sábado 4/12/21

Así es cómo el síndrome anal inquieto te cambia la vida

El síndrome anal inquieto se relaciona con el Covid-19 y afecta al sistema nervioso provocando una necesidad impulsiva de mover las piernas, entre otras reacciones
Así es cómo el síndrome anal inquieto te cambia la vida
Así es cómo el síndrome anal inquieto te cambia la vida

Justo cuando se cumplen dos años del comienzo de la pandemia en el mundo, el Covid-19 no para de dejar nuevas secuelas en aquellos a los que les toca vivir la enfermedad de cerca. En los últimos meses, se ha hablado y mucho sobre las secuelas del Coronavirus y como estas pueden llegar a cambiarte la vida. Tal es el caso del Síndrome Anal Inquieto, una patología que podría estar relacionada con el Covid-19 y que amarga la existencia de quienes lo padecen.

Hace unos meses, una investigación publicada en 'BMC Infectious Diseases' confirmó el caso de un hombre de 77 años que desarrolló un malestar anal profundo e inquieto en el ano. Según médicos del Hospital Universitario de Tokio, los síntomas mostrados por el hombre estaban relacionados con los que mostraban los pacientes con síndrome de piernas inquietas.

De acuerdo al estudio, este síndrome tiene su origen en un trastorno neurológico asociado a síntomas y efectos típicos relacionados con la calidad de vida, pero, ¿cómo afecta esto en e día a día de quienes lo padecen?

Síntomas del Síndrome Anal Inquieto

El Síndrome Anal Inquieto es una variante del 'Síndrome de Piernas Inquietas (SPI), que en estos meses también se ha relacionado con algunos casos de Covid-19. De hecho, el síndrome piernas inquietas es un trastorno neurológico y sensoriomotor común que está provocado por una disfunción del sistema nervioso central. 

Esta patología es capaz de afectar gravemente en la calidad de vida de quienes lo padecen, puesto que les provoca la necesidad incontrolable de mover las piernas y produce sensación de incomodidad permanente en las piernas.

Así es cómo el síndrome anal inquieto te cambia la vida

Estas sensaciones son muy parecidas a las que ocurren con el síndrome anal inquieto, que produce la imperiosa necesidad de mover las extremidades para aliviar el dolor, picor, ardor y hormigueo que se siente en las piernas cuando se padece este síndrome. Así, estos son los principales síntomas que provoca el Síndrome Anal Inquieto: 

  • Hemorroides internas
  • Pérdida de la sensibilidad de la zona del periné
  • Dolor anal a 10 centímetros del ano
  • Necesidad de moverse que empeora cuando se está en descanso y por la noche
  • Cosquilleo, hormigueo, tirones, dolor y picazón, al igual que con el síndrome de piernas inquietas.

Cómo tratar el Síndrome Anal Inquieto

Precisamente, las desagradables situaciones provocadas por el síndrome ocurren más bien dentro de la extremidad que sobre la piel, por lo que para lograr disminuir sus efectos se recomienda andar, estirar, sacudir las piernas o movernos un poco del sitio. Es decir, lo mismo que debemos hacer cuando tenemos las piernas inquietas.

Eso sí, el Síndrome Anal Inquieto es algo más incómodo, pues en muchas ocasiones podemos llegar a sentir una especia de "malestar anal", que puede aliviarse con clonazepam, un medicamento para tratar las convulsiones. 

El padecer este síndrome puede agriarnos en parte nuestro día a día, puesto que la desagradable sensación que nos provoca en ano y piernas nos impedirá desarrollar nuestras labores con total plenitud.

Por ello, si sientes que puedes padecer este síndrome que podría estar derivado del Covid-19, lo más recomendable es acudir a tu médico de cabecera o especialista para tratarlo lo antes posible.

Así es cómo el síndrome anal inquieto te cambia la vida