miércoles. 07.12.2022

Víctor Hernández gana el Zapato de Oro 2022

Se ha celebrado el prestigioso certamen novilleril de Arnedo, con quince novilleros

Víctor Hernández | Foto: Cultoro
Víctor Hernández | Foto: Cultoro

Se ha celebrado la XLVII Feria del Zapato de Oro de Arnedo (La Rioja) entre el 27 de septiembre y el 2 de octubre, compuesta de cinco novilladas con picadores. Han sido quince los novilleros que han participado en este prestigioso certamen.

Como cada año, esta feria taurina está enmarcada en las fiestas patronales de San Cosme y San Damián, que cuentan por primera vez con el distintivo de Fiesta de Interés Turístico Nacional. Resumimos el desarrollo del ciclo.

José Rojo | Foto: Cultoro
José Rojo | Foto: Cultoro

Primera novillada

El 27 de septiembre se celebró la primera novillada, con un tercio de entrada en los tendidos y con ganado de Cebada Gago. Villita en su primero, animal con peligro y que embestía a media altura, no consiguió ligar por la derecha y el pitón izquierdo era imposible; lo mató de dos pinchazos y estocada, quedando en silencio. En su segundo, flojo, toreó en los medios intentándolo pero sin llegar a entenderse con el novillo; mató de estocada caída y descabello, quedando otra vez en silencio.

Álvaro Burdel a su primero, sin transmisión, lo saludó de rodillas con una larga cambiada y lo sacó por verónicas a los medios rematando con dos medias; inició faena por alto y, valiente y con solvencia, buscó la ligazón sacando algún natural gustoso; mató de media y estocada algo caída pero eficaz, saludando una ovación. A su segundo, sin casta, lo recibió con doblones, verónicas, media y larga; con oficio, le robó algún que otro pase perdiendo pasos; mató de pinchazo en buen y dio una vuelta.

Christian Parejo a su primero, novillo con fijeza, saludó por chicuelinas y media. Citó de lejos en los medios y arrancó con tanda ligada; se puso de verdad por ambos pitones y fue volteado en tres ocasiones; mató de estocada y dio una vuelta. En su segundo, con nobleza, dejó pases de mucho mérito por ambos pitones, mostrando firmeza y valor, sin faltar el torero de cercanías y de rodillas, mató de estocada algo caída y tres descabellos, cortando una oreja.

Marcos Linares | Foto: Cultoro
Marcos Linares | Foto: Cultoro

Segunda novillada

El 28 de septiembre tuvo lugar el segundo festejo, también con un tercio de entrada, anunciándose ganado de Los Ronceles. García Pulido a su primero, noble, lo saludó por verónicas y lo quitó por gaoneras. Lo probó por ambos pitones y dejó momentos de profundidad; las manoletinas finales fueron muy asentadas, rematadas con un pase por detrás y un circular; mató de pinchazo y estocada, cortando una oreja tras aviso.

Recibió a su segundo, correoso, con varios lances y verónicas genuflexas; con la muleta fue volteado sin consecuencias aparentes; mató de pinchazo hondo y dos descabellos, quedando en silencio tras aviso. Pasó a la enfermería y fue atendido de una cornada interna en el gemelo derecho.

Alejandro Peñaranda dio a su primero, novillo con transmisión, un bonito saludo capotero por verónicas; con la muleta mostró oficio en tandas ligadas por ambos pitones, finalizando por manoletinas; mató de media estocada y tres descabellos, quedando en silencio. En su segundo, manso y protestón, saludó por verónicas de buen gusto; en la faena el novillo cabeceaba en cada embestida, entre arreón y arreón y llegó a prender al novillero, el cual mató de media estocada efectiva, sacando palmas. En la enfermería fue atendido, con pronóstico leve.

Fabio Jiménez en su primero, sobrero, noble pero protestado de salida por falta de fuerzas, comenzó faena con doblones y siguió con temple, especialmente en los naturales, seguidos de un buen trincherazo y pase de pecho; los derechazos finales fueron continuados por largos naturales y finalizó por alto; mató de estocada y logró las dos orejas. A su segundo, bien presentado pero brusco de embestida, lo recibió en el tercio por verónicas.

Logró una tanda al natural de mérito y se adornó al final con molinetes de buen gusto; mató de estocada y descabello, ganando oreja tras aviso.

Fabio Jiménez | Foto: Cultoro
Fabio Jiménez | Foto: Cultoro

Tercera novillada

El 30 de septiembre se celebró la tercera novillada con más de un tercio de entrada y con ganado de Alcurrucén. Víctor Hernández a su primero, soso, lo recibió con una larga cambiada de rodillas y con un intento de verónicas. Inició faena a media altura ante un animal que salía con la cara alta; por el pitón izquierdo hacía lo mismo; acabó por bernadinas; mató de una estocada y cortó una oreja.

Su segundo, que peleó bien en el caballo, tenía tendencia a irse en la muleta pero le bajó la mano, dejándosela siempre en la cara; por el pitón izquierdo iba bien y acabó en obra importante; mató de pinchazo y estocada, cortando otra oreja.

Sergio Rodríguez saludó a su primero, encastado, que metía bien la cara. Tras un inicio de faena torero, logró instantes de mano baja, especialmente por el pitón derecho; especialmente en las series finales hubo muletazos profundos; mató de pinchazo hondo y dos descabellos tras aviso, saludando una ovación.

Su segundo, algo tardo, también metía la cara en el capote. Con la muleta inició por bajo y pronto se fue al toreo de cercanías; mató de tres pinchazos y estocada costalera tras aviso, quedando en silencio.

Carla Otero en su primero no pudo estirarse a la verónica y sufrió una voltereta. En la muleta el animal andaba tirando derrotes, resultando muy complicado, aunque ella estuvo voluntariosa; mató de estocada entera y tuvo silencio.

Su segundo salió suelto y no se dejó picar. Sí rompió en la muleta por el pitón derecho y se terminó con un arrimón; mató de dos estocadas, con varios  descabellos, quedando nuevamente en silencio.

Christian Parejo
Christian Parejo | Foto: Cultoro

Cuarta novillada

El 1 octubre tuvo lugar la cuarta novillada del Zapato de Oro, con más de un tercio de entrada y anunciando novillos de Adolfo Martín. José Rojo en su primero, encastado, dejó momentos de arrestos y fue volteado por un animal que reponía mucho por el pitón izquierdo y era más potable a diestras; mató de estocada y se le concedió una oreja.

A su segundo, nada fácil, había que poderle; tuvo silencio. Fue atendido en la enfermería de una contusión en el muslo derecho.

Yon Lamothe vio cómo su primero, humillador, dio juego en varas y banderillas (con desmontere de los subalternos). Con la muleta dejó un toreo largo, especialmente por el pitón derecho, por donde dejó series potables y con conexión; mató de estocada entera y dio una vuelta al ruedo.

Su segundo, que fue de más a menos, se portó bien en varas pero cogió al banderillero Miguel de los Reyes. En el torero de cercanías el animal protestaba y acabó aburrido; la estocada quedó trasera y hubo ovación.

Jorge Molina en su primero, flojo, no estuvo acertado con el acero y quedó en silencio. En su segundo destacó especialmente al natural pero estropeó con la espada una buena faena y, tras dos avisos tuvo silencio.

Quinta novillada

El 2 de octubre se celebró la última novillada del ciclo con más de un tercio de entrada y ante un encierro de Talavante. Jorge Martínez en su primero, flojo, toreó bien toreó a la verónica. Con la muleta lo toreó en corto y dejó momentos de buen gusto ante un animal deslucido que cabeceaba continuamente; mató de dos pinchazos y estocada tras aviso, siendo silenciado.

Su segundo, también flojo, no tenía nada por el pitón derecho y solamente pudo sacar algún natural. Mató de pinchazo y estocada casi entera tras aviso y volvió a quedar en silencio.

Álvaro Alarcón en su primero, suelto todo el tiempo y complicado en banderillas, consiguió que humillara y metiera la cara con la derecha sin dejar de ser corretón pero en la parte última de la faena el animal demostró su sosería; mató de pinchazo y estocada y quedó en silencio.

En su segundo, también corretón, no pudo lucirse a la verónica. En la muleta el animal fue a su aire desde el comienzo y terminó rajándose; mató de cuatro pinchazos, tras aviso, y quedó otra vez en silencio. Alarcón decidió torear con una herida de quince centímetros, resultado de la cornada del día anterior en Madrid.

Marcos Linares vio cómo su primero dio juego en el caballo pero no en banderillas. Al comienzo de la muleta lo sometió por abajo pero luego luego la faena tuvo altibajos; mató de pinchazo, estocada y varios descabellos tras aviso y tuvo silencio.

En su segundo, flojo de salida, puso empeño ante uno al que le costaba encelarse en el engaño pero a pesar de su deslucida condición dejó momentos de buen gusto por ambos lados; mató de pinchazo y estocada, cortando una oreja.

Premios

Terminada la Feria del Zapato de Oro de Arnedo de 2022 se han hecho público por el jurado los premios, que quedan como sigue. El madrileño Víctor Hernández ha sido declarado triunfador del  Zapato de Oro 2022. La novillada de Adolfo Martín ha sido declarada la Más Completa. El novillo Jaramero, de Adolfo Martín, ha sido considerado el Mejor Novillo.

El premio al Mejor Toreo de Capote ha correspondido a Marcos Linares. El de la Mejor Estocada, a José Rojo. El de Mejor Par de Banderillas, a Manolo de los Reyes. El de Mejor Puyazo, a Ignacio Rodríguez. El Trofeo Afición Joven de Arnedo a la mejor tanda de naturales ha correspondido también a Víctor Hernández.

Víctor Hernández gana el Zapato de Oro 2022