miércoles 26/1/22
Una profesora recorre las carreteras para alimentarse de animales atropellados
Una profesora recorre las carreteras para alimentarse de animales atropellados

Una historia que parece sacada de una película de terror. Sarah Day, una maestra escolar de la ciudad de Essex, al sur de Reino Unido, ha confesado que se alimenta de animales atropellados.

En concreto, y según ha podido saber este medio, reutiliza su piel para crear objetos y usa los huesos para fabricar herramientas y armas.

Hay que añadir como dato curioso que Day enseña clases de historia en una institución al nordeste de Londres. Durante sus lecciones, educa a los niños sobre las habilidades de supervivencia.

Mujer de las cavernas profesional

La profesora se autodenomina una "mujer de las cavernas profesional" y explica que come animales atropellados una vez a la semana, aunque no siempre tiene la suerte de encontrárselos.

Y va más allá con una revelación sorprendente: "Mi congelador está lleno de animales atropellados, lo cual es útil durante el invierno porque puedo descongelar el ciervo o el conejo para hacer un guiso abundante".

La profesora convierte la piel y las tripas en cuero. Y no esconde su predilección porque estos seres son piezas asombrosas de ingeniería que utiliza para elaborar herramientas y armas. Y lo justifica todo en que los animales ya están muertos.

Finalmente, hay que añadir como dato que las frutas, vegetales y plantas silvestres también están dentro de su régimen alimenticio.

Una mujer recorre las carreteras para comerse a los animales atropellados