas en redondo, aunque el novillo iba poniendo el freno; con la izquierda sigue en el mismo tono pero sufre algún desarme, por lo que vuelve pronto a la derecha; con la izquierda de nuevo, los pases salen ya de uno en uno y, finalmente, en tablas hay, a diestra, fase de circulares, con desplante, y preparación con ayudados por alto. Puso tres pinchazos y entera arriba, oyendo un aviso; cortó una oreja.

2 Minuto de silencioMinuto de silencio

Víctor Barroso (de la Escuela "La Gallosina" de El Puerto de Santa María), de blanco y oro con vivos negros, en su primero, colorado girón, saludó con dos faroles de rodillas, buenas verónicas y media. El quite de Bastos, en los medios, giró sobre delantales. Inició faena con tanda elegante y siguió con toreo templado, ante un animal repetidor; con la izquierda, tras tanda completa fue pronto a circulares de ambos sentidos, acortando distancias; cerró con manoletinas (muy propio del día), con fandango en el tendido. Puso pinchazo y honda arriba; fue premiado con las dos orejas.

A su segundo, gacho, paró con lances genuflexos y serpentina, metiendo el animal al cara. Bastos quitó por chicuelinas, buenas, con media y revolera. La faena principió bajando la mano, por lo que el animal perdió las manos, y siguieron dos tandas muy buenas en redondo; por el pitón izquierdo el toreo es de trazo largo; vuelto a derecha, sale tanda en redondo, limpia, pero al pasar a luquinas es revolcado, lo que no impidió seguir en redondo, alargando la labor. Mató de cuatro pinchazos y entera, oyendo aviso; hubo petición y dio una vuelta al ruedo.

Diego Bastos (de la Escuela Taurina de Sevilla), de azul y azabache, en su primero, cornidelantero, hizo larga cambiada de rodillas, seguida de lances genuflexos y verónicas bien movidas. El quite de Llobregat se hizo con gaoneras y por lo mismo fue la réplica de Bastos. Inició faena por alto y siguió luego toreo en redondo con un novillo pegajoso; con la izquierda se desenvolvió de uno en uno y sufrió varios desarmes; vuelto a diestra, seguimos de uno en uno y siguen los alcances de tela, para pasar a ayudados genuflexos, kikirikí, circulares y, finalmente, ayudados por alto. Puso dos pinchazos y estocada honda; saludó una ovación.

A su segundo, castaño cornidelantero, da larga cambiada de rodillas en tablas, lances al paso y larga de rodillas para rematar. El quite, breve, de Llobregat se reduce a media; Bastos replica con chicuelinas y dos medias. La faena empieza con doblones elegantes; en los medios hay tandas en redondo de toreo vertical, elegante; por el pitón izquierdo una tanda empieza con alcances pero va a mejor y otra sale un poco desordenada; tras circular y martinete hay desarme; por el derecho hay tanda de ir y venir, seguida de circulares; en tablas insiste con los circulares (parece que las escuelas no saben enseñar otra cosa). Mata de estocada y descabello y le dan las dos orejas y el rabo (este extremo, en nuestra opinión, sobrante). El mayoral de El Torero salió a saludar.

4 Foto de familia

Trofeos

Entre las cuadrillas destacó José Magaña. En el festejo se ha contado con todas las medidas de seguridad que exigen las autoridades sanitarias. Tras la recepción de las puntuaciones del jurado, se hizo pública la clasificación final. Diego Bastos fue declarado vencedor del XXVII Ciclo sin Picadores organizado por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas “Pedro Romero”; Víctor Barroso quedó segundo clasificado y Jesús Llobregat, tercero. Los tres recibieron sendas placas de recuerdo y Miguel Briones entregó un capote de paseo al vencedor, Bastos, que, curiosamente, era, con sus dieciséis años, el más joven de todos los participantes en el Ciclo.

Diego Bastos gana la final del Ciclo de Novilladas sin Picadores