martes 22/6/21

Investigan casos de inflamación cardíaca en jóvenes vacunados con Pfizer o Moderna

Los jefes de los CDC han asegurado que se trata de un número de casos, 226, mayor de lo esperado, aunque la inflamación cardiaca en un efecto secundario de la vacuna
Vacunación con Pfizer
Vacunación con Pfizer

Los jefes de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos han convocado una reunión de emergencia para evaluar los casos de inflamación cardíaca que se han registrado entre los jóvenes que han recibido las vacunas de Pfizer y Moderna

Los jefes de los CDC han asegurado que se trata de un número de casos, 226, mayor de lo esperado, aunque sigue siendo un efecto secundario raro de la vacuna, que ha sido administrada a miles de adolescentes de entre 12 y 17 años.

El próximo 18 de junio se llevará a cabo una reunión para valorar estos casos de  miocarditis y pericarditis después de las inyecciones.

Entre los 226 afectados, tres están en cuidados intensivos, 15 están hospitalizados y 41 tienen síntomas continuos. El resto, 167, se ha recuperado con normalidad.  

Todavía no está claro si estas afecciones están relacionadas con la vacuna, por lo que los CDC continúan instando a todas las personas de 12 años o más a que se vacunen. 

Decisión en julio

El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha comenzado este martes a evaluar la ampliación del uso de la vacuna contra la Covid-19 de la compañía Moderna para incluir a los jóvenes de 12 a 17 años.

Según ha informado la EMA en un comunicado, el resultado de la evaluación se espera "para el mes de julio, a menos que se necesite información adicional".

El dictamen del CHMP sobre la ampliación del uso de la vacuna, junto con los posibles requisitos para la realización de estudios adicionales y la supervisión de la seguridad, se remitirá a la Comisión Europea, que emitirá una decisión final legalmente vinculante aplicable en todos los Estados miembros de la UE.

La vacuna de Moderna, que actualmente está autorizada en personas de 18 años o más, contiene una molécula llamada ARN mensajero (ARNm) con instrucciones para producir una proteína conocida como proteína de espiga, que está presente de forma natural en el SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19. Así, actúa preparando al organismo para defenderse del SARS-CoV-2.

Investigan casos de inflamación cardíaca en jóvenes vacunados con Pfizer o Moderna