sábado 27/11/21

Detenido en Málaga por contrabando un prófugo que formaba parte de un clan napolitano

Trabajaba, presuntamente, para un grupo criminal de Nápoles conocido como 'Clan Di Lauro' y estaba reclamado por las autoridades italianas
Diseño sin título - 2021-11-04T112152.664
Detenido en Málaga por contrabando un prófugo que formaba parte de un clan napolitano

A finales de octubre, agentes de la Policía Nacional detuvieron, en Málaga, a un fugitivo de 58 años de nacionalidad española en virtud de una orden europea de detención y entrega (OEDE) en vigor, que fue dictada por las autoridades italianas con motivo de tráfico ilícito.

Tal y como han informado desde la Comisaría provincial de Málaga mediante un comunicado, el investigado, en complicidad con otros, ha sido acusado de contrabando de tabaco y trabajaría para un clan napolitano.

'Clan Di Lauro'

Presuntamente, han sido varias las ocasiones en las que intentaron introducir una indefinida cantidad de esta sustancia, ocultándola en contenedores, en territorio italiano procedente de Singapur y Dubai. El detenido, junto a sus cómplices, se encontrarían trabajando para el grupo criminal 'Clan Di Lauro'.

Los efectivos de la Policía Nacional localizaron y detuvieron al individuo el pasado día 24 de octubre, después de comprobar que tenía en vigor una orden europea de detención, siendo, posteriormente, trasladado a dependencias policiales.

El Tribunal de Nápoles dictó una requisitoria que aún se encuentra en vigor desde el mes de diciembre de 2019. Asimismo, esta tiene señalada el cumplimiento de una condena de siete años.

Tanto el detenido como el atestado policial instruido han sido puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional.

Otro prófugo detenido en Málaga

El pasado martes, 26 de octubre, en Alhaurín de la Torres, la Policía Nacional detuvo a un peligroso fugitivo, al cual las autoridades de la República Checa le habían insertado una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), como consecuencia de un delito de violencia de género.

El prófugo había causado graves lesiones a su antigua pareja utilizando una barra de hierro, sucediendo esto en su país de origen en abril de 2017.

Cuando los agentes iban a proceder a su detención, el individuo se mostró violento y escurridizo, llegando a agredir a dos de los efectivos que integraba el dispositivo de búsqueda, con patadas, puñetazos y mordiscos. Los agentes tuvieron que ser atendidos en un centro médico.

En una segunda ocasión, la Policía volvió a localizar al sospechoso y consiguieron reducirle tras una persecución a pie a través del campo. El prófugo intentó huir de nuevo mediante el uso de la fuerza, viéndose necesaria la actuación de varios agentes para logar su detención.

Detenido en Málaga por contrabando un prófugo que formaba parte de un clan napolitano