viernes 27/5/22

Presentados los carteles de Alcalá de los Gazules y de Villaluenga del Rosario

Los Antiguos Alumnos de la Escuela de Jerez presentaron las dos próximas novilladas

El jueves, 21 de marzo, en Jerez de la Frontera ha tenido lugar un acto de presentación pública de las dos novilladas que se van a celebrar próximamente en la provincia de Cádiz, la mixta sin picadores de Alcalá de los Gazules, el 30 de marzo, y la picada de Villaluenga del Rosario, el 6 de abril, los dos primeros eventos taurinos del año en la provincia. El evento ha sido acogido en los salones de la Bodega Fernández Gao, situados en la calle Arcos.

La organización ha corrido a cargo de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Jerez, especialmente atendiendo al dato de que de ocho nombres anunciados en los dos carteles cuatro son antiguos alumnos de esta escuela. La convocatoria ha contado con algunos de los protagonistas en la mesa presidencial y con numeroso público en la sala, donde anotamos los nombres de los toreros retirados Luis Parra Jerezano, Antonio Lozano y Fran Gómez.

Jerónimo Roldán abrió el acto recordando los carteles. El 30 de marzo habrá en Alcalá de los Gazules una novillada mixta sin picadores con un novillo de Montes de Oca para el rejoneador Luis Zambrano y cuatro novillos de Diego Romero para Rafael Camino, Francisco Delgado, Javier Peregrino y Manuel Vera (el cual podrá lidiar además el sobrero, caso de no haber salido antes). El 6 de abril tendremos en Villaluenga del Rosario una novillada picada con seis novillos de Ángel Luis Peña para Alfredo Bernabeu, Javier Orozco e Ignacio Bonmati.

Antonio Sánchez Gago, representante de la bodega acogedora, dio la bienvenida y luego proclamó el apoyo de su empresa a toda manifestación taurina por lo que estaba encantado de acoger esta presentación, anunciando que al final se invitaría a un jerez de honor.

Benito Carral, presidente de los Antiguos Alumnos, recordó que las ganaderías anunciadas en Alcalá de los Gazules siempre dieron acogida a los alumnos de la Escuela de Jerez cuando necesitaban tentaderos. Agradeció a los ayuntamientos de las dos localidades por facilitar la organización de dos novilladas que canalicen la ilusión de jóvenes que viven la ilusión que tuvieron un día los antiguos alumnos, que ahora llevan dos años luchando por recuperar la Escuela de Tauromaquia de Jerez, tarea en la que se sienten apoyados por otras entidades taurinas. Antonio Valdivieso, de la Juventud Taurina Jerezana, anunció que, en colaboración con los Ayuntamientos de Alcalá de los Gazules y de Villaluenga del Rosario, su asociación fletará un autobús en cada ocasión para los que quieran acudir a los festejos, porque la tauromaquia no hay que defenderla, sólo hay que enseñarla.

El ganadero Diego Romero manifestó su responsabilidad por lidiar en su pueblo y, a la vez, su deseo de que las cosas salgan bien para disfrute de todos. Sobre algunos nombres, dijo que con Manuel Vera, cada vez que ha estado en casa, siempre habían tenido suerte y de él nada más que puede decir cosas buenas; Rafael Camino, a quien visto algunas veces, tiene unas buenas maneras y apunta alto y Francisco Delgado mató en diciembre un novillo de su ganadería en El Bosque, gustándole su firmeza.

Ignacio Bonmati reconoció que este acto era de agradecer porque todos los novilleros necesitan ayuda; además, hay pocas novilladas picadas y sin picar, casi ninguna, por lo que estos dos festejos serán una reivindicación para que los Ayuntamientos apoyen más novilladas. Rafael Camino dio las gracias por esta presentación ya que necesitan estos apoyos; en cuanto a Alcalá, dijo que, como pueblo, es un encanto y pensaba que los tendidos estarán llenos, sin olvidar el agradecimiento al ganadero.

Javier Peregrino, recién llegado, como Camino, de un tentadero clasificatorio en la finca onubense de Los Millares, se encontraba sorprendido por la asistencia de público, ya que ésta será su tercera novillada, pero además está preparado para afrontarla con mucha ilusión y con ganas de cortar las orejas. Manuel Vera declaró que es un privilegio torear en su pueblo dos años consecutivos, ya que el año pasado fue un éxito; se siente respaldado y tendrá oportunidad de matar una novillada de la tierra como la de Diego Romero, en una tarde que cree que será muy bonita para todos.

Finalmente, Jesús Rodríguez Arias cerró hablando como residente de Villaluenga, “el pueblo más bonito del mundo” del que es un apasionado, con sus tradiciones y con su tauromaquia; en él, dijo, el alcalde es el alma mater de las iniciativas taurinas y aprovechan la Feria del Queso para que, entre las diversas actividades programadas, la novillada sea la forma de redondearla, por lo que los buenos aficionados deben acudir para apoyar a los novilleros, que algún día pueden ser matadores de toros. Al finalizar las intervenciones los asistentes  pasaron al patio de la bodega para degustar los caldos de la casa mientras se prolongaban la tertulia y los comentarios en torno a las perspectivas que se abren con estos carteles presentados.

Presentados los carteles taurinos de Alcalá de los Gazules y de Villaluenga del Rosario