domingo 29/5/22

La fotocopiadora

"Es necesaria una buena fotocopiadora que lance billetes y billetes"

La fotocopiadora

Dicen que en La Moncloa están buscando una buena fotocopiadora. La mejor. La que sea capaz de reproducir a un ritmo infernal y con la mayor calidad billetes de 5, 10, 20 ó 50 euros. Fotocopiadora que necesite poco mantenimiento para evitar parar la producción de billetes y, además, que gaste poca tinta.

El Estado español tiene el dinero que tiene, que no es otro que el recaudado por los impuestos que pagamos todos. Y con ese dinero hay que pagar a todos los funcionarios, todos los hospitales, todos los pensionistas, todos los profesores y todos los políticos, que aunque no son muchos, abultan bastante. Y, además, hay que hacer carreteras, colegios a la vuelta de la esquina, centros de salud en la otra esquina y seguir pagando la deuda exterior, entre otras muchas cosas.

Los pensionistas, de forma justa y de manera muy manipulada, exigen que le suban la pensión. A los policías nacionales y guardias civiles se les va a subir el sueldo, de forma considerable e igualmente justa. Al resto de funcionarios, al parecer, se les va subir también.

Las comunidades autónomas, todas, exigen mejorar la financiación. O lo que es lo mismo, quieren más dinero de la Administración Central para funcionar mejor, más que eso pueda parecer imposible. Los ayuntamientos andaluces claman al cielo porque este año no verán aumentados los ingresos por parte del Estado y de la Junta.

PSOE y Podemos se retiran de la subcomisión de Educación del Congreso porque exigen al Gobierno de Rajoy más dinero en los presupuestos de 2018, aún por aprobar, para el más que discutido sistema educativo español.

La lista de agraviados que reclaman del Estado – gobierno central, autonomías y ayuntamientos – mucho más dinero es infinita y los partidos que no gobiernan sólo saben sumar y sumar nuevos casos y porcentajes en una clara demostración de que estar en la oposición es sinónimo de irresponsabilidad.

Cuál es el problema: de dónde se saca el dinero. Una opción sería subir los impuestos, pero todos nos pondríamos de uñas. Otra, dejar de hacer carreteras, hospitales, polideportivos, pero subiría el número de trabajadores de la construcción en paro, a los que habría que pagar la prestación. Y seguro que cualquiera de ustedes aportaría un centenar de ideas, a buen seguro imposible de poner en práctica para obtener tanto dinero para tanta necesidad pública.

Será por eso por lo que es necesaria una buena fotocopiadora que lance billetes y billetes para tapar tanta boca y rendir así homenaje a todos los desde la óptica política quieren más, más y más a costa de lo que sea.

La fotocopiadora
Comentarios