jueves. 30.05.2024
imagen
imagen
imagen
Un cortijo de Jaén
Un cortijo de Jaén

Impactante suceso en Andalucía, concretamente en Jaén donde un hombre ha violado en un cortijo al hijo pequeño de su patrón. La justicia ya ha actuado y ha emitido su correspondiente condena por la comisión de estos hechos.

De esta manera, y según la información que ha trascendido, la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén ha condenado a doce años y medio de cárcel un hombre, de 36 años, por violar al hijo de su patrón, un niño de 12 años de edad.

Imagen de la vista celebrada en la Audiencia de Jaén
Imagen de la vista celebrada en la Audiencia de Jaén

En este sentido conviene aclarar que los hechos sentenciados se remontan al 17 de agosto de 2020 cuando el acusado se quedó a cargo del hijo de sus patrones y de tres amigos más en el cortijo de propiedad familiar donde iban a pasar presuntamente una noche de diversión.

Hombre de confianza de la familia

La resolución confirma que el acusado era uno de los hombres de confianza de la familia del menor con la que llevaba trabajando un par de años. Por la noche los menores decidieron jugar al escondite dentro del cortijo, ubicado en una aldea de una localidad de la provincia de Jaén.

El testimonio de la víctima, que ahora tiene 16 años revela que se dividieron en dos equipos y a él le tocó con el acusado, mientras que en el segundo equipo estaban sus tres amigos. Fue poco después cuando estaba con el acusado en una de las habitaciones del cortijo en el momento empezaron los tocamientos de índole sexual hasta que el al final lo inmovilizó y lo violó. "Me callé porque pensé que si gritaba o pedía ayuda, me haría daño", confesaba ante el tribunal.

Poco después se lo contó a sus amigos y llamó por teléfono a su madre y a su hermana, pero no se lo cogieron y optaron por dormir todos los amigos juntos encerrados con llave en una habitación. Sin embargo, terminó contándoselo a su madre que fue la que lo llevó a un pediatra que en el reconocimiento halló una fisura anal en el menor, por lo que la doctora dio parte al Juzgado para que se hiciese cargo del asunto.

Pensaba que no le creerían

El niño lloró mucho por lo ocurrido y reconoció ante el tribunal que no quería contarlo porque pensaba que no le iban a creer, sobre todo porque el acusado era una persona de confianza de su familia con la que se llevaban "muy bien". El procesado negó los cargos y se declaró inocente, mientras que la madre del menor señaló que en cuando ocurrieron los hechos el procesado le pidió perdón y le rogó que no denunciara.

La resolución considera "probado que el procesado ejerció violencia física sobre la víctima, sujetando al menor con fuerza para así conseguir que no pudiera marcharse, no siendo necesario en modo alguno, y menos tratándose de un menor de dieciséis años, que apenas se podía defender".

Fachada de la Audiencia Provincial de Jaén
Fachada de la Audiencia Provincial de Jaén

Finalmente, hay que añadir que el menor "quedó bloqueado, inmóvil por miedo, y por la situación que estaba sufriendo". El tribunal incide en que el procesado cometió los hechos contra un menor que "se hallaba en una situación de vulnerabilidad por razón de su reconocida discapacidad".

Viola al hijo pequeño de su patrón jugando al escondite en un cortijo de Jaén