miércoles 18/5/22

Daniel Blanco, un joven español cuenta su experiencia desde dentro del hospital al estar ingresado por una infección en un pie. Lamenta que no cesa de llamar a la enfermera y que no llega nadie a atenderle. Y lo peor de todo, su compañero lleva 6 horas muerto, según afirma, y nadie viene a recogerlo. Sigue en la cama de al lado. Ambos casos, recalca, no tienen que ver con Coronavirus. A través de unos vídeos colgados en Instagram, los cuales se han viralizado, ha hecho público lo que valora como carencias en el sistema sanitario.

Sin embargo señala que nadie viene a atenderlo tras pulsar el botón de llamada. Lamenta el fallecimiento de su compañero, quien indicaba que tenía patologías en el pulmón y cardiacas, y que llamaba sin parar y nadie llegaba a atenderlo. Denuncia que el problema no es el coronavirus, sino la falta de sanitarios. "Me puede estar dando un infarto y nadie viene".

Blanco estalla ante lo que está viviendo en su hospitalización. "Quiero denunciar como está la sanidad en este país, es una auténtica vergüenza. Yo llamo para que vengan a suministrarme medicamentos, y en vez de una enfermera me viene una limpiadora. Son cosas que no son normales".

En un segundo vídeo en su cuenta de Instagram, Daniel Blanco, joven deportista como se puede comprobar en sus redes sociales, incide en que su compañero de habitación lleva ya 6 horas fallecido y nadie ha ido a llevárselo.

La ministra de Sanidad es optimista: "Estamos empezando a doblegar la curva"

La nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, se ha mostrado optimista con el escenario futuro de la tercera ola de COVID-19. "Estamos empezando en España a doblegar la curva", ha argumentado en su primera comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados.

"Los indicadores nos siguen situando dentro del escenario de riesgo muy alto o extremo, pero estamos empezando a doblegar la curva". Además, ha puntualizando que "todavía quedan semanas duras para doblegar la curva y mantenerla baja".

Darias ha advertido de que las hospitalizaciones y los fallecimientos comienzan a descender semanas después de los contagios, por lo que ha mostrado su preocupación.

"El número de casos nuevos está descendiendo y algunas CCAA están en descenso pero la ocupación hospitalaria es muy alta: ocho comunidades autónomas tienen la mitad o más de camas UCI ocupadas por pacientes con COVID-19. Nos esperan días difíciles y complicados", ha recordado.

"Es una vergüenza como está la sanidad en este país"