viernes. 19.07.2024
Una futura pensionista de la Seguridad Social trabajando en una tienda de ropa
Una futura pensionista de la Seguridad Social trabajando en una tienda de ropa

La edad de jubilación es una de las principales preocupaciones de todos los trabajadores de España, también de Jerez de la Frontera, Sevilla y cualquier punto de la geografía española. Tener una pensión decente a la hora de la jubilación es una de las premisas más importantes para los trabajadores que llegados a cierta edad se preguntan: ¿me puedo jubilar con 10 años cotizados?

Pues bien, esta pregunta tiene diferentes respuestas. Realmente, una persona con 10 años cotizados no tendría derecho a cobrar una pensión contributiva de la Seguridad Social, sin embargo, si que podrían optar a cobrar la pensión no contributiva de jubilación del Imserso. Esta Administración será la encargada de tramitar estas ayudas con permiso del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En este sentido, una persona con 10 años cotizados tendría que mínimo llegar a los 15 para poder optar a una pensión contributiva de la Seguridad Social y haber alcanzado los 65 años o la edad vigente, pues hasta 2027 continuará en progresivo aumento hasta los 67 años.

Pensión de jubilación con 10 años cotizados

Las pensiones no contributivas se dan a personas que no han llegado a cotizar lo suficiente o directamente no han cotizado en la Seguridad Social. Por ello, surgen estas ayudas para salvaguardar la economía de los colectivos más vulnerables. En este sentido, toda persona a partir de 65 años puede optar a cobrar una pensión no contributiva sin necesidad de tener nada cotizado.

Mujer pensionista sostiene una cartera llena de billetes de 100 euros
Mujer pensionista sostiene una cartera llena de billetes de 100 euros

Este tipo de pensión no permite adelantar la edad de jubilación, como ocurre en el caso de las contributivas en las que puedes solicitar la pensión anticipada. Por ello, quienes hayan cotizado 10 años o menos a la Seguridad Social tendrán que esperar hasta cumplir 65 años para acceder a esta ayuda.

No obstante, la opción más recomendable en algunos casos es esperarse hasta llegar a cotizar como mínimo 15 años, pues así podemos acceder a la modalidad contributiva, que es mucho más beneficiosa que la no contributiva. Eso sí, en ciertos casos en los que no se va a llegar al mínimo cotizado, como por ejemplo con 69 años, lo mejor es optar a esta pensión del Imserso que garantiza unos ingresos mínimos.

Una pensionista revisa el estado de su pensión de la Seguridad Social
Una pensionista revisa el estado de su pensión de la Seguridad Social

Requisitos para optar a una pensión no contributiva de jubilación

El primer requisito imprescindible a cumplir es el de residir en España y haberlo hecho durante mínimo 10 años. Además, dos de esos años deben de ser consecutivos e inmediatamente anteriores al momento de la solicitud de la pensión no contributiva.

Otro requisito indispensable es el de demostrar una carencia de rentas de 7.250,60 euros anuales. En 2024, se mantiene en esta cifra el límite máximo para poder solicitar una pensión no contributiva, aunque estos límites pueden aumentar si se vive con familiares y por su grado de parentesco.

Un pensionista comprueba su certificado de IRPF de la Seguridad Social
Un pensionista comprueba su certificado de IRPF de la Seguridad Social

En caso de vivir con cónyuge y/o parientes de segundo grado (padres, hijos, abuelos, nietos y hermanos) los límites se fijan de la siguiente manera: Con dos convivientes 12.326,02 euros anuales, con tres convivientes 17.401,44 euros anuales, con cuatro convivientes 22.467,86 euros anuales.

Eso sí, si entre esos se encuentran padres e hijos la cuantía subirá de la siguiente manera: dos convivientes 30.815,05 euros al año, tres convivientes 43.503,60 euros al año, cuatro convivientes 56.192,15 euros al año.

La Seguridad Social lo avisa: esta es la edad de jubilación si solo tienes 10 años...